Qué es un SUV y en qué se diferencia de un ‘crossover’

Estas carrocerías de moda acaparan más del 60% de las ventas de coches nuevos en Europa, y tienen grandes diferencias entre ellas.

BMW
A pesar de sus similitudes visuales, un SUV, un crossover y un todoterreno tienen muchas diferencias.

Desde hace algunos años, no deja de acrecentarse el fenómeno de los SUV y el de los crossover. A grandes rasgos, no dejan de ser berlinas con carrocería elevada. Se trata de modelos con cierto aspecto de todoterreno y con ruedas con mayor tamaño de lo habitual, aunque la mayoría de ellos no sean 4×4 ni tengan mayores pretensiones camperas.

La gran aceptación de este tipo de coches tiene una explicación, porque aportan ciertas ventajas sobre los tradicionales. Sin embargo, al plantearse su compra también habrá que tener en cuenta ciertos inconvenientes frente a los modelos de altura más reducida. 

La primera satisfacción que aporta a su propietario un coche de carrocería elevada es una excelente accesibilidad. La mayor altura del asiento a la hora de acomodarse, unas puertas más grandes y un dintel más elevado facilitan la entrada y salida de los ocupantes. Y, en la parte posterior, un generoso portón y un nivel de carga más alto facilitan la manipulación del equipaje.

¿Qué es un SUV?

El acrónimo de SUV proviene de la expresión inglesa sport utility vehicle (‘vehículo utilitario deportivo’) y se utiliza para los automóviles que combinan elementos propios de un todoterreno y de un turismo convencional. Algunas marcas emplean otros términos para referirse a estas carrocerías: SAV (sport activity vehicle) o CUV (crossover utility vehicle).

Nissan
Nissan X-Trail.

¿Qué es un ‘crossover’?

Por su parte, en los crossover se podría hablar de un cruce, que sería la traducción al español del término anglosajón. Es un híbrido entre un automóvil de pasajeros convencional con ciertas características de los todoterreno, en su mayoría visuales, que ha sido diseñado para un uso exclusivo, urbano y de carretera.

Hyundai
Hyundai Bayon.

¿Qué es un todoterreno?

La tercera carrocería en discordia, y que crea también confusión en el público, es la más clásica y se denomina todoterreno. Es el 4×4 puro con un aspecto robusto y de líneas cuadradas. Un todoterreno ha sido diseñado para circular con todas las garantías por caminos, pistas de tierra e incluso para vadear ríos o alcanzar a zonas de difícil acceso. 

Estos últimos cuentan con un chasis de doble viga, tracción a las cuatro ruedas, suspensión elevada, ruedas de perfil alto, bajos reforzados y caja de cambio con reductoras.

Mercedes-Benz
Mercedes Clase G.

Ventajas de las carrocerías elevadas

A la hora de conducir, la posición más dominante del entorno y la visibilidad periférica mejorará respecto a los coches con un formato más bajo, como los compactos o las berlinas clásicas. Desde el puesto de conducción de un coche con carrocería alta se ve más lejos, y también se posee una mejor percepción del entorno y una visión más amplia en los retrovisores. 

Otra ventaja de los coches altos es su habitabilidad. Ya sean de tamaño compacto, familiar o más grandes, disponen de mucho espacio aprovechable en su interior. La razón es que, aunque en muchas ocasiones compartan la misma plataforma que las berlinas, disponen de unos voladizos más grandes.

Esto permite aprovechar mejor la distancia entre los ejes para así agrandar el habitáculo y el espacio disponible entre los asientos. Además, la mayor altura al techo ofrece más espacio para las cabezas de los ocupantes adultos.

Gran polivalencia

Los coches con una carrocería alta también ofrecen una mayor polivalencia, al disponer en algunos modelos de asientos desplazables para ganar sitio al maletero, y que además se pueden abatir y plegar con más facilidad para agrandar a voluntad el espacio de carga.

La ventaja práctica suele completarse con un espacio más grande de lo normal para el equipaje y con diversos espacios portaobjetos repartidos en el interior del habitáculo, que suman una mayor capacidad útil que los habituales en las berlinas clásicas. 

Y, en algunos casos, aprovechan además su diseño posterior, más voluminoso y cúbico que en otros coches, para sumar la ventaja de una tercera fila de asientos y aumentar la capacidad a siete plazas. 

Fuera del asfalto

A pesar de que las tres carrocerías en discordia (SUV, crossover y todoterreno) puedan parecer, de entrada, similares, solo la última está capacitada para un verdadero uso fuera del asfalto. Un SUV puede hacer pequeñas escapadas por pistas de tierra en buen estado, e incluso salir victorioso de zonas de barro o nevadas. 

Además, la mayor distancia libre al suelo y unas ruedas de mayor tamaño que las convencionales permiten a este tipo de coches (generalmente de tracción 4×2) rebasar pequeños obstáculos como bordillos y escalones. Por su parte, los crossover tienen muy limitadas sus salidas más allá de las carreteras. Ese límite es el mismo que un conductor tendría con un turismo convencional.

Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, X o Instagram

Sobre la firma

Rubén Pérez

Entusiasta del motor en toda su magnitud, preferiblemente los V12. Le dijeron que cuatro ruedas eran mejor que dos, por eso se compró otra moto. Claro que también le apasiona cuando van las cuatro juntas. Ha trabajado como creativo publicitario para muchas marcas de coches y motos e hizo la mili en esto de juntar letras en la editorial Luike.

Más Información

BMW X2
averia

Archivado en

· · · ·

Newsletter ElMotor

Recibe la newsletter de EL MOTOR con toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia.

Apúntate

Newsletter ElMotor

Recibe la newsletter de EL MOTOR con toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia.

Apúntate

Servicios ELMOTOR

Encuentra los mejores talleres, seguros, autoescuelas, neumáticos…

BUSCAR
Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no