Actualidad

El Seat Tarraco PHEV será el primer híbrido enchufable de la marca

Llegará en 2020 con una potencia total de 245 CV y una autonomía eléctrica de 50 kilómetros, que le otorga la etiqueta 0 de la DGT.

Seat Tarraco PHEV

Las ventajas de la versión PHEV del Tarraco serán tantas como valiosas. / Seat

Seat continúa con el proceso de electrificación de su gama, al igual que en su división deportiva Cupra, que se concreta en el lanzamiento de seis nuevos modelos de estas características hasta comienzos de 2021. En este contexto presentará en el Salón de Fráncfort del próximo mes de septiembre el primer híbrido enchufable de su gama, desarrollado sobre la base del Tarraco.

El nuevo SUV grande de la marca española (diseñado y desarrollado en Martorell pero producido en la planta del Grupo Volkswagen en Wolfsburg, Alemania) combinará un motor de gasolina 1.4 TSI de 150 CV con otro eléctrico de 85 kW (116 CV), para disfrutar de una potencia máxima conjunta de 245 CV. La batería para alimentar al propulsor eléctrico tiene una capacidad de 13 kWh, que permitirá circular sin emisiones durante más de 50 kilómetros. Esta distancia tiene carácter provisional pero cuando se confirme por la marca hará acreedor al nuevo Tarraco PHEV de todas las ventajas de la etiqueta 0 de la DGT.

Esta versión se convierte en la más potente de la familia Tarraco pero también en la más eficiente. Su velocidad máxima estimada rondará los 217 km/h y acelera de 0 a 100 km/h en tan sólo 7,4 segundos. Sin embargo, sus emisiones de CO2 homologadas en el ciclo WLTP estarán por debajo de los 50 g/km. Seat no ofrece datos sobre los consumos, pero el medio debería estar por debajo de los 2,5 litros para los primeros 100 kilómetros recorridos.

Seat Tarraco PHEV

Ubicación de la batería en el Tarraco PHEV. / Seat

El prototipo que Seat mostrará como primicia en Fráncfort contará además con otra novedad dentro de la gama Tarraco como es el acabado FR. Estará disponible no sólo para la motorización PHEV cuando se lance a lo largo del próximo año, también se ofrecerá con otros propulsores tanto de gasolina como diésel.

La deportividad es la seña de identidad ya conocida en las variantes FR, que en el caso del Tarraco se concreta en un sinfín de detalles que refuerzan esta característica junto con cierta exclusividad. En el exterior destacan los pasos de ruedas ensanchados, las llantas de aleación específicas de 19 pulgadas (opcionales de 20), un alerón trasero y todos los elementos de la carrocería pintados en el mismo color.

En cuanto al habitáculo, el acabado FR propone asientos de tipo deportivo y con memoria, pedales de aluminio, volante de cuero y un sistema de entretenimiento y conectividad con una pantalla que crece hasta las 9,2 pulgadas.

 

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no