Eléctricos

Así es el Volkswagen ID.5, el SUV cupé eléctrico que llegará en primavera

El todocamino a pilas tendrá dos versiones de 174 y 204 CV, con 520 kilómetros de autonomía, más la GTX de 299 CV y tracción total.

Volkswagen ID.5

El ID.5 GTX tiene 299 CV y llega a 100 km/h en solo 6,3 segundos.

Volkswagen ya tiene listo el nuevo ID.5, la tercera carrocería de la gama ID, que, si la crisis de los microchips no lo impide, debería llegar en marzo, aunque la marca se cubre las espaldas y lo anuncia para primavera. En realidad, se trata de la versión con techo cupé del ID.4, el SUV 100% eléctrico de la marca, aunque incluye más cambios de detalle y otras mejoras.

Desde la línea del techo y la parte posterior, que salta a la vista, a otros cambios de diseño en el frontal, el lateral o la zaga, e incluso la aerodinámica. Y también hay retoques en el interior, así como mejoras en los tiempos y la velocidad de recarga.

Y por encima aparece la versión GTX, de carácter deportivo y altas prestaciones, que completará la gama. Todo lo señalado se ha anunciado a un reducido grupo de periodistas españoles en Múnich (Alemania) con carácter previo a la presentación oficial. Estas son los aspectos más destacados del Volkswagen ID.5.

Línea cupé y mimo a la aerodinámica: CX 0.26

El ID.5 es el primer SUV con línea cupé de la división eléctrica de Volkswagen. La silueta en forma de arco que dibuja el techo es su rasgo más distintivo frente a su hermano el ID.4, y se traduce en una línea inspirada en los cupés, aunque manteniendo las cuatro puertas y el portón del maletero.

Además, incorpora otros cambios estéticos, como un nuevo parachoques delantero o la banda iluminada que une los dos faros, y lleva la base de las puertas pintada en el color de la carrocería. Y se ha optimizado la aerodinámica con detalles como los tiradores de las puertas enrasados, las tomas de aire frontales y el diseño de la luneta trasera, para conseguir un CX de solo 0,26 (0,27 en GTX).

Tres mecánicas de hasta 299 CV

La oferta mecánica del Volkswagen ID.5 incluye de momento tres versiones, todas con la batería grande de 77 kWh, aunque más adelante podría llegar alguna más con la pila intermedia de 58 kWh. La primera, ID.5 Pro, va asociada a un motor de 174 CV y por encima se sitúa la ID. Pro Performance con 204 CV. Las dos son de propulsión trasera, tienen la velocidad limitada a 160 km/h y aceleran de 0 a 100 km/h en 10,4 y 8,4 segundos, respectivamente. Y ofrecerán una autonomía prevista de hasta 520 kilómetros (pendiente de homologación final WLTP).

Por encima se sitúa el ID.5 GTX, que añade un segundo motor en el tren delantero. Aparte de subir la potencia a 299 CV, mejora sus prestaciones, porque llega a 100 km/h en solo 6,3 segundos y alcanza 180 km/h. En cambio, la autonomía esperada se reduce casi un 10%, hasta 480 kilómetros.

La amplitud interior del Volkswagen ID.5

La amplitud interior y en particular, el espacio para las piernas atrás, es uno de los aspectos sobresalientes del Volkswagen ID.5 y del ID.5 GTX. Miden 4,60 metros de largo, y comparten la plataforma MEB específica para coches eléctricos del Grupo Volkswagen, que permite desplazar las ruedas a las esquinas para ganar habitabilidad. Así, tienen 2.77 metros de distancia entre los dos ejes, y ese detalle les permite ofrecer un espacio muy desahogado en la zona de las rodillas para los pasajeros de atrás.

Además, a pesar de la caída de la línea del techo por detrás, mantiene una altura suficiente para alojar adultos de más de 1,90 metros, porque apenas pierde 1,2 centímetros frente al ID.4. Por último, incluye también un maletero sobresaliente: según la posición en que se reclinen los respaldos, llega hasta 549 litros de capacidad, y 1.561 si se abaten al completo.

Buena presentación y pantalla de 12”

El primer cupé de la división ID presenta un aspecto interior más cuidado y atractivo que el ID.3, primer modelo de la familia ID. Así, ofrece un ambiente moderno y funcional, con plásticos y materiales más vistosos, y un salpicadero muy similar al del ID.4. La mayoría de los mandos están agrupados en la pantalla central, aunque en este caso es siempre de 12 pulgadas de serie en toda la gama. Por último, incluye también un equipo head-up display con realidad aumentada en la información que proyecta en el parabrisas, desde las flechas e indicaciones de giro a las señales de tráfico, que aparecen como si estuvieran diez metros delante del coche.

Más velocidad de carga: 390 kilómetros en 30 minutos

Aunque la batería es la misma que la de los ID.3 e ID.4, Volkswagen ha mejorado la velocidad de carga y ahora permiten utilizar supercargadores de hasta 135 kW de potencia. Pero sobre todo permiten recargar más tiempo a máxima potencia, con lo que han reducido los tiempos del ID.4; en un parada de solo 30 minutos pueden recuperar energía suficiente para hacer 390 kilómetros (320 en el GTX). Además, en el futuro, el sistema será bidireccional y permitirá cargar otro coche o incluso la vivienda, por ejemplo, en horas punta cuando los precios de la energía sean más elevados.

Aparcamiento automático en casa

Los nuevos Volkswagen ID.5 incorporan la nueva generación de software 3.0, que incluye funciones como el Travel Assist, con datos de tráfico y comunicación Car2X con otros coches e infraestructuras situadas en un radio de 800 metros. Pero destaca la función de aparcamiento memorizado, que permite grabar el recorrido del coche desde la entrada a la valla de la casa (en chalets individuales) o a la puerta del garaje comunitario. A partir de ahí, el Volkswagen ID.5 lo aprende, y cada vez que se llegue a ese punto puede realizar todas las maniobras, incluido el estacionamiento en la plaza de garaje, sin intervención del conductor. Por lo demás, el software se mantiene al día de forma automática, porque puede recibir las actualizaciones online a través de la red de telefonía móvil.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no