¿Coche eléctrico o coche de hidrógeno? La OCU da la respuesta definitiva 

La Organización de Consumidores y Usuarios compara el coste de repostar un coche de hidrogeno y uno eléctrico.

coches hidrógeno
El precio de la recarga de hidrógeno todavía es muy elevado.

Los coches eléctricos y los de pila de combustible son las dos grandes opciones del mercado para descarbonizar el parque automovilístico. Cada una tiene sus ventajas y sus desventajas, pero ¿cuál es mejor para los conductores? 

Los coches de hidrógeno son escasos en España. La oferta es muy reducida, ya que solo hay dos modelos de pila de combustible en el mercado español, el Toyota Mirai y el Hyundai Nexo, y su precio parte de los 65.000 y los 73.450 euros, respectivamente.  

Pero es que, además, si los conductores se quejan de la falta de puntos de recarga para el coche eléctrico, los de hidrógeno se enfrentan a un panorama aún peor. Solo existe una veintena de estaciones de servicio donde repostar hidrógeno en España, lo que hace complicado su uso diario.  

El precio de repostar un coche de hidrógeno

Como dificultad añadida, repostar hidrógeno no es nada económico. Al elevado precio del coche, hay que sumar que el precio por kilo de hidrógeno está en los 10 euros. Según los cálculos de la Organización de Consumidores y Usuarios, un coche de hidrógeno consume entre 0,8 kilos y 1 kilo de hidrógeno cada 100 kilómetros, y su depósito tiene una autonomía de unos 500 kilómetros.  

Los cálculos son claros. Conducir un coche de hidrógeno supone al conductor pagar unos 800 euros en combustible cada 10.000 kilómetros. La comparativa con un coche eléctrico inclina la balanza muy a favor de estos últimos motores, ya que las estimaciones están en unos 400 euros de electricidad por cada 10.000 kilómetros de uso. Es decir, prácticamente la mitad.  

Todavía son muy caros

Aunque los coches de hidrógeno muestran claras ventajas, sobre todo en términos de sostenibilidad, su alto coste y el elevado precio que hay que pagar por recargar el depósito sigue sin salir rentable.

Pese a que los conductores vean en su precio un freno, los coches eléctricos parecen ser la mejor opción entre la reducción de emisiones y el bolsillo. Existen modelos electrificados que alcanzan el precio de un coche de hidrógeno, pero también hay coches con etiqueta Cero mucho más económicos y accesibles.  

Hidrógeno

La falta de puntos de hidrógeno para repostar el coche es incluso peor que la infraestructura de enchufes para el coche eléctrico. La escasez de modelos de coches de hidrógeno también es una rémora para su popularización entre los conductores y, por lo tanto, para el abaratamiento de sus precios.  

Pese a que muchos fabricantes, incluso de motos, se encuentran ahora en plena carrera por el desarrollo de una alternativa de hidrógeno que pueda representar una competencia real del coche eléctrico, parece que todavía queda camino por recorrer hasta que estos motores se conviertan en una realidad.

Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, X o Instagram

Sobre la firma

Andrea Gil

Graduada en Periodismo por la Universidad de Zaragoza, su primer contacto con el mundo del motor fue en los mundiales de MotoGP y Superbikes. Dio el salto al periodismo de motor hace cinco años y, desde entonces, sigue todo lo que tenga ruedas, especialmente si es made in Italy.

Más Información

fiscalidad coches eléctricos
HiPhi Z

Newsletter ElMotor

Recibe la newsletter de EL MOTOR con toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia.

Apúntate

Newsletter ElMotor

Recibe la newsletter de EL MOTOR con toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia.

Apúntate

Servicios ELMOTOR

Encuentra los mejores talleres, seguros, autoescuelas, neumáticos…

BUSCAR
Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no