Eléctricos

El Mercedes Vision EQXX supera los 1.000 kilómetros con una carga

De Alemania a la Costa Azul, ha completado un viaje de 1.008 kilómetros y todavía le quedaba un 15% de batería por utilizar.

Mercedes Vision EQXX

Al término del recorrido, podría haber circulado 140 kilómetros adicionales.

Llegar cada vez más lejos ha sido, y sigue siendo, uno de los objetivos principales de los coches eléctricos. Los modelos de producción ya alcanzan autonomías notables, pero con el Mercedes Vision EQXX la marca alemana quiso ir un paso más allá. Se propuso hacer el cero emisiones más eficiente de su historia, con un rango de acción superior a los 1.000 kilómetros, y lo ha cumplido.

Y el Mercedes no lo ha hecho en circuito, en condiciones controladas y utilizando técnicas de conducción específicas, sino en un trayecto con tráfico real. El modelo ha circulado desde Stuttgart (Alemania) hasta Cassis (Francia), en un recorrido de 1.008 kilómetros.

Pasando por los Alpes franceses y el norte de Italia, la hazaña ha supuesto 12 horas y 2 minutos de viaje, con 11 horas y 32 minutos en marcha. Además, aun sin llevar a cabo una conducción extremadamente deportiva, los pilotos circularon siempre a velocidades cercanas a los límites legales. Así, lograron una media de 87,4 km/h al finalizar el trayecto, y alcanzaron puntas de hasta 140 km/h cuando circularon por los tramos de Autobahn.

El consumo del Mercedes Vision EQXX

Gracias a su ligereza y a una aerodinámica realmente cuidada (CX de 0,17), el consumo medio registrado fue de 8,7 kWh/100 km, un cifra bastante baja comparándola con el gasto de los eléctricos actuales.

Gracias a ello, el Vision EQXX no llegó vacío a su destino, sino que a su batería de 100 kWh (la misma que monta el Mercedes EQS) todavía le restaba un 15% de capacidad. Según el ordenador de a bordo, le habría permitido recorrer otros 140 kilómetros adicionales.

El mérito de la hazaña radica en que el eléctrico de 245 CV de potencia ha rodado en circunstancias que distan bastante de ser las ideales para modelos de este tipo. Por ejemplo, en el recorrido no se pasó por ninguna ciudad, el ecosistema más benevolente para los coches a pilas. El Vision EQXX viajó sobre todo por autopista, donde la batería se agota más rápido, y por vías secundarias con puertos de montaña. En las bajadas se puede recargar la batería por la inercia, pero los ascensos implican un gasto de energía considerable.

Mercedes Vision EQXX
Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no