Eléctricos

El triunfo de los coches eléctricos en Europa (pero no en España)

Las ventas de los modelos a pilas en el Viejo continente se dispararon en 2021 y coparon el 10,3% del mercado. La cifra en España se quedó en el 2,7%.

Ventas coches eléctricos

Un Dacia Spring enchufado a un poste de carga público.

El sector del automóvil en general ha registrado durante el año pasado un importante retroceso en las ventas. El impacto de la crisis desencadenada por la falta de suministros de semiconductores ha sido la puntilla en un mercado ya a la baja desde el inicio de la pandemia. Y el resultado ha sido una caída histórica del 2,4% de las matriculaciones, casi 240.000 coches menos según datos de la asociación europea de fabricantes (ACEA).

Pero en medio de la tormenta, los eléctricos han encontrado su camino y consolidan un espectacular crecimiento que ha pasado supuesto hacerse con el 10,3% de las ventas en 2021, frente al 1,3% de penetración registrado en 2018.

Y aunque las razones son varias, la principal causa de este empuje han sido las decisivas ayudas oficiales en la UE a la compra de este tipo de vehículos. Durante 2021, el afianzamiento de los coches eléctricos puros (VE) en Europa ha sido tan sólido que el Viejo continente ya es el segundo mercado para este tipo de vehículos después de China, tanto en volumen como en penetración de mercado. Y lo demuestra el hecho de que a finales de 2021 los modelos 100% eléctricos disponibles en el mercado ya habían pasado de 25 a 75 en solo tres años.

Sin embargo, la implantación del eléctrico en Europa no está resultando todo lo uniforme que debiera porque, mientras hay países que han tomado la delantera con un crecimiento en las ventas espectacular, hay otros que no terminan de despegar.

Grandes diferencias entre norte y sur

Noruega despunta sobre los demás en cuanto a la electrificación de su parque automovilístico, ya que aplica una política fiscal tan punitiva con los vehículos térmicos como estimulante para los que sean tecnología eléctrica. Y para acelerar el proceso, el Gobierno nórdico adelantará a 2025 la prohibición de venta de coches nuevos que lleven un motor tradicional, incluidos los híbridos enchufables.

El país escandinavo encabezó las ventas europeas de coches a pilas durante 2021, copando el 63,7 % de las matriculaciones, según datos revelados por la consultora Jato. Muy alejados de Noruega, fueron los ciudadanos de los Países Bajos quienes compraron el mayor número de vehículos eléctricos (19,8 % de matriculaciones), completando el podio otro país nórdico, Suecia (19%).

La clasificación en ventas de eléctricos la completan Austria (13,8%), Alemania (13,5%), Suiza (13,3%), Dinamarca (13,2%), Reino Unido (11,6%), Luxemburgo (10,3%) y Francia (9,8%).

La otra cara de la moneda se concentra en los países del sur de Europa, que no están consiguiendo apuntalar el coche eléctrico al mismo ritmo que sus vecinos del norte. Los dos principales mercados mediterráneos, Italia (4,6%) y España (2,7%), parecen haber perdido por el momento el tren del coche eléctrico.

Sobre la firma

Cuatro décadas informando sobre el mundo del motor y probando coches de todas las categorías. Después de trabajar en diversos medios especializados (Velocidad, Auto1, Solo Auto, Motor 16, Car and Driver, EcoMotor...), ahora en Prisa Media para seguir cubriendo la actualidad en plena revolución tecnológica del automóvil.


Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, Twitter o Instagram.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no