Conducir

Cómo hacer fotos a tu coche para venderlo mejor por Internet

A la hora de anunciar un coche no hay nada mejor que una buena galería de fotos. Estos consejos sirven para sacarle el máximo provecho.

coches de segunda mano

En España se han llegado a vender al año casi dos millones de coches usados.

Uno de cada dos europeos (51%) se muestra predispuesto a comprar un coche a través de Internet si el proceso de compra está respaldado por fotos y vídeos capaces de compensar la visita en persona al concesionario. Así lo muestra la encuesta realizada por MotorK, empresa digital dedicada a la industria de automóviles, y organizadora de Internet Motors, el principal evento europeo de marketing online sobre la digitalización del sector automovilístico. El 93% de los consumidores considera que las fotografías son elementos importantes para determinar su elección, y por eso hay algunos trucos de fotografía que pondrán en valor el vehículo que queramos anunciar. 

El número de fotos

Para empezar a componer una buena muestra de fotografías hay que tener en cuenta las tomas necesarias. Ni muchas ni pocas (lo ideal serán de 6 a 12), pero suficientes para que los interesados puedan apreciar las características y el estado del coche en su totalidad.

Lo ideal es presentarlo con una vista de tres cuartos delantera y otra trasera acompañadas de detalles del interior (vista general del salpicadero, cuadro de instrumentos, asientos, maletero y motor). 

Un buen aspecto

Lo primero que habrá que hacer es una limpieza general para que el automóvil resulte atractivo. Las fotos suelen enfatizar la suciedad (polvo, barro, grasa o manchas en la tapicería) con lo cual se requiere un lavado a fondo de carrocería, llantas, faros, lunetas, interiores y tapicerías). Y, si se va a incluir una foto del motor no estará de más un petroleado para conseguir un aspecto impecable. 

Qué cámara usar

Con el coche limpio habrá que pensar en la cámara. Si se tiene una cámara y nociones de fotografía no habrá mayor problema. Pero hoy día con los teléfonos móviles el asunto por lo general también está resuelto. La mayoría son capaces de hacer fotos y aportar una calidad de imagen suficiente para publicarse en la web.  

Decidir el escenario

La puesta en escena será otro factor muy importante en el resultado. Lo primero es valorar la luz. Tendrá que ser lo más suave posible (amanecer o atardecer), y si está nublado mejor: evitará sombras y brillos que impidan ver con detalle el coche en su conjunto. Y también habrá que elegir un encuadre con fondo limpio (un muro de aspecto uniforme, el cielo o un horizonte lejano) que lo destaque y no le robe protagonismo al coche. Elegir algún sitio tranquilo, limpio y en el que no se vean otros vehículos, suciedad u objetos que llamen la atención. Y si el fondo es natural y bonito, tanto mejor: dará más valor a la imagen y destacará más el anuncio.  

La posición del coche

Conviene colocar el turismo en una posición de tres cuartos, con las ruedas rectas, las ventanillas cerradas y hacer la foto a su misma altura (ni desde abajo ni desde arriba). Se debe hacer lo mismo desde una vista trasera y, si procede, también alguna lateral. Y si el coche es descapotable, fotografiarlo con y sin capota.

Por dentro, el salpicadero se puede fotografiar en toda su extensión desde el asiento trasero, reclinando hacia atrás los respaldos delanteros todo lo posible para que no molesten. Lo ideal es evitar que entre demasiada luz por el parabrisas para que el contraste no sea muy acusado y se oscurezca el salpicadero en exceso.

Merece la pena tomar imágenes del cuadro (desde el asiento del conductor, deslizando la banqueta hacia atrás) para que se vean los instrumentos y los kilómetros totales del odómetro. Tampoco están de más unas tomas del estado de la tapicería (desde el montante del techo y con las puertas abiertas), del interior del maletero y del aspecto del motor. Igualmente, hay que fotografiar los posibles extras incluidos en la venta del vehículo: equipos de sonido, llantas especiales o accesorios (neveras, cadenas de nieve, portabicicletas, rueda de repuesto…). De cada toma es conveniente sacar varias fotos, con y sin flash, para luego elegir las mejores. 

Daños en la carrocería

Es importante no intentar esconder posibles daños en la pintura, abolladuras o defectos en general. El posible comprador las verá tarde o temprano si está interesado en la compra y podrá desconfiar o utilizarlo como argumento para regatear el precio. Las imágenes y el texto del anuncio deben expresar honradez y credibilidad. 

El orden de las fotos

El último paso es hacer una buena selección de las mejores fotos y subirlas a la web por orden de importancia: exteriores, interiores y detalles. Quienes sepan utilizar algún programa de tratamiento de imagen por ordenador podrán mejorar la calidad y presentación de las fotos, jugando con la luz, el contraste o el encuadre.  

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no