• 1 / 9

    Alfa Romeo Giulia GTA

    Totem Automobili, compañía especializada en la preparación de coches, tomó la base del Alfa Romeo Giulia GTA para crear el Totem GT electric. Mantiene el diseño del clásico, pero emplea una plataforma de aluminio, tiene integrada una jaula antivuelco y cuenta con un poderoso motor eléctrico de 518 CV. Este, junto con la batería de 50,4 kWh, permite recorrer hasta 320 kilómetros por carga. Solo se fabricarán 20 unidades cuyo precio parte de los 430.000 euros.

  • 2 / 9

    Volkswagen Beetle

    Desarrollado en conjunto por Volkswagen y eClassics, el eKäfer está basado en el Beetle original de carrocería descapotable. Pero bajo la chapa ocultaba la mecánica del e-Up!, un bloque de 82 CV alimentado por una batería de 36,8 kWh que le permite recorrer hasta 200 kilómetros por carga, y ofrecer también prestaciones de coche moderno. Está disponible desde 74.900 euros.

  • 3 / 9

    Renault e-Plein Air

    Renault tiene en sus planes a corto plazo un nuevo 4L eléctrico, pero hace tiempo ya presentó el Renault e-Plein Air, una reinterpretación del utilitario al estilo buggy (carece de puertas) y equipado con el sistema de propulsión eléctrico del Twizy: motor de 17 CV y 57 Nm de par, batería de 6,1 kWh y autonomía de 100 kilómetros por carga. Fue un prototipo que no llegó a comercializarse.

  • 4 / 9

    Opel Manta

    El Opel Manta apareció en 1970, llegó a participar en el Mundial de Rally (1983 y 1984) y permaneció en el mercado hasta 1988. Ahora la marca ha reemplazado su motor de gasolina por un bloque eléctrico de 147 CV, alimentado por una batería de 31 kWh y capaz de recorrer unos 200 kilómetros por carga. Y lleva cambio manual. Además, también incluye elementos modernos como los faros de led o las pantallas digitales en el interior. Opel no confirma su comercialización.

  • 5 / 9

    Jaguar E-Type

    Considerado uno de los automóviles más bellos de la historia, comercializado entre 1961 y 1975, el E-Type reapareció en 2017 con una moderna versión Zero. Motor eléctrico de 230 CV, de 0 a 100 km/h en 5,5 segundos y una autonomía homologada de 270 kilómetros. A pesar del peso extra de los componentes eléctricos, el Zero pesa 46 kilos menos que el original. Y su exclusividad se paga: unos 330.000 euros.

  • 6 / 9

    Volkswagen e-Bulli

    La icónica furgoneta ha sido transformada en modelo a pilas por la propia Volkswagen. Todo su diseño exterior e interior se conserva intacto, pero la mecánica cambia y ahora lleva un motor eléctrico de 83 CV con el que alcanza 130 km/h. Y con la batería de 45 kWh llega a 200 kilómetros de alcance. La conversión cuesta unos 60.000 euros.

  • 7 / 9

    Rolls-Royce Phantom

    Lunaz ha reconvertido la lujosa berlina en un modelo eléctrico. Gracias a su batería de 120 kWh, homologa una autonomía de 483 kilómetros, pero sus mejoras también afectan al confort y la tecnología del vehículo, que incluye aire acondicionado, equipo de música y navegador. El preparador también lleva a cabo conversiones similares de otros clásicos como, por ejemplo, el Bentley S3 Continental. Solo se van a fabricar 30 ejemplares del Phantom, cada uno con un precio de más de medio millón de euros.

  • 8 / 9

    Citroën 2CV

    El 2CV Mehari Club Cassis ofrece el 'R-Fit', un paquete que electrifica el 2CV y sus derivados por un precio de 14.000 euros. Incluye unas baterías que le otorgan solo 90 kilómetros de autonomía (hasta 120 kilómetros en condiciones óptimas) y se recargan en 3 horas y media.

  • 9 / 9

    Renault 5

    Es un caso particular, ya que no se trata de un restomod, sino que Renault ha adelantado el prototipo de un Renault 5 completamente nuevo, con guiños al diseño del original, y mecánica eléctrica. Estará basado en la plataforma CMF-EV del grupo, será un modelo urbano y promete un precio contenido. El siguiente paso de la marca en esta línea será, con mucha probabilidad, la reaparición del citado 4L.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no