Cómo preparar la moto para el buen tiempo

Después de meses sin usar, las motocicletas necesitan una revisión a fondo para volver a la carreteras con garantías.

Moto
Con la llegada del buen tiempo las motos vuelven a la carretera | Photo by Duncan Adler on Unsplash

La moto es uno de los mejores medios de transporte en las cada vez más congestionadas ciudades. Permite reducir los tiempos de desplazamiento (entre un 50% y un 70% según datos de la patronal de fabricantes ANESDOR), contamina menos y reduce el gasto en combustible. 

Ahora, para disfrutar de los vehículos de dos ruedas a pleno rendimiento, tras el parón invernal y el frío arranque de la primavera, hay que tener en consideración una serie de pautas antes de ponerse de nuevo en marcha. Lo primero es un poco de paciencia, porque hay que inspeccionar con atención varios aspectos.  

Qué debe revisarse en una moto 

  • Batería. En comparación con las de los coches, las baterías de moto tienen menor potencia y son más susceptibles de perder parte de su capacidad en menos tiempo, por lo que es importante revisarlas a menudo. Si la batería fue desconectada antes de pasar el invierno, habrá perdido menos carga y se encontrará en mejor estado. Utilizando un voltímetro se debe comprobar que se encuentra entre los 12,8V y los 12,3V, que es el rango óptimo. En todo caso, es fundamental enchufarla en un cargador para que recupere toda su capacidad. 
  • Neumáticos. Es imprescindible comprobar si hay grietas o fisuras. Al estar parados muchos meses, y más si la moto no ha estado sobre caballetes, se ha podido cristalizar la capa exterior de la rueda. En este caso hay que cambiar los neumáticos. Si solo están bajos, basta cargarlos con las presiones recomendadas. Siempre se deben revisar las presiones en frío. 
  • Limpieza. Tras verificar los dos puntos más relevantes hay que lavar la moto. Esto permitirá detectar posibles fugas de líquidos de elementos claves como el cárter, la horquilla o los frenos, ya que con la suciedad acumulada pueden quedar taponadas.
  • Manetas y palancas. Ya sobre la moto, hay que comprobar que las manetas de freno y embrague, las palancas de cambio y freno trasero e incluso las suspensiones se mueven correctamente.

Niveles y frenos

  • Aceite y líquidos. Los líquidos de la moto sufren con la inactividad y pierden sus propiedades. Si el aceite, el refrigerante y el líquido de frenos eran recientes, aguantan bien la hibernación, solo hay que ponerlos a nivel. Los líquidos se sustituyen cuando lo marque el manual de usuario del modelo. Con el aceite, siempre hay que sustituir también el filtro.
  • Cadena. En los modelos que lleven cadena es fundamental limpiarla en profundidad tras la inactividad, ya que habrá cogido polvo y suciedad. Lo mejor es el uso de productos específicos. Tras la limpieza hay que engrasar la cadena y comprobar la tensión. La cadena se debe engrasar cada 1.000 kilómetros y cambiar el kit de arrastre cuando sea necesario.
  • Frenos. Hay que evaluar el correcto frenado de la moto antes de salir. Es crucial que no existan fugas de líquido, y que las pastillas y las pinzas se encuentran en buen estado. Si es así, es poco probable que se hayan cristalizado. Lo que sí que es más plausible es que no frenen del todo bien durante algunos kilómetros. No es grave, hay que dejar que se asienten y recuperen su capacidad de frenada.
  • Luces e intermitentes. La inactividad también afecta a los componentes eléctricos de las motocicletas. Hay que revisar las luces y también el claxon. Los problemas eléctricos son complicados de solucionar si no se es un experto, por lo que es recomendable pasar por un taller.

Por último, también es importante revisar la documentación de la moto. Hay que tener al día la ITV y el seguro para circular. Una vez comprobados todos estos puntos, ya se puede arrancar la moto para volver a disfrutar de ella.

Nuevas normas de tráfico para motos

La nueva ley de tráfico, que entró en vigor el pasado 21 de marzo, afecta en particular a los motoristas en varios aspectos concretos.

  • Intercomunicadores. El texto autoriza “la utilización de dispositivos inalámbricos certificados u homologados para la utilización en el casco de protección de los conductores de moto y ciclomotor, con fines de comunicación o navegación, siempre que no afecte a la seguridad en la conducción”.
  • Elementos de seguridad. El castigo por no hacer uso, o no hacerlo de forma adecuada, del casco y demás elementos de protección obligatorios aumenta de tres a cuatro puntos. 
  • Teléfonos móviles. Aumenta de tres a seis la detracción de puntos por utilizar, sujetando con la mano, dispositivos de telefonía móvil mientras se conduce. 

Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, Twitter o Instagram

Sobre la firma

Rubén Pérez

Entusiasta del motor en toda su magnitud, preferiblemente los V12. Me dijeron que cuatro ruedas eran mejor que dos, por eso me compré otra moto. Claro que también me apasiona cuando van las cuatro juntas. He trabajado como creativo publicitario para muchas marcas de coches y motos e hice la mili en esto de juntar letras en la editorial Luike.

Más Información

El puente en el que la Guardia Civil no pondrá multas de tráfico
control guardia civil

Newsletter ElMotor

Recibe la newsletter de EL MOTOR con toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia.

Apúntate

Servicios ELMOTOR

Encuentra los mejores talleres, seguros, autoescuelas, neumáticos…

BUSCAR
Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no