Ducati es una de las marcas legendarias de la industria de la motocicleta. Máquinas bellas, con personalidad, deportivas y capaces de transmitir sensaciones únicas que ahora resultan accesibles parar cualquier motorista medio, incluyendo los principiantes. Es el objetivo de la casa de Borgo Panigale, que ya tenía en su gama versiones específicas para los usuarios con carnet A2 y que se ve ampliada con el lanzamiento de las correspondientes a su deportiva SuperSport y SuperSport/S.

Hasta el momento, Ducati contaba con versiones limitadas a los 35 kW (47 CV) de sus modelos Monster 797 y Monster 821, además de toda su gama completa de la marca Scrambler: Hashtag, Sixty2, Icon, Street Classic, Classic, Full Throttle, Mach 2.0, Café Racer, Desert Sled y las tres nuevas SCR 1100. A ellas se suman ahora las dos variantes disponibles de la SuperSport, una deportiva razonable que combina el carácter propio de las motos italianas con una polivalencia de utilización apropiada para el día a día.

Ducati

La gama A2 de Ducati y Scrambler es cada día más completa. / Ducati

La SuperSport es ágil y divertida porque se beneficia de cualidades dinámicas propias de las mejores deportivas de Ducati, tanto en su chasis como en el motor y electrónica. Pero además es una moto versátil, con una posición de conducción cómoda, unas dimensiones compactas y sistemas de seguridad que la hacen incluso más accesible para motoristas poco experimentados, como es el ABS y el control de tracción.

A todo ello, la versión S añade suspensiones Öhlins completamente regulables, un cambio de marchas más rápido y una cubierta del sillín del pasajero para reforzar su estética deportiva. Tanto esta como la convencional utilizan un motor bicilíndrico Testastretta de 937cc, que sin limitaciones alcanza los 110 CV de potencia. Para la legislación de A2 se reduce a más de la mitad, sin que por ello el conjunto pierda el resto de las virtudes que hacen de la SuperSport una moto muy atractiva para los incondicionales de esta tipología.

El equipamiento está al nivel habitual en Ducati, tanto en los componentes fundamentales como en otros accesorios, desde el equipo de frenos Brembo a la toma de USB bajo en sillín, pasando por los neumáticos Pirelli Diablo Rosso, los tres modos de entrega de potencia del motor, luces diurnas LED, pantalla del carenado regulable en altura, instrumentación digital…

El precio de las variantes A2 de las SuperSport no presenta cambios respecto a los modelos ya conocidos: 13.490 euros para la básica y 14.490 euros para la S.