Motos

El Suzuki Burgman 400 mejora su comodidad y eficiencia

El maxiescúter cambia su posición de conducción, suma nuevo equipamiento y revisa su motor para adaptarlo a la normativa Euro5.

Suzuki Burgman 400

El Suzuki Burgman 400 mantiene sus señas de identidad. / Suzuki

El Suzuki Burgman 400, pionero entre los maxiescúteres, recibe una puesta al día que adapta su mecánica a la normativa Euro5 actual, le permite reducir consumo y emisiones, retoca ligeramente su imagen y recibe cambios que mejoran su ergonomía. Las primeras unidades ya se están entregando en su red de concesionarios, con un precio oficial de 8.395 euros, aunque disfruta de una promoción hasta el próximo 30 de septiembre por 7.595 euros.

Su diseño sigue siendo perfectamente reconocible, pero ahora es algo más estilizado y es que desde Suzuki se han inspirado en los cupés deportivos para darle forma. En el frontal los grupos ópticos LED integran las luces de posición, se suma un diseño de llantas con los radios inclinados y en color azul, y se suman nuevos tonos disponibles para el carenado, destacando el ‘Metallic Matte Sword Silver’.

Todavía más relevante son los cambios que experimenta a nivel ergonómico, no detallados por la marca, pero que consiguen mejorar la posición de conducción y el posicionamiento de los pies al parar para pilotos de cualquier talla, y también el confort para el pasajero. Además, esto no varía la practicidad del modelo, que continúa ofreciendo un hueco de 42 litros bajo el asiento, además de otros adicionales tras el escudo frontal, uno de ellos con una toma de corriente de 12V.

Su motor sigue siendo el mismo bloque monocilíndrico de 400cc y cuatro tiempos con inyección electrónica, pero se ha adaptado para cumplir la normativa Euro5 al incorporar un doble catalizador de tipo panal con base metálica para la retención de partículas. Cuenta, además, con el sistema Suzuki Dual Spark, que añade una segunda bujía y mejora el proceso de combustión, lo que se traduce en una reducción tanto del consumo como de las emisiones contaminantes.

No solo eso, el propulsor también ha optimizado algunos de sus componentes (culata, pistón, inyectores y árboles de levas) algo que, sumado al resto de mejoras, redunda en un mayor dinamismo, consiguiendo un ralentí más estable, una entrega de potencia más lineal y sintiéndose el motor más “lleno” en todo el rango de revoluciones.

Suzuki Burgman 400

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no