BMW XM, un SUV híbrido enchufable de lujo con una gran autonomía eléctrica

Con más de cinco metros de longitud y dos toneladas y media de peso, el modelo alemán es ágil y muestra carácter deportivo.

BMW
BMW XM.

Es como un Miura. Situarse a su lado impone. Y es que el nuevo BMW XM mide más de cinco metros (5,11 para ser exactos), dos metros de ancho y 1,75 metros de alto.

El frontal destaca por la parrilla en forma de dos enormes riñones que, además, están retroiluminados, en un claro guiño a su electrificación híbrida enchufable. También destacan los faros, que son los más finos que monta la marca en uno de sus vehículos.

El lateral, con llantas de 21 a 23 pulgadas, culmina en una zaga donde lo más novedoso y espectacular corresponde a las salidas de escape. En este caso son cuatro, dispuestas dos a cada lado, pero de forma vertical y con un acabado hexagonal.

Interior a todo lujo

Hay un elemento que llama poderosamente la atención al subir al BMW XM, y que no es el primero en el que alguien suele fijarse: el techo. En este caso, se trata de un techo con estructura prismática tridimensional y rodeado de una llamativa iluminación.

El salpicadero cuenta con un nuevo cuero Vintage para la parte superior del panel de instrumentos y los paneles de las puertas. La pantalla central de infoentretenimiento está unida a los relojes y entre ambas superan las 20 pulgadas de información digital de todo tipo.

BMW
La doble pantalla interior, de relojes y de infoentretenimiento, supera las 20 pulgadas.

Mención especial merecen unos de los asientos delanteros más cómodos que se han probado en un coche de producción. Son refrigerables, calefactables y con un cuero perforado en color azul de una elegancia inusitada.

Se conjugan con unas butacas traseras que cuentan con unos cojines bordados con el anagrama XM y, sobre todo, con mucho espacio para tres adultos. Su maletero, de 517 litros, casi podría considerarse pequeño para el tamaño general del coche, pero la batería también necesita su espacio.

Mecánica híbrida enchufable

La motorización híbrida enchufable le permite alzarse con el honor de ser el primer BMW de su departamento más deportivo M que está electrificado.

Pero un M no lo podía dejar todo a la electricidad. Por eso cuenta con una unidad V8 de gasolina y 4.4 litros con tecnología TwinPower Turbo, que ya genera 489 CV. Si se une al eléctrico de 145 kW (197 CV), la potencia del conjunto sube hasta los 653 CV.

Con esa cifra, este SUV de más de 2.600 kilos puede pasar de 0 a 100 km/h en 4,3 segundos y alcanza una velocidad máxima de 250 km/h. Serán 270 km/h si se abona a la marca el desbloqueo correspondiente. Un brutal conjunto mecánico que utiliza un cambio de marchas Steptronic de ocho velocidades.

BMW
La parrilla delantera en forma de doble riñón está retroiluminada.

Todo esto, en marcha, hace que parezca estar al volante de un coche mucho más pequeño, ágil y manejable. En un breve recorrido de montaña, sus reacciones de deportivo se complementan con un sonido a bordo que también se puede modificar (en modo eléctrico) y que parece música celestial, pero sobre todo con unas sensaciones de lo más deportivas. También es verdad que no es un coche para zonas reviradas, ya que su peso le pasa factura en forma de inercias que hasta a la electrónica le cuesta contener.

Pero por su aceleración, tracción, dirección y frenos, se sitúa en la élite de este tipo de coches, los SUV de lujo de gran tamaño y con exuberantes mecánicas.

Por supuesto, este vehículo cuenta con tracción integral e, incluso, con tres tipos: una normal, otra más deportiva que da protagonismo al eje trasero y otra denominada Sand, para optimizar la tracción en superficies deslizantes.

Entre sus delicatessen mecánicas también destaca su dirección activa integral, con las ruedas traseras también directrices, así como la suspensión adaptativa con amortiguadores electrónicos y estabilizadoras activas.

BMW
Su longitud de 5,11 metros redunda en un amplio interior.

Autonomía eléctrica cercana a los 100 kilómetros

Gracias a una batería de 25,7 kWh, la autonomía eléctrica del BMW XM se sitúa entre 82 y 88 kilómetros. Este alcance le hace merecedor de la etiqueta 0 de la DGT. Y puede alcanzar una velocidad en modo eléctrico de 140 km/h. Su consumo homologado se sitúa en 1,5 l/100 km, pero solo durante los 100 primeros kilómetros y partiendo con la batería al máximo.

Su precio es de 179.700 euros.

Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, X o Instagram

Newsletter ElMotor

Recibe la newsletter de EL MOTOR con toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia.

Apúntate

Servicios ELMOTOR

Encuentra los mejores talleres, seguros, autoescuelas, neumáticos…

BUSCAR
Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no