Pruebas

Los Skoda Octavia, ahora híbridos enchufables

La berlina media de Skoda estrena mecánicas PHEV, que combinan autonomía eléctrica, bajos consumos y la etiqueta Cero de la DGT.

Los Skoda Octavia, ahora híbridos enchufables

El Skoda Octavia iV se vende desde 31.600 euros y homologa 60 kilómetros en modo eléctrico, sin emisiones.

Modo eléctrico para circular sin contaminar, modo híbrido para viajar con consumos contenidos y hasta modo deportivo para obtener las máximas prestaciones. El nuevo Skoda Octavia híbrido enchufable (PHEV), o iV como lo denomina la marca checa, recoge la variedad de usos habitual en los modelos con esta tecnología y suma dos valores propios: una autonomía eléctrica superior a la media y unos precios inferiores.

Las nuevas mecánicas iV del modelo de Skoda son dos y tienen 204 y 245 CV. Están disponibles desde 31.600 euros en la carrocería berlina y a partir de 32.300 en la Combi o familiar (precios con promoción y prima por financiar con la marca), unas tarifas más ajustadas que las de la mayoría de coches enchufables de este tamaño.

Ambos trajes miden lo mismo, 4,69 metros de largo, y ofrecen la misma habitabilidad, con cinco plazas aptas para todas las estaturas. El maletero, por su parte, es más pequeño que el de los Octavia de gasolina y diésel, pero todavía capaz: 450 litros en la berlina y 490 en el familiar.

Interior del Octavia iV.

Los Octavia iV cuentan con la etiqueta Cero de la DGT que, entre otras ventajas, permite estacionar sin coste en la calle y acceder a zonas de circulación restringida en los cascos urbanos.

Las versiones iV llevan de serie cambio automático y son de tracción delantera. Y ofrecen una autonomía eléctrica oficial de 60 kilómetros WLTP y consumos de entre 1,2 y 1,4 litros en los 100 kilómetros iniciales.

Duradero en modo eléctrico

En las pruebas se recorrieron 34 kilómetros a pilas –la mayoría por carretera y autopista– y se consumió un 70% de la batería, lo que hubiera permitido circular 49 hasta agotarla. Y es un registro meritorio, porque aparte de que se acerca bastante al valor oficial, la circulación por carretera y autopista es el peor escenario para un coche eléctrico (en ciudad su duración es mayor) y el frío del invierno tampoco ayuda a extraer el máximo de autonomía disponible.

Skoda Octavia Combi iV RS.

Después, en modo híbrido y aún con energía en la pila, el gasto fue de 2,2 litros, otro valor notable. Esta cifra correspondería al consumo que podría haberse obtenido al completar los primeros 100 kilómetros recorridos. Pasada esa distancia y con la batería ya vacía, como sucedería en un viaje, por ejemplo, el gasto subiría hasta rondar los seis litros cada 100 kilómetros.

En la versión de 204 CV las prestaciones son ya buenas (de 0 a 100 km/h en 7,7 segundos) y la conducción destaca por su suavidad. La de 245 CV, por su parte, se asocia en exclusiva al acabado RS, que implica una imagen y puesta a punto más deportivas (desde 35.800 euros, con descuentos), y proporciona mayor brío al acelerar (7,2 segundos) y una sensación general más firme, dinámica y emocional.

Interior del Octavia iV RS.

Recarga rápida, incluso en casa

Los nuevos Octavia iV equipan un módulo de baterías con 13 kWh, garantizado por ocho años o 160.000 kilómetros, lo que primero suceda. Y en el enchufe doméstico, de 2,3 kW, se recarga en menos de seis horas: en concreto (y en teoría, porque siempre hay pérdidas) en 5h 45min.

Con un wallbox que soporte 3,6 kW, que es también el máximo que puede digerir el cargador interno del coche, el tiempo baja dos horas, hasta 3h 45min.

 

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no