Pruebas

Mercedes AMG GT 4 puertas, la berlina más vigorosa de la marca

Imagen agresiva y un comportamiento más vivaz que permite al conductor disfrutar una conexión más directa con el vehículo.

Mercedes AMG GT 4 puertas

El nuevo AMG GT 4 puertas ofrece una estética atrevida y comportamiento deportivo / Mercedes-AMG

Mercedes siempre ha antepuesto en sus berlinas el confort a la deportividad, incluso en las variantes de mayor potencia. Pero la estrategia cambia por primera vez con el nuevo Mercedes AMG GT 4 puertas, que trata de acercarse al concepto de turismo de corte dinámico que puede ofrecer un Porsche Panamera, por ejemplo, y cede parte de la suavidad de marcha habitual en Mercedes a cambio de un mayor carácter y sensaciones al volante. Así, reúne una imagen agresiva, un tacto sólido y deportivo, y sobre todo un comportamiento más vivaz que permite al conductor disfrutar una conexión más directa con el vehículo, menos filtrada de lo normal en las berlinas de la casa.

El Mercedes  AMG GT 4 puertas deriva del CLS, con el que comparte base mecánica, pero recoge múltiples cambios para reforzar su vigor. Y lo consigue, porque en marcha parecen modelos completamente diferentes. Ya está disponible a partir de 135.700 euros, una tarifa exagerada pero equivalente a la de su principal rival el Panamera.

En el lanzamiento se ofrecen tres versiones, todas con cambio automático de nueve marchas, suspensión electrónica y tracción 4×4: 53 4Matic+, con motor 3.0 V6 biturbo, apoyo eléctrico y 435 CV (puede disponer de etiqueta ECO); 63 4Matic+, que emplea un 4.0 V8 biturbo y rinde 585 CV, y 63 S 4Matic+, que sube hasta 640 CV y ofrece prestaciones espectaculares, con solo 3,2 segundos en el 0 a 100 km/h y 315 km/h de velocidad máxima.

Sin embargo, y a pesar de sus registros casi de récord entre los turismos, el GT 4 puertas tampoco descuida los aspectos prácticos y mantiene una buena funcionalidad, porque sus cinco metros de largo dan para ofrecer un interior amplio y un maletero algo más limitado de 395 litros.

De serie viene con cuatro plazas y, como opción, se puede disponer de cinco. Y tanto delante como detrás, los más altos tienen espacio suficiente para las piernas y la cabeza, incluso aunque ronden el 1,90 de estatura.

En marcha, la tracción 4×4 manda más potencia al eje trasero y otorga a este AMG GT 4 maneras deportivas; la potencia mueve el peso con gran soltura y, al sumar la dirección a las cuatro ruedas (de serie en el 63 S y opcional en los demás), se obtiene un nivel de dinamismo casi inconcebible para un turismo familiar de dos toneladas.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no