Pruebas

Comparativa: por qué el Volkswagen Golf es el mejor familiar compacto

Audi A3, BMW Serie 1, Mercedes Clase A y VW Golf: cuatro modelos compactos con un toque 'premium' y motores de gasolina, dos con cambio manual y dos con caja automática.

familiar

De izquierda a derecha, Mercedes Clase A, BMW Serie 1, Volkswagen Golf y Audi A3. / Enrique Brooking

Pasan los años, pero el Volkswagen Golf sigue ahí, en plena forma. Y se repite de nuevo en esta prueba. La séptima generación del superventas alemán, que lleva ya desde 2013 en el mercado, dará paso a una nueva entrega de la saga, la octava, el año que viene. Pero se impone con margen a los Audi A3 Sportback, BMW Serie 1 y Mercedes Clase A.

Esta comparativa enfrenta a cuatro modelos compactos de marcas premium, todos con motores de gasolina y carrocería cinco puertas. Pero mientras el VW Golf y el BMW Serie 1 equipan cambios manuales de seis marchas, el Mercedes Clase A y el Audi A3 Sportback llevan cajas automáticas de siete accionables desde el volante.

En pocas palabras

El Golf se impone con la receta de siempre: el equilibrio de conjunto. Y es que a pesar de su imagen continuista, mantiene las virtudes del original, pero mejoradas. Por fuera conserva esa silueta inconfundible que fusiona deportividad y solidez. Por dentro es amplio, tiene un acceso fácil y está terminado con gusto. Pero sobre todo es muy práctico y transmite consistencia. Y añade una conducción y comportamiento dinámico equilibrados y seguros, y ahora un completo equipo de serie, también en seguridad, a precios ajustados. Se vende en carrocerías de tres y cinco puertas con cinco motores de gasolina, desde 110 CV hasta 310 CV (de 20.400 a 44.360 euros). Hay tres turbodiésel, de 115 a 184 CV (de 23.600 a 34.870), y un TGi de gas natural (GNC) y 110 CV (25.170).

El BMW 118i es el más veterano, 2012, y lo refleja en algunos detalles. Por fuera mantiene su estilo deportivo, con un frontal alargado y rotundo, y una zaga con músculo. Pero la puesta en escena interior está superada y, aunque tiene buenos ajustes, es más austero que sus rivales, tanto por diseño como por algunos plásticos. Es también menos habitable atrás y viene peor equipado, aunque tiene una buena insonorización y un precio competitivo. Se ofrece en tres y cinco puertas con seis motores de gasolina: desde 109 hasta 340 CV (de 27.350 a 52.000 euros). Y tiene tres turbodiésel, de 116 a 190 CV (de 27.750 a 39.400).

El Mercedes Clase A domina al Audi entre los modelos con cambio automático y se queda a solo 1,5 puntos del VW. Es el más moderno, porque acaba de salir, y aporta una imagen deportiva con gancho y personalidad, un interior más amplio que su antecesor y detalles de diseño sofisticados. Y añade una calidad de conjunto y comportamiento sobresalientes y viene bien equipado, pero es el más caro. Se ofrece con cuatro motores de gasolina, de 136 a 224 CV (de 28.800 a 48.550 euros), y un diésel de 116 CV (32.700).

El Audi se queda a 2,5 puntos del Mercedes. Lleva desde 2012 en el mercado, pero mantiene una imagen seductora y un interior amplio, con buenos asientos y acabados. Añade un comportamiento eficaz y un cambio impecable, y aunque es más asequible que el Clase A, tiene un interior sobrio. Se vende con cinco motores de gasolina, de 116 a 400 CV (desde 28.470 a 63.460 euros), y con tres TDi diésel, de 116 a 184 CV (de 27.020 a 38.810). Y hay también un g-tron de gas y 110 CV (28.240 euros).


Análisis completo

• CONDUCCIÓN

A pesar de las diferencias de cada unidad de pruebas, que, aparte de potencias y cambios, afectan también a los neumáticos, todos ofrecen una respuesta suave y elástica desde bajo régimen, no dejan sentir la entrada del turbo y se estiran sin pereza hasta 6.000 vueltas. Y tienen unas prestaciones bastante satisfactorias para viajar a buen ritmo: aceleran de 0 a 100 km/h en torno a 8 segundos. ⇒ Más información

CONSUMOS Y EMISIONES

Los consumos en la prueba han sido casi idénticos en el A3, el Serie 1 y el Clase A: no llegan a siete litros en conducción suave en carretera, suben a ocho en ciudad y gastan alrededor de nueve si se apuran las marchas. El Golf, en cambio, se ha conformado con casi medio litro menos en iguales circunstancias. Las emisiones oficiales de CO2 son ajustadas: 113 g/km el BMW, 116 el Audi, 120 el VW y 123 el Mercedes.

VIDA A BORDO

Todos permiten alojar bien a cuatro personas, incluso grandes, y añaden una quinta plaza para niños o para otro adulto, aunque algo apretado en la zona de los hombros y con un túnel central molesto en los pies. Y cuando van cinco, los dos de los extremos se desplazan a los lados y rozan con el techo, salvo en el Golf. El VW ofrece el mejor compromiso: es muy amplio y cómodo delante y tiene las mejores plazas traseras. ⇒ Más información

AL DETALLE

VW Golf. El mejor compromiso entre espacio y funcionalidad.
BMW Serie 1. Más austero y justo atrás, pero mejor aislado.
Mercedes Clase A. Atractivo y sofisticado por dentro, y menos amplio.
Audi A3. Buenos asientos delante en un ambiente sobrio. ⇒ Más información

IMAGEN Y DISEÑO

El Mercedes es el más moderno y aporta una imagen y presencia superiores. Destaca su silueta baja y afilada. El VW lleva años evolucionando lo justo, pero sigue al día con esa clase y estilo inconfundibles. El Audi actualiza la fuerza del frontal con sus faros led, conserva el lateral elegante de trazos limpios y, aunque ha perdido gancho, sigue transmitiendo valores premium. El diseño del BMW explota el morro largo y resalta la deportividad con formas macizas . ⇒ Más información

PRECIOS Y EQUIPAMIENTO

Diferencias importantes. El VW es el más asequible, 27.700 euros con los 1.150 de descuento de este mes, que pueden llegar a 5.000 financiando con la marca y cumpliendo otros requisitos. El BMW sube a 28.550 euros, 850 más. Los otros dos reflejan el sobreprecio de sus cambios automáticos, unos 2.300 euros, y cuestan 31.390 euros el Audi y 33.657 euros el Mercedes, el más moderno y también el más caro de los cuatro. ⇒ Más información

CONCLUSIÓN

El VW Golf se impone entre los modelos de cambio manual con sus valores de siempre, como una imagen con estilo propio, un interior amplio y funcional y un equilibrio de conjunto sobresaliente. Y ahora añade un completo equipo de serie, también en seguridad, y precios ajustados. El BMW acusa más su veteranía y, aunque está muy bien insonorizado, tiene un interior más austero y menos amplio atrás, un equipo de serie inferior y un precio algo más alto. El Mercedes domina entre los modelos automáticos gracias a su atractiva imagen y sofisticado interior, y destaca por su calidad de conjunto y comportamiento. Pero lo refleja en el precio y es el más caro. El Audi se queda a 2,5 puntos por su calidad de conjunto y comportamiento, pero tiene un interior más sencillo y menos seductor.
Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no