Supercoches

Así es el GT Black Series, el superdeportivo total de Mercedes-AMG

Acelera de 0 a 100 en 3,2 segundos, genera hasta 400 kilos de carga aerodinámica y cuenta con un diseño inspirado por las versiones de competición.

Mercedes AMG GT Black Series

El Black Series es el AMG GT más radical hasta la fecha.

Desde 2006 la etiqueta Black Series se ha utilizado para denominar a las versiones más radicales de la gama AMG, y en el caso del Mercedes-AMG GT Black Series la cosa no se queda solo ahí: el deportivo monta, además, el bloque V8 más potente jamás fabricado por la marca, acompañado de una puesta a punto prácticamente de competición.

El bloque en cuestión es el conocido 4.0 V8 biturbo que ya da vida a otros AMG, pero ha sido rediseñado en gran parte para llevarlo hasta los 730 CV y los 800 Nm de par máximo.

El propulsor se asocia con una caja de cambios automática de doble embrague y siete relaciones y con un sistema de tracción trasera, lo que le permite pasar de 0 a 100 km/h en 3,2 segundos, alcanzar los 200 km/h desde parado en menos de 9 segundos y marcar una velocidad punta de 325 km/h. Homologa un consumo de 12,8 l/100 km.

El Mercedes-AMG GT Black Series cuenta de serie con suspensión adaptativa, llantas forjadas de 19 pulgadas en el eje delantero y de 20 en el trasero, sistema de frenos carbocerámicos de alto rendimiento y neumáticos Michelin Pilot Sport Cup 2R específicos, entre otros elementos.

Además, todo su diseño, que hereda mucho de las categorías de competición GT3 y GT4, obedece a crear una mejor aerodinámica. Tanto la carrocería como muchos elementos estructurales están fabricados en fibra de carbono para reducir el peso, y del mismo material están hechos los cannards delanteros. El splitter es regulable, en el capó hay numerosas salidas de aire y en la zaga hay un enorme alerón. Todo ello ayuda a crear una carga aerodinámica de 400 kilos cuando el Mercedes-AMG GT Black Series circula a 250 km/h.

En el habitáculo cuenta con la dupla de cuadro de instrumentos digital de 12,3 pulgadas y consola central con pantalla de 10,25, pero con visualizaciones específicas para esta versión. Los asientos deportivos están tapizados en una mezcla de cuero Nappa y microfibra dinámica, abundan los detalles en tono naranja y también las molduras de fibra de carbono.

Si a alguien se le queda corto todo lo anterior, se puede añadir el AMG Track, un paquete de equipamiento adicional que suma arneses de cuatro puntos, sistema de protección en caso de vuelco y un extintor de 2 kilos.

Mercedes-AMG GT Black Series

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no