Tecnología

¿Esta es la movilidad que imagina el Gobierno para 2040?

Electricidad, salones sobre ruedas y chóferes virtuales: los modelos autopilotados ofrecerán un espacio y comodidad sin precedentes, similares a los de una casa.

movilidad

Coches que interactúan con la casa como una habitación más.

La mecánica eléctrica, que libera espacio, y el piloto automático, que exime de conducir, permiten diseñar coches bien diferentes a los actuales, con el hogar como fuente de inspiración. Así vienen los coches del futuro (no tan lejano). Otro asunto distinto es que la industria y el mercado puedan adaptarse a la pretensión del Gobierno actual de vetar la venta de coches de combustión en 2040.

Piloto automático

⇒ De automóvil a sala de estar
En 2020 deberían llegar a los concesionarios los primeros vehículos dotados con piloto automático completo de Nivel 4, que permitirá al conductor desatender el tráfico y la circulación y dedicar el tiempo de desplazamiento a trabajar o relajarse. En esta primera fase, el diseño de los interiores apenas cambiará, salvo por ciertas soluciones inusuales hoy día, como los botones que servirán para conectar la autoconducción.

El Audi Elaine, un prototipo que se convertirá en realidad en 2019, así lo anticipa. Mantiene la misma distribución de mandos de un automóvil actual y ahonda en los patrones ya vistos en la actualidad, como la instrumentación digital, como la instrumentación digital, la pantalla central de gran formato y las superficies táctiles en lugar de botones. Su generoso tamaño, con 4,9 metros de longitud y formato SUV, aporta más espacio que un turismo de dimensiones equivalentes, mientras que su mecánica eléctrica, que resulta más compacta que una térmica, completa la evolución y otorga otro punto extra en desahogo interior.

movilidad

En una segunda etapa más avanzada, que se fecha hacia 2025, el diseño de las cabinas cambiará apreciablemente más. Y podrán verse ejemplos como el del prototipo Renault Symbioz, que, al activar la conducción automatizada, su habitáculo muta: el volante se pliega, los asientos giran —para configurar el habitáculo como un salón— y en el centro surge una mesa que completa la transformación. Además, todo el techo es de cristal para aumentar la luminosidad y poder disfrutar del paisaje, en parado y en movimiento.

movilidad

Renault Symbioz.

Pero sus aportaciones no terminan ahí, porque el fabricante francés ha concebido el vehículo como un complemento de la vivienda, y puede utilizarse como una habitación más al llegar al hogar. Al mismo tiempo, sirve como generador de emergencia si se va la luz y se integra con la domótica de la casa, por lo que se puede activar la calefacción desde el coche al salir de la oficina para que la residencia esté atemperada al llegar.

Guiado robot

⇒ Un chófer virtual siempre disponible
La tercera etapa del cambio: modelos sin volante ni pedales que llevan al destino elegido. Serán los que introduzcan la revolución de mayor calado, prevista hacia 2030. Todos cuentan con un piloto automático de Nivel 5, el máximo rango en automatismo, y estrenan interiores y soluciones desconocidos hasta ahora, como la ausencia de mandos de conducción. Son vehículos robotizados.

Los modelos de esta tipología pueden estar destinados a un uso individual o colectivo. El Audi Aicon se encuadra en el primer grupo, mientras que los Smart EQ y Volkswagen Sedric se clasifican en el segundo.

El Aicon adelanta cómo podría ser la berlina de lujo del mañana, destinada a los viajes de largo recorrido. Mide nada menos que 5,44 metros y presenta un interior muy amplio equipado con cuatro butacones. La cabina integra varias pantallas, que pueden controlarse con la voz, con las manos y a través de un nuevo sistema de lectura ocular, mientras que el techo puede oscurecerse y aclararse, y crear símbolos y animaciones. La suspensión, por su parte, es neumática.

movilidad

Audi Aicon.

La propuesta de Smart con su EQ Vision es diferente, porque se trata de un cruce entre taxi autónomo y servicio tipo Car2go: está pensado para la ciudad, donde circulará llevando a las personas al destino elegido. Tiene el mismo tamaño que un Smart Fortwo de ahora (2,7 metros) y también sus dos plazas, aunque con un habitáculo más amplio y una pantalla en el frontal del coche que sirve para comunicarse con los usuarios, por ejemplo, mostrando el nombre del viajero a recoger.

movilidad

Smart EQ Vision.

El Sedric II de Volkswagen funciona igual, aunque es más grande y tiene cuatro asientos. A pesar de que el Sedric I se desveló hace apenas unos meses, en marzo en el Salón de Ginebra, se presenta ya en su versión 2.0, de la que se asegura estar más cercana a la realidad. Matthias Müller, consejero delegado del Grupo VW, indica que “se trabaja en una familia completa, desde vehículos autopilotados para ciudad hasta otros de lujo para grandes distancias [similares al Audi Aicon]”. Además, Sedric II empezará a ensayarse en breve en la fábrica de Wolfsburgo, Alemania: moverá a los empleados dentro del complejo.

movilidad

Volkswagen Sedric II.

Los eléctricos que vienen

⇒ Más potencia y espacio a bordo
Prestaciones ampliadas. Los modelos a pilas que se avecinan ofrecerán más potencia y autonomía que los actuales y empezarán a llegar en 2019. Y todos serán más amplios por dentro que sus equivalentes térmicos, porque sus mecánicas eléctricas restan menos espacio.

El BMW i Vision Dynamics es uno de los estrenos más esperados, porque anuncia un radio de acción de hasta 600 kilómetros y aceleraciones fulgurantes, con un 0 a 100 km/h en solo cuatro segundos. Se trata de una berlina de tamaño medio (unos 4,6 metros) que competirá con turismos eléctricos similares, como el Tesla Model 3. Y podría denominarse i5.

movilidad

BMW i Vision Dynamics.

Mercedes avanza también posiciones y presenta el EQ A, que derivará en un modelo de serie parecido a un Clase A a pilas, con 4,28 metros. Está previsto que salga en 2020, con 400 kilómetros de rango y 272 CV. Y será el segundo coche a pilas anticipado por el fabricante, tras el SUV eléctrico EQ, que debería aparecer en 2019.

Mercedes EQ A.

Honda pide asimismo paso y se apunta además el tanto de modelo más original con su Urban EV. Por fuera recuerda al primer Golf GTi, mientras que por dentro apuesta por el minimalismo y la digitalización. Mide 3,9 metros, incluye cuatro plazas y “llegará a Europa en 2019”, como señala Takahiro Hachigo, consejero delegado de la firma.

Honda Urban EV.

Y Volkswagen completa las novedades con el ID Crozz II, otro SUV de baterías que se convertirá en la tercera propuesta de la casa: en 2020 saldrá el compacto ID, en 2022 el monovolumen Buzz y, en 2021, este familiar campero. Tiene una longitud de 4,6 metros, tracción 4×4 y un rango por carga de hasta 500 kilómetros.

Volkswagen ID Crozz II.

Pero la verdadera revolución podría producirse en 2025, que es cuando se espera que salga una nueva generación de baterías secas, sin electrolito líquido (como las de los móviles), que mejoran a las actuales y podrían llegar a ofrecer hasta 1.000 kilómetros de duración, lo que permitiría, por fin, que los eléctricos puedan afrontar viajes y cumplir así como coche único.

Descapotables

⇒ Diseños singulares gracias a las pilas
La mayor libertad de diseño que aportan las mecánicas eléctricas frente a las de combustión se aprecia con claridad en creaciones como el Vision 6 Cabriolet de Maybach, la submarca de lujo de Mercedes, que es uno de los prototipos de la temporada que ha causado mayor furor por su estética y que propone detalles curiosísimos: como bajo el capó no hay un motor tradicional, se puede aprovechar el espacio para instalar un organizador con capacidad para maletas a medida, paraguas y hasta un equipo de pícnic.

Vision 6 Cabriolet de Maybach.

El modelo es un impactante descapotable de 5,75 metros de longitud que actualiza los cánones de estilo de los grandes automóviles de los años cuarenta y cincuenta para crear una estampa muy potente y original, sin equivalentes en el catálogo actual del automóvil. Integra cuatro motores eléctricos que suman 750 CV y aportan tracción 4×4, aparte de prestaciones a la altura de su imagen: de 0 a 100 km/h en menos de cuatro segundos y una velocidad máxima autolimitada a 250 km/h. Además, en el interior se aprovecha casi todo el cristal delantero para proyectar información relevante, es como un HUD actual, pero a mayor escala.

La mala noticia es que el fabricante no confirma todavía que se vaya a producir en serie y comercializar.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no