Actualidad

Citroën reinventa su gran berlina familiar con el C5 X

El nuevo buque insignia de la marca llegará a principios de 2022 con un formato que mezcla características de un SUV, una berlina y un cupé. 

Citroën C5 X

Citroën admitirá reservas del C5 X a partir desde septiembre.

Cuando en 2017 cesó la producción del C5, se interrumpió en Citroën una larga tradición de berlinas medias pertenecientes al llamado segmento D. Ahora, la marca francesa vuelve a la categoría con el C5 X, un modelo innovador destinado a competir en una categoría que vive la crisis provocada por el dominio de los SUV.

Todavía no tiene precio, pero ya admitirá reservas a partir de septiembre y las primeras entregas a los clientes se producirán a principios del año que viene. Y cumple con la electrificación al ofrecer una versión híbrida enchufable.

Por tamaño (4,80 metros), tarifas y aspectos prácticos, competirá con las berlinas clásicas de la categoría, tanto en sus versiones de cuatro o cinco puertas como rancheras (Renault Talisman, Peugeot 508, Ford Mondeo, Skoda Superb…).

La carrocería del Citroën C5 X busca reunir lo mejor de las berlinas, los cupés, los familares y los SUV. El resultado es una silueta única y un coche de líneas estiradas, que aparenta ser más grande de lo que es en realidad, con ruedas de generoso tamaño (llantas de 19 pulgadas en todas las versiones) y luciendo los grupos ópticos característicos de los nuevos Citroën.

Sin opción diésel

En el interior, la prioridad de los diseñadores ha sido la comodidad, ofreciendo un espacio desahogado para los cinco ocupantes, un buen maletero de 545 litros y, repartidos por el habitáculo, 13 espacios para guardar objetos que suman otros 29 litros de espacio aprovechable. El puesto de conducción cuida especialmente la ergonomía y presenta una completa instrumentación digital con gráficos configurables, así como una gran pantalla táctil multifunción de 12 pulgadas que puede replicar las funciones del móvil.

En cuanto a la mecánica, el Citroën C5 X es un modelo de tracción delantera que ya no tendrá motores diésel. La versión tope de gama lleva el módulo híbrido enchufable de 225 CV ya conocido en el SUV C5 Aircross Hybrid,  que anuncia en el C5 X una autonomía eléctrica superior a 50 kilómetros (aún pendiente de homologación). Además Citroën ofrece un motor de gasolina tradicional PureTech con potencias de 130 o 180 CV. Y como opción, el chasis puede equipar una nueva suspensión activa que adapta la amortiguación mediante tres modos de actuación (Confort, Normal y Sport).

Y las ayudas a la conducción dotan al Citroën C5 X de una conducción semiautónoma de Nivel 2: regulador de velocidad adaptativo con parada y arranque automático, mantenimiento de carril, aviso de ángulo muerto, detección de vehículos y obstáculos en marcha atrás, visión 360º para las maniobras de aparcamiento y apertura de puertas y puesta en marcha sin llave.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no