Actualidad

Coches zombi y radares en cascada: los bulos y la DGT

Tráfico desmiente dos noticias que circulan en las últimas semanas relacionadas con el organismo que dirige Pere Navarro.

coche zombie

Un coche abandonado en la calle.

El director general de Tráfico, Pere  Navarro, anunció hace un mes que en 2022 se instalarán 16 nuevos radares de tramo y otros diez fijos, pero ni él ni nadie en la DGT dijo que fueran a tener características especiales: es un bulo que Tráfico vaya a estrenar radares en cascada o antifrenazos. Y tampoco existe “la carta que la DGT va a enviar a todos los conductores este año”, aunque esta información tiene algo más de fundamento.

De los nuevos dispositivos que colocará la DGT se ha escrito que su tecnología permitirá detectar a los conductores que reducen la velocidad unos metros antes del radar y después aumentan el ritmo. Radares antifrenazo –se supone– con mayor alcance y precisión y que pueden abarcar más metros de carretera; o dispositivos móviles que se colocan antes del radar fijo; o que se sitúan algunos cientos de metros después: uno, dos y hasta tres radares consecutivos, se ha escrito. 

La DGT desmiente esta supuesta innovación tecnológica y se remite a lo que anunció Pere Navarro en la Comisión de Seguridad Vial del Congreso: en 2022 se colocarán 26 nuevos radares en las carreteras y se ampliará la dotación de drones, sin más detalles. Los radares son los que son y no hay ninguna tecnología nueva en marcha ni en proyecto.

La Policía Foral de Navarra sí estrenó en 2019 los radares en cascada, según confirmó el portavoz del cuerpo. En el caso navarro, la policía anunció que colocaría radares móviles uno o dos kilómetros más allá de los dispositivos fijos en los tramos de concentración de accidentes, “no por un interés recaudatorio”, sino para reducir la accidentalidad en las carreteras más peligrosas.

La carta para los propietarios de coches zombi

Los bulos sobre radares de la DGT no han estado solos en las últimas semanas. También se han repetido con alguna intensidad informaciones en las que se habla de una supuesta carta que el organismo iba a enviar durante 2021 o en 2022 a “miles de conductores” o incluso “a todos los conductores”. Se dice que en ella Tráfico recuerda a los propietarios con vehículos en situación de baja temporal que deben darlos de alta o tramitar una baja definitiva. “No se está enviando ninguna carta”, desmiente la DGT

La misiva existió, pero el envío se anunció en marzo de 2020 y se retomó oficialmente en diciembre de ese año, al tiempo que se anunciaba para 2021 un cambio normativo como medida de lucha contra lo que la DGT denomina coches zombi: vehículos que se dieron de baja temporal y en esa situación permanecen, sin obligación de pasar la ITV ni contratar un seguro, y sin que la DGT sepa si continúan circulando o fueron robados o desguazados. 

La modificación legislativa se aprobó en abril de 2021, y desde entonces no se ha producido ninguna novedad ni envío de cartas a los conductores.

El cambio sobre las bajas temporales

El real decreto aprobado en abril establece un límite máximo de un año para las bajas temporales –hasta ahora eran indefinidas–, y antes de que expire ese plazo el propietario del vehículo deberá solicitar expresamente una prórroga para mantener la misma situación. De lo contrario, se entenderá que el vehículo vuelve a la vida y por tanto le afectan las obligaciones legales: póliza en vigor, inspección técnica favorable e impuesto de circulación pagado. El decreto, no obstante, deja un plazo de un año a las administraciones para adaptar “sus procedimientos y autorizaciones”, de modo que no empezará a aplicarse hasta abril de 2022.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no