Actualidad

El camino más corto hasta los 250.000 vehículos eléctricos

El sector reclama rebajas fiscales que complementen el plan Moves III para cumplir los objetivos de renovación del parque automovilístico.

coches eléctricos

Puntos de recarga públicos en la calle.

Lejos aún de los objetivos del Gobierno y del sector, pero ya instalados en la cabeza de los automovilistas como un ideal de futuro, los coches eléctricos se abren hueco en España “vatio a vatio”. El símil lo propone un estudio recién publicado por la iniciativa Estamos Seguros, que recoge como argumento principal una cifra: 561.580. Son los turismos con motores no fósiles que circulaban en España a cierre de 2019: el avance es lento pero firme.

De los 24,3 millones de coches que circulan hoy por el territorio nacional, 14,9 millones se alimentan con gasóleo y otros 8,8 millones con gasolina, según los datos de Centro Zaragoza y Tirea que sustentan el informe. Y los demás, ese medio millón largo, representan un 1,8% del parque de coches español.

El porcentaje es nimio, pero no tanto, porque el “resto” es cada vez más significativo en el mercado. Lo componen modelos de gas natural, de gas licuado del petróleo y, principalmente, turismos híbridos y a pilas, cuyo protagonismo (el de ambos tipos) va engordando. Según datos de la asociación para el impulso de la movilidad eléctrica Aedive, la cifra actual de vehículos eléctricos puros en circulación ronda los 104.000, de los cuales 46.000 son turismos.

En marzo se despacharon 2.025 unidades de coches a pilas, lo que supuso un crecimiento del 174% respecto al año anterior y del 55,5% en comparación con 2019. Y la salud de los híbridos enchufables parece aún mejor en los últimos meses, con 3.554 unidades matriculadas en marzo, lo que supuso un 464% y un 345% más que en 2020 y 2019, respectivamente. No obstante, Aedive y la asociación de vendedores Ganvam recuerdan que “la electrificación necesita ponerse las pilas para alcanzar los objetivos marcados” y piden velocidad a la hora de “materializar las iniciativas con el objetivo de salvar el estancamiento [general] del mercado”.

El plan Moves III recién aprobado subvencionará con hasta 7.000 euros la compra de turismos eléctricos y con hasta 5.000 euros la de híbridos enchufables, con objetivo final de asegurar un parque de 250.000 vehículos eléctricos en 2023 (el programa de ayudas está garantizado hasta ese año), y de cinco millones en 2030.

El nuevo programa cuenta de entrada con 400 millones de presupuesto e incluye, en palabras de Arturo Pérez de Lucia, director general de Aedive, mejoras sustanciales como la flexibilidad en el trasvase de los fondos y el hecho de que se involucre a las comunidades en su compromiso de consumir las cuantías del plan”. De Lucia también se felicita por el  compromiso de continuidad de los incentivos, porque era una de las reclamaciones del sector junto con el incremento de la cuantía”.

Con todo, el sector pide un paso más al Gobierno: una reforma fiscal. Los precios de los vehículos eléctricos se han reducido e incluso son más baratos que su espejo en combustión si se tiene en cuenta el coste durante su vida útil –explica Pérez de Lucia–, pero en el ideario del comprador subyace el precio de compra. La reducción del IVA es necesaria para superar esa barrera. Sabemos que el Gobierno está trabajando en ella”.

Si estas medidas se ponen en marcha de forma inminente –creen Aedive y Ganvam– será posible que “el mercado eléctrico puro e híbrido enchufable crezca hasta las 100.000 unidades totales en 2021, frente a las 58.628 del año pasado”. Y añade De Lucia que las metas de 2023 y 2030 también podrán alcanzarse: Los objetivos que se han fijado para la movilidad eléctrica son ambiciosos, teniendo en cuenta de dónde partimos, pero en el empeño del ecosistema industrial, tecnológico y de servicios está cumplirlos”.

Quién quiere un coche eléctrico

El informe de Estamos Seguros revela que los conductores veteranos son los más propensos a manejar un vehículo impulsado por una batería. En concreto, un 2,08% de conductores de entre 51 a 65 años se mueven en un coche híbrido o eléctrico, por encima del 1,8% de penetración de estos vehículos en el parque automovilístico.

Pero influyen más la situación económica y la geografía. “Las provincias y los municipios con mayor PIB suelen presentar tasas más elevadas”, apunta el estudio. Aquellas con un porcentaje de vehículos limpios más alto son Madrid (3,41%), Barcelona (3%), Alicante (2,71%), Girona (2,71%) y Las Palmas (2,08%), todas con rentas elevadas y poblaciones concentrada. Los puestos de cola corresponden a provincias de interior con menor densidad de población: en Cuenca, Teruel, Jaén, Cáceres y Zamora, los híbridos y los eléctricos representan menos del 0,7% del parque móvil.

Coches limpios por cada 1.000 habitantes

El estudio de Estamos Seguros mide también el peso de las motorizaciones eléctricas en relación con el número de habitantes, y nueve de las diez localidades con más coches híbridos y eléctricos por cada 1.000 residentes están en la Comunidad de Madrid. Son Pozuelo de Alarcón, Las Rozas, Rivas-Vaciamadrid, Alcobendas, San Sebastián de los Reyes, Madrid, Alcorcón, Getafe y Valdemoro. Completa la lista Sant Cugat del Vallès, en Barcelona, en el puesto número seis de la clasificación. Esta clasificación incluye solo los vehículos de particulares.

 

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no