Actualidad

Entre los básicos y los exclusivos

La saturación de modelos empuja a desdoblar la oferta con propuestas económicas y diseños alternativos

Entre los básicos y los exclusivos

Dos en lugar de uno y con precios diferentes. Los familiares compactos son los modelos más vendidos en España y en Europa, y se enfrentan a una competencia cada vez más feroz. Además, proliferan los modelos clónicos, con lo que, salvo contadas excepciones que aportan argumentos estéticos o tecnológicos diferenciadores, al final, el precio acaba siendo decisivo. Y la pelea reduce las rentabilidades al mínimo.

La solución que se está imponiendo entre las marcas populares para resolver el dilema consiste en desdoblar la oferta con dos alternativas. Por un lado están lanzando modelos más básicos, casi low cost, con planteamientos sencillos y económicos que permitan competir por precio. Y por otra parte están desarrollando alternativas más exclusivas para mejorar márgenes y robar ventas a los fabricantes de prestigio.




El Citroën C-Cactus, de arriesgado diseño, será la estrella de 2014 entre los compactos. Peugeot y Seat completarán las gamas de los 308 y León



El mejor ejemplo de esta política es Citroën y su gama DS, coches de una marca popular con un diseño y una presentación más elaborados. Y, ahora, Ford se ha sumado a la corriente con la serie Vignale, que aglutinará sus propuestas más sofisticadas. Pero a Citroën, que va un paso por delante en esta tendencia, le faltaba mostrar cómo evolucionarán sus modelos básicos, los que llevan delante la letra C. Y es lo que muestra el C-Cactus, un compacto de diseño alternativo que se fabricará en Villaverde y saldrá en primavera. Este coche adelanta los valores de los nuevos productos de la Serie C e incluye todo lo importante que demandan las familias medias, desde la capacidad y funcionalidad interior hasta un precio asequible y lo último en conectividad. Y prescinde de lo superfluo para reducir costes, desde los lujos interiores hasta los motores potentes y las versiones deportivas.

DEL PEUGEOT 308 AL MÉGANE




Nissan Friend Me.




Aparte de este peculiar lanzamiento, que si tiene éxito puede revolucionar el mercado de los familiares compactos, en 2013 han llegado tres modelos importantes: Peugeot 308, Mazda 3 y Toyota Auris. Todos han mostrado argumentos parecidos: culto a la eficiencia para reducir el consumo y diseños originales con un toque deportivo. Los mismos valores serán los que muestren los escasos estrenos previstos para 2014. En realidad, y aparte del esperado C-Cactus, el protagonismo entre los nuevos familiares compactos se repartirá entre el modelo que prepara Nissan, basado en el prototipo Friend Me, y el Infiniti Q30, que se mostrará a finales de año, pero que no llegará hasta comienzos de 2015. El primero se situará en la parte baja de la oferta, junto a los modelos sencillos y económicos que compiten con el precio, igual que el Micra entre los utilitarios. En cambio, el Q30 de Infiniti, la marca de lujo de Nissan, aspira a situarse en la zona alta como alternativa a las marcas alemanas de prestigio. Así, compartirá la plataforma y mecánicas del último Mercedes Clase A, e incluso tendrá una imagen parecida. Además, Subaru lanzará en junio el heredero del Impreza, que se basará en el prototipo WRX y tendrá motores desde 170 hasta 300 CV en la versión racing STi.

Las demás novedades serán solo puestas al día de modelos actuales. El primero en llegar será el Renault Mégane renovado, que saldrá en enero con el nuevo frontal de la marca y con motores y cambios que mejorarán la eficiencia. Honda también actualizará el Civic ese mes y en febrero sacará la carrocería Tourer, con una avanzada suspensión trasera electrónica y autonivelante de serie, primicia en coches de este tamaño. En febrero saldrá también el Lexus CT 200h, con un rostro evolucionado y más deportivo y cambios en el interior. En primavera saldrán el Peugeot 308 SW o ranchera, y los León ST y Cupra. Para mediados de año llegarán los Ford Focus renovados y el León todocaminos.



TENDENCIAS: Vuelven las berlinas, ahora superdeportivas

Audi S3 Sedan.


Las carrocerías berlina o sedán – cuatro puertas y maletero independiente– estaban en decadencia, sobre todo las basadas en modelos pequeños como los familiares compactos. Pero, en los mercados emergentes, estas siluetas se identifican con el prestigio social, lo que les ha devuelto la vida. Y, en particular, las derivadas de modelos de tamaño ajustado se han convertido en un filón de ventas, sobre todo para las marcas de prestigio, que tienen así un escalón de acceso asequible con el tipo de carrocería mejor valorado.

Con estas premisas, casi todas las marcas, populares y exclusivas, están recuperando sus berlinas pequeñas, que llegan también de rebote a Europa para alcanzar volúmenes de producción más rentables. Y para reforzar su poder de seducción entre las nuevas clases medias y altas se están lanzando versiones superdeportivas.

El mejor exponente de esta tendencia es el Mercedes CLA, derivado de la exitosa Clase A. Combina una línea imponente por su carácter, y una aerodinámica récord (Cx desde 0,22) que reduce el consumo. Y tiene una versión 45 AMG, con 360 CV y tracción 4×4, que acelera de 0 a 100 km/h en solo 4,6 segundos. La réplica de Audi es el A3 Sedan, algo más pequeño, pero también con una versión S3 (Quattro) de 300 CV que se completará más adelante con un RS3. En un escalón inferior en imagen y, previsiblemente, también en precio, destaca el Subaru STi de 300 CV, que se basará en el prototipo WRX y saldrá en junio.



Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no