Actualidad

Los cambios invisibles del Jeep Compass

El SUV recibe el bloque 1.0 turbo con 130 CV o 150 CV, aunque sus variantes híbridas enchufables de 190 CV y 240 CV llegarán dentro de unos meses.

Jeep Compass

A nivel visual no hay cambios en el Compass.

Más seguridad, mejor conectividad y nuevos motores para el Jeep Compass. El todocamino intermedio de la marca americana estará disponible a partir de julio con una actualización que trae consigo importantes cambios, incluido uno logístico: el SUV abandona México y ahora se producirá en la planta que el Grupo FCA tiene en Melfi, Italia.

A simple vista cuesta apreciar las variaciones. Su diseño se mantiene intacto, centrándose los cambios en este aspecto en la incorporación de cinco nuevos colores para la carrocería –que se pueden combinar con el techo en negro– y la ampliación de la gama de llantas, con otros seis diseños y medidas de hasta 19 pulgadas.

Tampoco hay modificaciones en el habitáculo. El Compass sí contará, sin embargo, con una dotación tecnológica ampliada que incluye los Uconnect Services, divididos en los paquetes My Assistant, My Car, My Remote y My Navigation. También se añaden múltiples asistentes de seguridad como el aviso de colisión frontal, avisador de salida de carril y control de estabilidad electrónico. Entre los extras figuran el avisador de punto ciego, la alerta de tráfico cruzado trasero, la cámara trasera o el control de crucero adaptativo.

Donde Jeep ha hecho especial hincapié es en la oferta mecánica del SUV. Además del motor diésel 1.6 de 120 CV y 320 Nm, se incorpora a la gama un bloque de gasolina 1.3 turbo, disponible en versiones de 130 CV y 150 CV, ambas con 270 Nm y tracción delantera. La primera está asociada a una caja de cambios manual de seis velocidades y la segunda a una transmisión automática de doble embrague y el mismo número de relaciones. Estarán disponibles en julio.

Habrá que esperar más para que lleguen a los concesionarios las esperadas variantes híbridas enchufables, denominadas 4xe, cuyo lanzamiento estaba previsto originalmente para el pasado mes de marzo. Será durante la segunda mitad del año, pero la marca no ha confirmado la fecha concreta.

Utilizarán el nuevo motor 1.3 turbo combinado con otro bloque eléctrico que se acopla al eje trasero (son, pues, versiones de tracción integral) para conseguir aumentar su potencia hasta los 190 CV y los 240 CV, respectivamente. Gracias a su batería, podrán circular hasta 45 kilómetros en modo 100% eléctrico, de modo que obtendrán la etiqueta Cero de la DGT.

Jeep Compass

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no