Actualidad

Cuatro SUV asequibles de diseño exquisito y carácter ‘premium’

Los modelos de la gama CX de Mazda comparten la personalidad estética, su conexión natural con el conductor y sus eficientes motores.

Gama SUV Mazda

De izquierda a derecha, los Mazda CX-5, MX-30 y CX-30

Al crear una gama de modelos, una marca se enfrenta a un desafío clave: deben compartir una identidad que los diferencie del resto de automóviles y que los identifique como familia, pero a la vez deben tener personalidad propia y distinguirse entre sí. Conseguir el equilibrio entre ambos aspectos no es fácil, pero Mazda lo ha conseguido en su gama SUV basándose en tres pilares fundamentales: diseño Kodo, conexión entre coche y conductor y, por último, tecnología, aplicada tanto a los motores como a la seguridad.

El lenguaje de diseño de Mazda se centra en la pureza de las formas, en eliminar lo superficial y dejar que la luz desempeñe un papel determinante al reflejarse sobre las superficies del automóvil. Aplicado a un todocamino, como los de la familia CX, esta idea se traduce en modelos de diseño dinámico y formas fluidas, sin importar que se trate de un SUV compacto, como es el caso del CX-3, o de uno de grandes dimensiones, como el CX-5.

En el interior, el objetivo principal –además del confort de los pasajeros– es conseguir que entre el conductor y el coche se produzca una conexión natural que la marca denomina Jinba Ittai. Todo queda al alcance la mano de quien está al volante, de modo que cualquier interacción con el vehículo resulta fluida. Elementos como el Head-Up Display o el mando giratorio de control ayudan a tal fin, y el resultado es una conducción placentera e intuitiva sin importar de qué modelo de la familia CX se trate. A eso se suman unas calidades interiores sobresalientes, con materiales y acabados artesanales de los maestros takumi japoneses.

Una parte importante del peso en este aspecto recae también en la tecnología, aplicada tanto a los sistemas de propulsión que emplean los SUV como al equipamiento de seguridad activa, representadas por las tecnologías i-Activsense. Un conjunto de asistentes diseñado para evitar accidentes y hacer la conducción más sencilla y relajada, con sistemas como la frenada de emergencia, la alerta de cambio involuntario de carril, la detección de tráfico trasero, el asistente de aparcamiento o, entre otros, las cámaras de 360 grados. Otro rasgo característico de Mazda, es la cantidad de equipamiento que viene de serie en cada modelo y la democratización de estos sistemas de seguridad.

Por otra parte, toda la gama de motores ha sido diseñada siguiendo el plan estratégico Zoom Zoom Sostenible 2030, que pretende reducir las emisiones globales un 50% respecto a los datos de 2010. Tanto los bloques Skyactiv-G de gasolina como los Skyactiv-D diésel siguen esa línea, pero la esencia de esta idea se condensa en el propulsor Skyactiv-X, que combina los puntos fuertes de ambos mundos para llevar la eficiencia a un nuevo nivel. La llegada del sistema Mazda M Hybrid electrificado, además, permite contar con las ventajas de la etiqueta ECO junto a un menor consumo y emisiones.

Mazda CX-3

El pequeño de la familia es un SUV compacto pensado para el uso y disfrute individual o en pareja, con un diseño diferenciador del resto de rivales de otras marcas y con unas medidas que le permiten desplazarse con soltura en ciudad. También ofrece un cómodo espacio interior para los viajes largos. Su maletero de 350 litros, ampliables hasta los 1.260 con los asientos traseros abatidos, potencia su versatilidad. Utiliza un motor de gasolina de 121 CV que cuenta con un nuevo e innovador sistema de desconexión de cilindros para reducir consumo y emisiones, y que puede combinarse con una caja de cambios manual o con una automática.

Mazda CX-30

La incorporación más reciente a la gama de combustión es, a su vez, el modelo más moderno, tanto por su interpretación del lenguaje de diseño Kodo, que da lugar a una esbelta silueta, como por la excepcional calidad artesanal de su interior y  las tecnologías que incorpora.

Los sistemas de ayuda facilitan la vida del conductor (control de distancia de aparcamiento, prevención de cambio de carril involuntario, control de ángulo muerto avanzado…) y su gama de motores cuenta con hibridación suave en todos sus bloques de gasolina, lo que le permite lucir la etiqueta ECO y acceder a las numerosas ventajas que esta proporciona en el entorno de las grandes ciudades.

El revolucionario Skyactiv-X de 180 CV, primer motor de gasolina del mundo con sistema de encendido por compresión controlado por chispa, es el mejor ejemplo de cómo aunar rendimiento y eficiencia en un mismo propulsor.

Mazda CX

De izquierda a derecha, los Mazda CX-3, CX-30 y CX-5.

Mazda CX-5

El mayor SUV de la marca es, por razones obvias, el más familiar: dispone de espacio suficiente para cinco pasajeros adultos o para sillitas de niño (todos los modelos de la gama cuentan con anclajes Isofix) y su maletero de gran capacidad cubica entre 506 y 1.620 litros. La sensación en el habitáculo es de refinamiento, confort y comodidad, algo a lo que también contribuye su conducción suave. La logra fundamentalmente gracias al G-Vectoring Control Plus, que mejora el comportamiento y la estabilidad, sobre todo en curva, pero también contribuyen a ella el sistema de tracción integral disponible y una gama de motores eficientes y de gran potencia, con hasta 194 CV y un sistema de desactivación de cilindros en las dos mecánicas de gasolina que permite reducir el consumo y las emisiones del vehículo.

Mazda MX-30

El primer eléctrico de Mazda combina los elementos del resto de la familia CX con un enfoque centrado en la sostenibilidad. Esto queda patente en el uso de plásticos reciclados, corcho, tejidos sostenibles y tapicerías veganas, con un sistema de propulsión sin emisiones que apuesta por las baterías de tamaño contenido, lo que ofrece un equilibrio entre peso, rendimiento y autonomía (hasta 265 kilómetros en uso urbano). Esta concepción le permite ser un vehículo cero emisiones pero sin renunciar al placer de conducción 100% Mazda que forma parte intrínseca del ADN de la marca. Además, le otorga un planteamiento ecológico desde su misma fabricación, al contaminar menos.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no