Actualidad

Mercedes Clase C: un Clase S a escala reducida

La nueva entrega adopta el lenguaje de diseño de su hermano mayor, también sus tecnologías, y todos sus motores tienen etiqueta Eco o Cero.

Mercedes Clase C

El nuevo Mercedes Clase C llegará en primavera con sus dos carrocerías, berlina y Estate o familiar.

De la berlina más exclusiva de la marca, a la más popular. La nueva entrega del Mercedes Clase C recoge los patrones estéticos y técnicos estrenados por su hermano mayor, y resulta así en un concentrado más compacto, menos caro y apto para un mayor número de economías domésticas.

Como su antecesor, es una de las berlinas medias más avanzadas del mercado, y ahora es más grande y aparente (mide 4,75 metros), estrena un diseño más moderno en la carrocería y el interior, recoge los últimos avances en digitalización y propone incluso innovaciones casi de película, heredadas del Clase S, como los faros opcionales Digital Light, capaces de proyectar imágenes sobre la carretera para ayudar al conductor.

El Mercedes Clase C estará disponible la próxima primavera con dos carrocerías, berlina y familiar o Estate, y se estima que se ofrecerá desde unos 43.500 euros. Y todos sus motores, de gasolina y diésel, tienen apoyo microhíbrido y etiqueta ECO. También llega con mecánicas híbridas enchufables, que reciben distintivo ambiental Cero.

Se trata del modelo globalmente más importante de Mercedes y, desde 2016, el más demandado en el mercado chino tras desbancar este a Estados Unidos. Desde su aparición en 1982, se han matriculado más de 10,5 millones de unidades, siendo el turismo de mayor éxito del fabricante, y por ello en nueva generación, que ya es la quinta de la saga, vuelve a postularse como una de las referencias entre los modelos de su tipo.

Compite con otros turismos alemanes de larga tradición como los Audi A4 y BMW Serie 3.

Interior más digitalizado

El salpicadero del Mercedes Clase C muestra la misma puesta en escena del nuevo Clase S, con una pantalla grande para la instrumentación y otra separada, y de formato vertical, para la consola central.

El sistema multimedia MBUX es de segunda generación, el mismo del S, y ofrece detalles sofisticados como el control oral mejorado, que avanza en el reconocimiento natural de frases de cierta complejidad, o el sistema opcional de huella dactilar, que identifica a cada conductor y adapta los ajustes (asientos, espejos, preferencias de climatización y audio…) de forma automática e individual.

El Mercedes Clase C también incluye un volante con pequeñas superficies táctiles y equipamientos de seguridad como el nuevo airbag central delantero, que compartimenta la cabina y evita que los ocupantes impacten entre sí, y los airbags laterales, que ahora pueden inflarse justo antes de que se produzca un golpe desde un lado para alejar a los pasajeros de los cristales y las puertas.

Mayor amplitud y maletero

En cuanto a las dimensiones, crece en todos los ejes: alcanza una longitud de 4,75 metros (6,5 centímetros más) por 1,82 de ancho (gana uno) y su distancia entre ejes aumenta hasta los 2,87 metros (2,5 más). Y según ha declarado la marca en la presentación oficial, todo ello ha redundado en mayor habitabilidad para los ocupantes a nivel de los codos (2,2 centímetros delante y 1,5 detrás), altura al techo (1,3 en la berlina y 1,1 en el Estate) y espacio para las rodillas atrás (3,5).

En cuanto al maletero del Mercedes Clase C, la capacidad permanece igual en la berlina, 455 litros, pero aumenta hasta los 490 en el familiar (30 más). Y en la versión híbrida enchufable el espacio de carga se ha mejorado hasta los 360 litros (antes 315) cambiando la disposición de la batería.

Motores con apoyo eléctrico

Todos los propulsores son de 2.000cc y cuatro cilindros, tanto en gasolina como en diésel, y tienen apoyo eléctrico y etiqueta ECO. El cambio automático de nueve marchas, de serie, y la tracción puede ser trasera o 4×4.

En una primera fase se venderá con dos versiones de gasolina, C 180 y C 200 (170 y 204 CV), y otras dos diésel, C 220d y C 300d (200 y 258 CV). Todas son más potentes que en las equivalentes del Mercedes Clase C actual, y gastan también menos, gracias a la microhibridación, registrando consumos desde 6,2 litros en gasolina y desde apenas 4,9 litros en gasóleo (WLTP).

También llegará de inicio con una mecánica híbrida enchufable, C 300e, que es de gasolina y llega a 313 CV. Pero sobre todo incluye una batería mayor de lo habitual (25,4 kWh) que anuncia hasta 100 kilómetros de autonomía en modo eléctrico.

Más adelante, el fabricante ha confirmado que lanzará otra mecánica enchufable para el Mercedes Clase C, pero con motor diésel.

La suspensión, otro de los valores clave de la marca, podrá ser mecánica, electrónica y hasta neumática. E, incluso, algunas variantes podrán incluir dirección a las cuatro ruedas.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no