Actualidad

Seis puntos menos por usar el móvil y otros cambios de la Ley de Tráfico

La nueva norma, que entrará en vigor en las próximas semanas, castigará con cuatro puntos a quienes no usen el cinturón de seguridad.

Ley de Tráfico

Sujetar el móvil con la mano mientras se conduce supondrá la pérdida de seis puntos.

Usar el móvil sujetándolo con la mano supondrá la retirada de seis puntos del carnet a los conductores, y también aumentará el castigo por no utilizar el cinturón de seguridad, de tres a cuatro puntos. Así quedará fijado en la nueva Ley de Tráfico, todavía en tramitación parlamentaria.

Tras la discusión de enmiendas de la pasada semana, aún no se conoce el redactado definitivo de la norma, pero la única medida que ha generado un debate intenso es la supresión del margen de 20 kilómetros por hora (respecto a los 90 km/h de máximo genérico) en los adelantamientos en las vías convencionales.

A pesar de las enmiendas presentadas por varios grupos parlamentarios contra la propuesta, el responsable de la Dirección Genera de Tráfico, Pere Navarro, sostiene que la medida “no es negociable”, porque reduciría los accidentes. “No estamos dispuestos a negociar las vidas humanas a cambio de otra cosa”.

La reforma del texto legal, en particular lo que afecta al carnet por puntos, llega impulsada por la idea “de mejorar la eficacia del sistema y reforzar la seguridad vial”, inscrita además en los objetivos comunes de la UE: reducir en un 50% el número de personas fallecidas y heridas graves para el año 2030 y avanzar hacia una cifra próxima a cero en el año 2050.

La mayor dureza de las sanciones se compensa en la nueva Ley de Tráfico con una bonificación genérica: quien supere un curso de conducción segura y eficiente –que ofrecen clubes de automovilistas, autoescuelas y algunas asociaciones– podrá recuperar dos puntos de saldo de su carnet. Estas son las principales novedades de la norma:

Teléfono móvil

La nueva ley penalizará con más dureza a quienes se distraigan con el móvil (una de las causas más comunes de siniestro vial), y aumentará el castigo de tres a seis puntos por “utilizar, sujetando con la mano, dispositivos de telefonía móvil mientras se conduce”. La novedad es que se incluye el matiz agravante de llevarlo entre los dedos, pero el texto seguirá prohibiendo el mero hecho de usar el móvil al volante, aunque esté en un soporte o sobre el asiento: en este caso, la detracción de puntos se mantendrá en tres. Los dispositivos manos libres seguirán permitidos.

Cinturón de seguridad

La nueva Ley de Tráfico penará con la retirada de cuatro puntos (ahora son tres) no usar “el cinturón de seguridad, sistemas de retención infantil, casco y demás elementos de protección”. Y se introduce otro detalle muy relevante: “o no hacerlo de forma adecuada”. Así se evitan posibles confusiones o recursos de multas si, por ejemplo, un conductor lo lleva puesto bajo la axila. La DGT ha constatado de hecho en los últimos tiempos la relajación de los automovilistas en este terreno.

Radares

Las artimañas para escapar del control de los radares estará más perseguidas con la aprobación de la nueva normativa. El artículo 13 de la ley prohibirá “llevar en el vehículo mecanismos de detección de radares o cinemómetros”. Antes el verbo escrito era ‘utilizar’, de modo que cabían interpretaciones diferentes ante una posible sanción. El castigo en el permiso de conducir es el mismo: tres puntos. 

Recuperación de puntos

Como contrapunto al mayor rigor en algunos apartados, la nueva Ley de Tráfico incluirá una posibilidad de bonificación: la superación de cursos de conducción segura (siempre que se mantenga algún punto en el permiso) se compensará con la suma de dos puntos, hasta un máximo de 15. Se permitirá realizar un curso cada dos años. Por otra parte, como medida adicional, se unificará a dos años el plazo sin haber sido sancionado para recuperar el saldo inicial de 12 puntos; ahora es de tres años para quienes hayan cometido sanciones muy graves. 

Trampas en el examen 

La reforma tiene en cuenta asimismo los atajos que usan quienes quieren obtener en carnet de conducir o recuperarlo. El fraude más habitual es el uso de dispositivos de intercomunicación durante el examen, que pasará a ser infracción muy grave: se castigará con 500 euros de multa y con la imposibilidad de volver a presentarse a las pruebas en un plazo de seis meses.

El margen de 20 km/h

El anteproyecto de ley incluía como novedad más polémica la supresión del margen de 20 km/h sobre el límite genérico de velocidad en las carreteras convencionales, del que pueden aprovecharse turismos y motos cuando adelanten a otros vehículos que circulen a menos de 90 km/h. Contra ese cambio se presentaron numerosas enmiendas. Todavía no se conocen las conclusiones de la Comisión de Interior, pero si se elimina la medida en el Congreso, la DGT volverá a introducirla cuando la ley llegue al Senado. Como argumento, tras una mesa redonda celebrada el pasado miércoles, Pere Navarro mencionó un dato: 239 fallecidos en choques frontales en carretera en 2020.
Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no