Actualidad

Skoda Octavia Scout, un familiar con espíritu de SUV

La ranchera se ofrece por primera vez con tracción delantera y su gama de motores va de los 115 a los 200 CV, incluyendo una versión microhíbrida.

Skoda Octavia Scout

El Octavia Scout tiene una distancia libre al suelo 15 milímetros mayor.

Las versiones Scout de Skoda otorgan a varios de sus modelos un carácter campero cercano al espíritu de los SUV y ahora se suma una más a la familia. El Skoda Octavia Scout aplica la conocida fórmula a esta carrocería familiar.

La nueva versión monta de serie el paquete Rough-Road, que le da una imagen más robusta y, además, permite ciertas incursiones fuera del asfalto. Lo consigue, entre otras cosas, gracias a una distancia libre al suelo 15 milímetros mayor.

Se distingue del Octavia convencional por las protecciones de plástico negro para los bajos, por los refuerzos de aluminio en el frontal y la zaga, las llantas de 18 pulgadas con diseño Praga (opcionalmente están disponibles unas de 19 pulgadas) y por múltiples detalles acabados en plateado, como las carcasas de los retrovisores, las barras del techo y los marcos de las ventanillas. Además, monta de serie faros antiniebla LED y los grupos ópticos delanteros pueden ser Matrix Full LED.

En el interior destaca la pantalla central de 10 pulgadas, pero también elementos como las costuras de contraste en Marrón Talbot en la tapicería de los asientos, el volante y los reposabrazos. Llaman la atención igualmente el acabado cromado de los paneles decorativos y las manetas de las puertas, así como los pedales de aluminio y los asientos ThermoFlux. Como ocurre en la variante convencional, su capacidad de maletero de 640 litros es 30 litros mayor que la de su predecesor.

En el apartado mecánico, el Skoda Octavia Scout está disponible por primera vez con tracción delantera, además de integral. Su oferta de motores es bastante variada, arrancando con el diésel 2.0 TDI de 115 CV. Por encima está el motor de gasolina 1.5 TSI de 150 CV, ambos con transmisión manual de seis marchas, pero el segundo también con una variante microhíbrida asociada a una caja de cambios DSG de siete relaciones.

En la parte de arriba de la gama están el motor de gasolina 2.0 TSI de 190 CV y otros dos propulsores de gasóleo, los 2.0 TDI de 150 y 200 CV. En los tres casos cuentan con tracción 4×4 y transmisión DSG de 7 velocidades. La marca checa anunciará el resto de información del modelo y los precios a principios del próximo mes de julio.

Skoda Octavia Scout

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no