Carril de aceleración: qué es y para qué sirve 

Incorporarse a vías rápidas requiere adaptar la velocidad a la de los otros vehículos y es una maniobra que debe realizarse de forma segura.

panel dgt
Uno de los paneles de la DGT, captado por una cámara de Tráfico.

La moderna red de carreteras ha generalizado las calzadas desdobladas según el sentido de la circulación. Autopistas y autovías aportan mayor seguridad y permiten una circulación más rápida gracias a sus diferentes carriles. 

Pero esta ventaja exige que, cuando un vehículo se quiera incorporar en una intersección, lo haga a una velocidad que sea acorde con el resto del tráfico que circula por dicha vía. Y en caso contrario pasa lo mismo, los coches que abandonan autopistas o autovías deberán ir desacelerando gradualmente para adecuarse a un tráfico más lento por las carreteras secundarias o vías urbanas.

Para facilitar estos cambios de ritmo, en la conducción existen los carriles de aceleración (o incorporación) y los de deceleración, que son los que permiten entrar o salir de las vías rápidas con la seguridad suficiente para disminuir las situaciones de peligro. 

Prioridad de paso

En el primero de los casos, el carril de aceleración es un tramo de la carretera, separado de los demás por una línea continua, que permite realizar con tiempo suficiente las acciones necesarias para incorporarse a la autopista o autovía. 

En esta maniobra, lo primero que debe hacer el conductor será señalizar su intención con el intermitente izquierdo, para alertar a los demás conductores de que va a incorporarse a la vía rápida por su carril derecho.

Y al hacerlo, siempre tendrá que tener en cuenta que el vehículo que se incorpora no tiene la prioridad de paso, que será de los vehículos que ya circulan sobre ella y que, llegado el caso, deberá cederlo e incluso detenerse si no es posible acceder a la autopista o autovía en ese momento. 

Por este motivo lo primero que hay que hacer es asegurarse mediante el retrovisor izquierdo de que no se aproxima ningún vehículo cuya trayectoria pueda ser obstaculizada. Y después de señalizar debidamente la intención de incorporarse, volver a mirar si no se aproxima a mayor velocidad ningún vehículo por la vía preferente y hay hueco suficiente en la circulación para poder incorporarse a esta.  

Facilitar la incorporación

Una vez comprobado que hay espacio suficiente para realizar la incorporación sin peligro, habrá que proceder a acelerar, incluso reduciendo las marchas para conseguir una mejor respuesta, y ganar la velocidad necesaria para no convertirse en un inesperado estorbo para el resto de los vehículos y obligarles a frenar de forma brusca. 

Se trata de un aumento de velocidad necesario para alcanzar como mínimo entre 75 y 90 km/h, lo que permitirá al conductor sumarse al tráfico existente de una forma fluida y, si es el caso, seguir acelerando hasta adecuar su marcha a la limitación máxima de este tipo de vías, que en España es de 120 km/h.  

No obstante, es una maniobra que suele ser cosa de dos, puesto que el vehículo que se aproxima por el carril derecho de la autopista también está en disposición de facilitarla ralentizando un poco su velocidad y dejando hueco suficiente para la incorporación. Una medida de cortesía que es importante, ya que aporta mayor seguridad al tráfico en general y evita muchas situaciones peligrosas, sobre todo si el vehículo que se incorpora es más lento (autobuses o camiones), que no disponen de tanto poder de aceleración como los turismos. 

En el caso contrario, se procede a la inversa. El carril de salida por la cual se abandona por la derecha la autopista o autovía es de deceleración y sirve para ir reduciendo progresivamente la velocidad y así adaptarla a carreteras donde los límites son más reducidos. Y, por supuesto, será una maniobra que también deberá ser indicada a los vehículos que circulan por detrás con la suficiente antelación, y esta vez mediante el intermitente derecho. 

Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, X o Instagram

Sobre la firma

Juan Luis Soto

Cuatro décadas informando sobre el mundo del motor y probando coches de todas las categorías. Después de trabajar en diversos medios especializados (Velocidad, Auto1, Solo Auto, Motor 16, Car and Driver, EcoMotor...), ahora en Prisa Media para seguir cubriendo la actualidad en plena revolución tecnológica del automóvil.

Más Información

aparcar
carretera

Newsletter ElMotor

Recibe la newsletter de EL MOTOR con toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia.

Apúntate

Newsletter ElMotor

Recibe la newsletter de EL MOTOR con toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia.

Apúntate

Servicios ELMOTOR

Encuentra los mejores talleres, seguros, autoescuelas, neumáticos…

BUSCAR
Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no