Conducir

Cómo limpiar la tapicería del coche con productos de casa

Limpiar el interior del coche sin gastar dinero es posible. Jabón, café y un cepillo bastan para dejar los asientos como nuevos.

Limpieza

Mantener el coche como el primer día es sencillo con un poco de paciencia

El coche es uno de los lugares en el que más tiempo se pasa a lo largo del año. Según un estudio de 2017 realizado por Ipsos y The Boston Consulting Group, los españoles pasan una media de nueve horas y media a la semana en el coche. Si esta cifra se  extrapola a un año natural, el tiempo dentro de un coche se eleva a casi 21 días.

Al final, esto implica que la limpieza dentro del habitáculo se antoje algo fundamental para que tanto el conductor como los pasajeros se sientan cómodos en un espacio tan pequeño. 

Cómo limpiar el interior del coche

Existen especialistas que pueden hacer el trabajo de manera cualificada, pero con estos sencillos consejos resulta fácil ahorrar dinero. Lo importante es buscar un sitio acondicionado para tal menester, ya que limpiar el coche en la vía pública puede suponer una sanción.

Tras encontrar el sitio adecuado para la limpieza del automóvil, lo fundamental es seguir los siguientes pasos:

  • Vaciar el coche: eliminar cualquier objeto, sea basura o no, de los diferentes espacios, bolsillos de los asientos, huecos de las puertas y la consola central.
  • Aspirar: utilizar una aspiradora industrial de las que se encuentran en las estaciones de servicio, ya que ofrecen una mayor potencia de aspirado. Repasar todos los huecos y espacios, incluidos los asientos.
  • Moqueta y alfombrillas: con un cepillo grueso, frotar las zonas con moqueta, las alfombrillas y los pedales del conductor. Después, sacar las alfombrillas del coche y golpearlas para eliminar todo el polvo.
  • Asientos: si son de tapicería, el mejor sistema es usar un producto específico de los que se encuentran en el mercado o en su defecto, un par de tapones de amoniaco diluidos en un litro de agua. Si la tapicería es de piel, se debe usar una solución comercial adecuada.
  • Salpicadero y molduras: lo mejor es recurrir a un limpiador que además cuente con repelente de polvo. También se puede usar agua con jabón. Se debe de ser concienzudo en la zona de las juntas y de las salidas de aire, por ejemplo con un cepillo de dientes.
  • Cristales: aparte del peligro para la conducción que supone un cristal sucio, es un elemento que está recogido en el Reglamento General de Circulación que es susceptible de recibir una multa de hasta 100 euros. Para limpiar bien los cristales por dentro lo mejor es usar un limpiacristales y un paño de microfibra. Además, por la cara exterior se le puede administrar un producto que ayude a repeler el agua en circunstancias de lluvia.
  • Olores: no es buena idea enmascararlos con ambientadores. Los olores del tabaco, el sudor y la humedad se llevan mejor con los remedios caseros como el bicarbonato, que hay que dejarlo actuar en varios recipientes durante todo un día. Los granos de café también pueden servir para el mismo menester. Así mismo, las bolsas antihumedad también funcionan bien.

Limpiar la tapicería del coche

Existe suciedad que es más difícil de eliminar siguiendo los pasos anteriores. Para esos casos hay que recurrir a una metodología más contundente.

  • Grasa en la tapicería: aunque las manchas de comida son más difíciles de eliminar, se pueden limpiar con un poco de paciencia. Primeramente se elimina el sobrante de grasa con una cucharilla y un papel absorbente. Después se coloca bicarbonato encima de la salpicadura y se deja actuar durante diez minutos y se retira con un cepillo o aspirador. Tras ello, se frota con un paño mojado en agua repetidas veces.
  • Vómito: en este caso funcionan mejor los remedios caseros. El vinagre es el mejor de los aliados. Se mezcla a partes iguales con agua, se empapa la zona y se deja actuar unos minutos. Para eliminar el olor, que es más persistente, la solución es verter bicarbonato sódico y dejarlo actuar por lo menos una hora. Si queda un cerco blanco tras retirarlo, se restriega con un paño mojado hasta su eliminación.
  • Orina: aunque no es lo más común, se puede manchar la tapicería o la moqueta con orina de niños o animales. Para eliminarla existe un remedio casero que consiste en mezclar medio vaso de detergente para la ropa, un vaso de agua y un cuarto de vaso de vinagre. Con esta mezcla y una esponja se empapa toda la mancha y los alrededores, para que no haya diferencia de color. Se deja reposar unos minutos y después se pasa un paño mojado repetidamente. Hay que tratar de eliminar todo el jabón.

Sobre la firma

Entusiasta del motor en toda su magnitud, preferiblemente los V12. Me dijeron que cuatro ruedas eran mejor que dos, por eso me compré otra moto. Claro que también me apasiona cuando van las cuatro juntas. He trabajado como creativo publicitario para muchas marcas de coches y motos e hice la mili en esto de juntar letras en la editorial Luike.


Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, Twitter o Instagram.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no