Conducir

¿Cuántos kilómetros tiene tu coche? Estas son las reparaciones que necesita

Los kilómetros recorridos por los coches están en relación directa con las reparaciones y revisiones que deben hacerse periódicamente.

mantenimiento de coche

Un mantenimiento adecuado ayuda a evitar problemas graves.

En los meses de verano abundan los viajes y los desplazamientos se cuentan por millones. La mayoría se realizan en coche, y en un parque automovilístico tan envejecido como el español, los turismos suman miles y miles de kilómetros en el contador. Además, el calor afecta directamente al funcionamiento y al rendimiento de los vehículos, de modo que un correcto mantenimiento se antoja imprescindible para que los viajes sean seguros.

La plataforma Autingo, que permite calcular presupuestos en el taller y reservar cita, ofrece una pequeña guía para conocer qué reparaciones convienen al coche en función del kilometraje. Cuantos más viajes acumule el vehículo, más cuidado deberían tener los conductores. Los plazos concretos para cada vehículo los marca el fabricante, pero no está de más conocer unas recomendaciones básicas generales que pueden aplicarse a todos los modelos.

5.000 kilómetros

Aunque parezcan pocos kilómetros, a esas alturas conviene revisar los neumáticos (el desgaste y, sobre todo, la presión) y los diferentes niveles de líquidos –agua, aceite, líquido de frenos–. En algunos modelos ya hay que cambiar el aceite del motor, aunque otros alargan el primer cambio hasta los 30.000 kilómetros. Según recuerda Autingo, la sustitución del aceite y el filtro tiene un precio medio de 143 euros. El cambio del líquido anticongelante sale por 46 euros, mientras que el del líquido de frenos se sitúa en una media de 41 euros.

10.000 kilómetros

A los 10.000 kilómetros hay que prestar especial atención a la alineación, balanceo y rotación de ruedas, según los especialistas, que en general recomiendan hacerlo cada seis meses. También es bueno comprobar el estado del sistema eléctrico y elementos como el guardapolvos, las tuberías o las mangueras y las escobillas (se recomienda sustituirlas anualmente).

20.000 kilómetros

Habrá conductores que deberán hacer la primera sustitución del aceite y el filtro, y otros ya la segunda. También merece la pena cambiar los filtros de aire y habitáculo, y revisar las pastillas de freno, el estado de la batería y del sistema de carga. Las bisagras pueden haber sufrido un poco con el desgaste y el uso, así que es importante su lubricación, y también el engrase de rodamientos en las ruedas traseras. Los limpiaparabrisas pueden correr la misma suerte. Si hubiera que cambiar la batería, su importe es de 89 euros.

30.000 kilómetros

El cambio de las pastillas de frenos delanteros y traseros es el protagonista entre los 30.000 kilómetros y los 40.000 kilómetros. También se debe hacer una revisión de los discos, amortiguadores y manguitos, así como una evaluación del sistema del aire acondicinado, sobre todo si se trata de un viaje en verano. El precio medio de una recarga de aire acondicionado es de 89 euros. El de los amortiguadores delanteros, 244 euros.

50.000 kilómetros

A partir de los 50.000 kilómetros, Autingo recuerda que los cambios son fundamentales para no correr riesgos y ganar en seguridad. Estas renovaciones afectan al aceite del motor, filtros de aire, de aceite y de combustible, pastillas de frenos, líquido de embrague y frenos, bujías de encendido, cables de alta, correas de distribución y refrigerante del radiador. La sincronización del motor de inyección o del carburador y el ajuste de la suspensión no pueden olvidarse.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no