Por qué conducir con abrigo es peligroso

En invierno es muy tentador conservar el chaquetón al volante, pero no debe hacerse por seguridad o incluso ser sancionado.

Cuando más baja el termómetro, el interior del coche tarda algunos kilómetros en caldearse. Hasta que el motor alcanza su temperatura de funcionamiento y la calefacción consigue calentar el aire del interior del habitáculo, la sensación de frio puede tentar al conductor y al resto de ocupantes a seguir igual de abrigados que en el exterior. 

Pero hacerlo es un error que puede salir muy caro. Primero, porque las leyes de tráfico ya prevén esta circunstancia y los agentes pueden denunciar el hecho de conducir con ropa inadecuada. 

Sin embargo, la razón fundamental para no hacerlo es que la seguridad del vehículo y sus ocupantes se ven seriamente comprometidas con esta práctica, muy habitual cuando llega la temporada más fría del año. La ropa es muy importante a la hora de conducir un automóvil y, al igual que el calzado tiene que ser siempre el adecuado para manejar bien los pedales, la ropa puede molestar e impedir al conductor hacerlo con garantías. 

Peligro de ‘efecto submarino’

Abrigos, chaquetones, anoraks o parkas son las prendas más habituales para protegerse del frio. Pero se convierten en un factor negativo para la seguridad por su abultado volumen. Y no solamente para el conductor. 

En primer lugar, este tipo de ropa impide que los sistemas de retención del vehículo actúen de forma eficaz. Para que el cinturón de seguridad cumpla bien su función, tiene que situarse bien ceñido al cuerpo.  

Algo que no se cumple si se lleva una ropa demasiado gruesa, que interpone varios centímetros entre el dispositivo y el torso del ocupante. Y esta circunstancia anómala será vital en caso de una colisión porque el cuerpo se puede desplazar con mayor facilidad del asiento o incluso resbalar por debajo del cinturón por efecto del denominado ‘efecto submarino’. 

Menos reflejos y peor visibilidad

Pero, además, el sistema pretensor del cinturón, que lo aprieta en milisegundos al detectar una fuerte deceleración tampoco funcionará con precisión. La holgura provocada por el exceso de ropa retardará el mecanismo, restándole eficacia. 

Para que los modernos cinturones de seguridad con tres puntos de anclaje sean efectivos, la cinta de retención debe ir colocada lo más ajustada a la clavícula, el esternón y la cadera. Un requisito que no se cumple si llevamos una ropa que lo impida por su excesivo volumen.  

Sin embargo, no son solo estas las contraindicaciones de viajar demasiado abrigado. Las prendas muy gruesas también pueden dificultar la conducción limitando los movimientos y reduciendo la visibilidad lateral del conductor, en este caso por las voluminosas solapas o las capuchas que suelen llevar este tipo de vestimentas. 

Inconvenientes para los más pequeños

Al respecto, también vale mencionar otros inconvenientes que un exceso de ropa puede causar a la conducción de un vehículo. Una vez que la calefacción ha caldeado su interior, las prendas de abrigo sobran porque pueden agobiar o causar malestar al conducir, redundando en la atención al tráfico y los reflejos ante un imprevisto. Lo recomendable en estos casos es llevar ropa cálida, pero sea ligera, como por ejemplo un jersey o un forro polar. 

Y atención, porque a bordo los más pequeños también pueden sufrir las consecuencias de ir abrigados en exceso. No conviene que los niños o los bebés vayan vestidos en el interior del coche con la misma ropa de abrigo que lleven en el exterior.  

Para viajar seguros habrá que quitarles los anoraks y los monos para el frío y asegurarse de que vayan bien sentados y sujetos por los sistemas de retención, ya sean en sus alzadores, cucos o sillas infantiles. Un exceso de ropa durante un viaje también podrá causarles malestares e incluso deshidratación. 

Para protegerles dentro del coche, unas prendas de abrigo ligeras y regular una correcta temperatura de la calefacción serán las mejores garantías para que viajen cómodos y seguros. 

Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, Twitter o Instagram

Sobre la firma

Juan Luis Soto

Cuatro décadas informando sobre el mundo del motor y probando coches de todas las categorías. Después de trabajar en diversos medios especializados (Velocidad, Auto1, Solo Auto, Motor 16, Car and Driver, EcoMotor...), ahora en Prisa Media para seguir cubriendo la actualidad en plena revolución tecnológica del automóvil.

Más Información

neumáticos de invierno
Pegatinas ITV

Newsletter ElMotor

Recibe la newsletter de EL MOTOR con toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia.

Apúntate

Newsletter ElMotor

Recibe la newsletter de EL MOTOR con toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia.

Apúntate

Servicios ELMOTOR

Encuentra los mejores talleres, seguros, autoescuelas, neumáticos…

BUSCAR
Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no