Conducir

Los 50 radares fijos que más multaron en España en 2020

El año pasado se formularon 2,5 millones de denuncias por exceso de velocidad, y casi 50.000 procedieron de un radar de la A-7 en Málaga.

Radares España

En Andalucía se encuentran los radares más activos.

De todos los radares diseminados por las carreteras españolas, el que más conductores retrató el año pasado fue uno situado en Málaga. Durante 2020 se pusieron 2.460.056 denuncias por exceso de velocidad, y del dispositivo ubicado en el kilómetro 246 de la A-7 (Málaga) procedieron 48.771 denuncias. Un 350% más que en 2019, cuando sólo registró 13.927.

Según un informe de Automovilistas Europeos Asociados (AEA), el segundo cinemómetro que más multó fue el del kilómetro 478 de la AP-7 (Valencia), con 47.771 denuncias, un 19,62% menos que en 2019. Y el tercero en la clasificación fue el del kilómetro 13 de la A4 (Madrid), con 37.316 sanciones (48.998 en 2019).

La lista de las comunidades autónomas con los radares más activos la encabezó el año pasado Andalucía con 519.254 denuncias formuladas (21%), seguida por la Comunidad Valenciana (317.381 denuncias, 12,9%) y por la Comunidad de Madrid (284.281 sanciones y 11,5%). En el extremo opuesto se sitúan La Rioja (29.107 multas), Navarra (41.751) y Cantabria (44.138).

El número de denuncias por excesos de velocidad captadas por los radares fue un 17,46% menor que en 2019, cuando se registraron 2.944.111; sin embargo, el descenso es inferior al registrado en la movilidad. Debido a las semanas de confinamiento del primer estado de alarma y a las restricciones posteriores, los desplazamientos por carretera se redujeron un 25%.

Según los datos recopilados por AEA, la lista de los 50 radares que más multan en España, que formularon el 38,25% de las denuncias, es esta:

El número de radares y el margen legal de error

Actualmente hay 1.324 cinemómetros operativos en las vías de titularidad estatal: 694 fijos, 550 móviles y 80 de tramo (datos de la DGT de noviembre de 2020). A estos se suman los instalados en los 12 helicópteros Pegasus y 11 drones, aunque solo tres se destinan a controlar la velocidad de circulación de los vehículos: el resto se utilizan para supervisar el uso del teléfono móvil durante la conducción.

Para los radares de tramo rige la llamada regla del 3: en una vía con un límite de hasta 100 km/h se permite un exceso de velocidad máximo de 3 km/h; si la limitación es superior, el margen de error se establece en un 3% sobre la velocidad autorizada.

Si el radar es móvil, se aplica la regla del 7: se permite rebasar la velocidad marcada en la vía en 7 km/h si está limitada a un máximo de 100 km/h, y un 7% si es superior. En el caso se los radares fijos, impera la regla del 5: cuando la velocidad máxima de la vía es inferior a 100 km/h se puede exceder en 5 km/h, mientras que si es superior el posible rebase es de un 5%. Para los cinemómetros instalados en helicópteros Pegasus, el margen es del 5% en cualquier circunstancia, según la norma.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no