Conducir

Delitos al volante: el peligro de los conductores reincidentes

Más de la mitad de los automovilistas confiesa haber reincidido en alguna infracción grave o muy grave en dos o más ocasiones en el último año. 

Delitos conduciendo

Imagen de archivo de un control de alcoholemia.

Casi 1.000 personas están en la cárcel en España por haber delinquido contra la seguridad vial, y son la punta del iceberg de la punta del iceberg. Los expertos calculan que cada año circulan por las carreteras españolas unos 45.000 conductores especialmente peligrosos, que lo son por sus conductas y porque, además, las repiten.

Cometer graves excesos de velocidad, conducir bajo los efectos del alcohol y las drogas y, en muchos casos, circular sin puntos en el carnet son los motivos habituales por los que la Dirección General de Tráfico ha identificado y sancionado en los últimos diez años a 570.600 automovilistas reincidentes.

Que representan, sin embargo, un mínimo porcentaje de los 15 millones de conductores que admiten caer a menudo en conductas de alto riesgo al volante, según los datos de la Fundación Línea Directa y de la Fundación Española para la Seguridad Vial. Confiesan haber reincidido en alguna infracción grave o muy grave en dos, tres o más ocasiones en el último año.

A la vista de estas cifras, el informe Reincidentes viales: un peligro para todos. Análisis y evolución 2009-2018 llega a la conclusión de que existe “un problema de fondo, cronificado y altamente peligroso”.  

“Estamos a las puertas de lo que pueden ser un verano negro. Creo que todos tenemos la responsabilidad de evitarlo”, asegura el director de la Fundación Línea Directa, Francisco Valencia. “Y no se trata de culpar a la Administración por que detecte solo un porcentaje de los delitos. Esto pasa por la concienciación, este es un problema de los conductores. Los que nos dejamos la vida en la carretera somos nosotros”, añade. En el primer fin de semana de la Operación Salida, la DGT registró 18 fallecidos en 72 horas, el fin de semana más grave del último año.

El estudio presentado ayer señala que uno de cada tres delitos que se comete en España es contra la Seguridad Vial. En 2018 se registraron más de 89.000 condenas, el 63% relacionadas con el alcohol o las drogas. Y aunque muy pocos conductores acaban en prisión –porque las penas son menores a dos años y no cuentan con antecedentes– actualmente hay 952 presos (el 2,3% de la población penitenciaria) castigados por atentar contra la seguridad en las carreteras. De ellos, casi seis de cada diez  fueron condenados por conducir sin carnet y la mitad tiene dos o más condenas de otra naturaleza en los últimos cuatro años.

Los datos de la reincidencia al volante

  • Más de 570.000 conductores han sido sancionados en la última década al cometer a lo largo de solo un año dos o más infracciones graves o muy graves y delitos: conducir con exceso de velocidad, de forma temeraria, usando el móvil o bajo los efectos del alcohol y las drogas.
  • Hay cerca de 220.000 conductores (0,8%) que llegan a admitir que suelen circular por autovía a 200 km/h o más y 245.000 (0,9%) que lo hacen en zona urbana a 110 km/h o incluso por encima.
  • 355.000 personas (1,3%) reconocen que en el último año han conducido bajo los efectos de un consumo elevado de alcohol, drogas o ambas cosas y 328.000 (1,2%) sin haberse sacado siquiera el carnet.
  • Estas conductas suponen un serio peligro para la seguridad del conjunto de conductores. El 60% asegura que ha sido testigo o incluso sufrido estas temeridades mientras conducía. Además, este tipo de infracciones estuvieron presente en 44.647 accidentes con víctimas en los que fallecieron 1.439 personas, el 80% de los muertos en carretera ese año, y 5.168 resultaron heridas graves (58%) en 2018, último año disponible.
  • El perfil del conductor reincidente es mayoritariamente hombre (80%), de mediana edad (entre 30 y 49 años) y con más de 10 años de carné (80%). La infracción principal que comete es el exceso de velocidad.
  • Casi 273.000 personas perdieron el carné de conducir en la última década al agotar sus puntos por la comisión de infracciones viales.Desde la implantación del permiso por puntos en 2006, más de 18.400 conductores lo han perdido en dos y tres ocasiones.
  • Castilla y León, Asturias y la Comunidad Valenciana son las comunidades autónomas donde más reconocen reincidir sus conductores, con tasas superiores al 61%, mientras Andalucía, Murcia y Baleares son las regiones con menos reincidentes viales.
  • Seis de cada diez conductores desconocen los límites de velocidad delictivos y la sanción administrativa de un exceso de velocidad; ocho de cada diez no conocen cuál es la tasa de alcohol que se considera delito y su sanción; el 41% tampoco sabe que es delito negarse a hacer la prueba de alcoholemia; el 44% desconoce qué hacer si pierde el carnet por quedarse sin puntos.
Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no