Conducir

¿Habrá más accidentes de tráfico tras el estado de alarma?

Una encuesta sobre seguridad vial muestra el desconocimiento de muchos automovilistas y advierte de los riegos de la vuelta a la nueva normalidad.

Seguridad vial

Muchos automovilistas no conocen las cifras exactas de accidentes y fallecidos en España.

No saben cuántos fallecidos se producen al año en la carretera, ni están demasiado al tanto de las causas principales de los accidentes. Muchos conductores, en definitiva, tienen una imagen muy desvirtuada de la seguridad vial en España. Como contrapartida, están dispuestos a reaprender a conducir con cursos específicos y a que la Dirección General de Tráfico (DGT) implante algunas medidas más restrictivas que las actuales.

Son algunas de las conclusiones del Barómetro Fesvial de Seguridad Vial y Movilidad, que ofrece una curiosa radiografía de los conocimientos y opiniones de los conductores españoles.

Y de sus desconocimientos. La encuesta refleja, por ejemplo, que tres de cada cuatro automovilistas (el 76,7%) se ponen al volante sin saber que en la carretera mueren muchas más personas de las que creen.  Incluso hay bastantes (el 37,8%) convencidos de que en España la cifra no llega al millar, cuando el último balance consolidado de la DGT (2018) indica que fueron 1.806.

Un problema que se relativiza a pesar de los 1,3 millones de muertes que anualmente causan los accidentes de tráfico en el mundo. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), también una pandemia. En 2018 se registraron en España 8.935 heridos graves que requirieron hospitalización, y la OMS calcula que entre 20 y 50 millones padecen anualmente traumatismos no mortales por culpa de los accidentes de tráfico, que a su vez son la primera causa de muerte en el mundo entre las personas de entre 15 y 29 años.   

Hay que seguir sensibilizando a la población sobre el valor de cada vida humana, para que los ciudadanos sigan tomando conciencia de la importancia de las medidas preventivas”, sostiene la Fundación Española para la Seguridad Vial (Fesvial), que alerta de un posible incremento de los accidentes tras la recuperación (en parte) de los niveles de movilidad tras el fin del estado de alarma, previsto para el 21 de junio. Con menos coches en las carreteras, los conductores –que habrán perdido pericia tras muchas semanas sin conducir– pueden tener una falsa percepción de seguridad.

No es lo de menos la actitud de los automovilistas, pues el factor humano es el principal causante de los accidentes, fundamentalmente por las distracciones (que concurren en el 32% de los siniestros), el exceso de velocidad (22%) y el consumo de alcohol (21%), según datos de la DGT recogidos en el estudio de Fesvial. La mayoría de los 600 encuestados para la elaboración del barómetro (que reconoce un margen de error del +/- 4%) cree que las dos primeras causas de los accidentes son el alcohol y las drogas.

Los automovilistas consultados no atinan con la percepción de la realidad –no consideran, por ejemplo, que la antigüedad del vehículo influya en los accidentes, cuando en realidad el riesgo de fallecimiento es 1,6 veces superior en los turismos de 10 a 14 años en comparación con los modelos de hasta 4 años–, pero coinciden con los autores del estudio en la necesidad de invertir en varios frentes –información, educación, sensibilización, concienciación y formación”– para mejorar la seguridad vial.

Cursos de reciclaje y más restricciones

Tres de cada cuatro conductores (75%), de hecho, están de acuerdo con el reciclaje cada diez años mediante cursos de seguridad vial y de conducción, y por lo general apoyan que la DGT sea más estricta en algunos aspectos. Les parece bien que imponga la obligatoriedad del casco en los vehículos de movilidad personal (76,4%), que prohíba fumar al volante (69,7%), que obligue a los motoristas a llevar guantes (69,6%) y, entre otros asuntos, que vigile y mejore las pruebas psicotécnicas de los centros de reconocimiento (71,4%).

Que Tráfico toque los límites máximos de velocidad, en cambio, no encaja tanto con las preferencias de los conductores, a pesar de que es un factor de riesgo que tiene gran incidencia gestación de los accidentes de tráfico y la gravedad de sus consecuencias. Como ejemplo –recoge el informe de Fesvial–, la limitación en las ciudades a 30 km/h no ha generado una aceptación generalizada entre los encuestados, puesto que a pesar que el 51,9% la apoyan, hay un 21,6% de conductores que la rechazan y el 26,5% se muestran indiferentes.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no