Eléctricos

Citroën Ami: un coche eléctrico sin carnet y desde 6.000 euros

El pequeño utilitario urbano, pensado para comprar, alquilar o compartir, podrá conducirse desde los 16 años con el permiso de ciclomotor (AM).

Citroën

La ciudad es el escenario natural para el Citroën Ami. / Citroën

Presentado como el prototipo Ami One en el Salón de Ginebra del pasado año, Citroën desvela hoy en París el modelo definitivo de su nuevo vehículo urbano sin emisiones. Eléctrico 100%, mide solo 2,4 metros de largo, es muy ligero (485 kilos con batería), gira en un espacio muy reducido (7,2 metros entre paredes) y puede transportar a dos ocupantes. Y para acceder al máximo de usuarios en la movilidad sostenible, puede conducirse desde los 16 años con el permiso de ciclomotor (AM) al tener homologación de cuadriciclo ligero.

El Ami llegará al mercado español a finales del próximo verano, con un precio de compra que partirá de los 6.000 euros, similar al que que se ha anunciado en Francia, aunque en esta cantidad se ha descontado la ayuda de bono ecológico que se aplica en el país vecino a los vehículos de bajas emisiones y que en el caso del Ami es de 900 euros.

El proceso de compra también será diferente a lo habitual, ya que todos sus pasos (información, configuración, petición de prueba, pedido, pago y entrega a domicilio) se podrán realizar por Internet. Y Citroën habilitará centros de prueba itinerantes, en lugares públicos de gran afluencia, para así llegar al mayor número de potenciales clientes.

Alquiler por 20 euros al mes

Además, la marca ha previsto que el Ami también se pueda usar en régimen de alquiler, por unos 20 euros al mes después de pagar una entrada que, en Francia y tras la deducción oficial del bono, se quedará en 2.644 euros para un uso de 48 meses.

Una tercera opción de acceder al Ami será mediante el sistema de vehículo compartido, que utilizará la red del operador Free2Move (u otros diferentes que se sumen al proyecto) para alquilarlo por un minuto, una hora o un día entero. En París, primera ciudad que ofrecerá este servicio, costará 0,26 euros por minuto, con lo que el Ami competirá en precio con los escúteres o incluso patinetes, frente a los que pretende ser una alternativa real y válida. Y será el único carsharing urbano que permitirá acceder a los jóvenes a partir de 16 años que aún no tienen el carnet de conducir B.

Ami

El sistema de puertas también es particular.

El Ami ha sido especialmente diseñado para trayectos cortos por la ciudad. Dispone de una batería de iones de litio de  5,5 kWh, situada bajo el piso y que le aporta una autonomía máxima de 70 kilómetros, más que suficiente según la marca para cubrir la mayoría de los desplazamientos urbanos. Y aunque también admite ser recargada en un poste público o en un cargador doméstico del tipo Wallbox, la batería recupera el 100% de su carga conectada durante tres horas a un enchufe normal de 220V.

Citroën no ha declarado todavía la potencia del motor eléctrico del Ami, aunque adelanta que es totalmente silencioso en su funcionamiento y que tiene una buena respuesta en las aceleraciones desde parado, por ejemplo a la salida de los semáforos, y que alcanza una velocidad de 45 km/h (límite legal en los vehículos aptos para permiso AM).

Interior de dos plazas

El espacio interior ha sido aprovechado al máximo, disponiendo los dos asientos ligeramente desfasados en su posición. El del conductor (que es regulable longitudinalmente) está un poco más adelantado que el del pasajero (fijo) para disponer ambos ocupantes de mayor holgura a la altura de los hombros. El resto del espacio disponible ha sido aprovechado al máximo mediante zonas de almacenaje de diversa capacidad, como la situada a los pies del pasajero (suficiente para una maleta de cabina) y otra en la parte posterior.

Ami

El interior del Citroën Ami.

Por lo demás, el Ami destaca por una gran superficie superior acristalada incluyendo un techo panorámico que aporta luminosidad interior y una buena visión periférica. Y llama la atención la particularidad de que sus ventanillas laterales se abren girando hacia arriba, como lo hacían en el icónico Citroën 2 CV.

El Ami se fabrica en la planta del Grupo PSA de Kenitra (Marruecos) y recupera el nombre de un popular modelo de la marca que se vendió en los años sesenta y setenta. El actual podrá personalizarse en siete propuestas con distinto acabado gracias a los accesorios disponibles en el catálogo y a cuatro ambientes interiores: Grey, Blue, Orange y Khaki. Además de dos paquetes de decoración mediante adhesivos, para vestirlo por fuera con sendos estilos diferenciados, Pop o Vibe.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no