Eléctricos

El segundo eléctrico de Audi alcanza los 446 kilómetros de autonomía

El Audi e-tron Sportback tiene hasta 408 CV de potencia y una silueta de SUV cupé: gana dinamismo, pero pierde algo de habitabilidad.

Audi e-tron Sportback

Su apartado mecánico es el conocido en el e-tron convencional, pero su silueta es más estilizada.

Audi da una vuelta de tuerca a su primer eléctrico: el nuevo Audi e-tron Sportback utiliza la mecánica del modelo base pero aplicada a un formato de SUV cupé, con el que gana dinamismo y deportividad. Eso sí, tiene que hacer ciertas concesiones en lo que a habitabilidad se refiere.

Su imagen es muy parecida a la de su hermano. En el Audi e-tron Sportback solo cambia la caída del techo, más pronunciada y en la línea con el resto de modelos Sportback de la casa. Los detalles más llamativos son la parrilla Singleframe octogonal y los faros Matrix LED, mientras que otros elementos dependen de la línea de equipamiento escogida, Advanced o S line. Esta es la más deportiva e incorpora las molduras inferiores en el color de la carrocería, un alerón y llantas de 20 pulgadas.

Mide 4.901 milímetros de largo, 1.935 milímetros de ancho y 1.616 milímetros de alto, con una distancia entre ejes de 2.928 milímetros y una línea de diseño que mejora su aerodinámica hasta conseguir un coeficiente aerodinámico Cx de 0,25 (en el acabado S Line y con los retrovisores virtuales). Esto reduce el consumo energético y añade 10 kilómetros extra a su autonomía respecto al Audi e-tron convencional.

La parte negativa de esto es que se reduce ligeramente su habitabilidad. Los pasajeros de las plazas posteriores cuentan con 20 milímetros menos de espacio para las cabezas y la capacidad del maletero baja hasta los 615 litros (incluyendo los 60 que hay bajo el capó). Con los asientos posteriores abatidos la cifra llega a 1.655 litros.

Audi e-tron Sportback

El interior es prácticamente un calco de su hermano. Incluye materiales de primera calidad como tapicería de cuero, distintos tipos de asientos (normales, deportivos o confort con función de masaje) y múltiples pantallas: cuadro digital de 12,3 pulgadas, consola central de 12,1 y otra de 8,6, situada en la parte inferior, para controlar el sistema de climatización. Tampoco falta un sistema de control por voz que hace más intuitiva la interacción con el vehículo.

El Audi e-tron Sportback estará disponible en dos versiones mecánicas. La superior recibe el apellido ‘55’ y cuenta con dos motores que generan 360 CV y 561 Nm de par, aunque en el modo ‘boost’, durante ocho segundos, puede subir hasta los 408 CV y los 667 Nm. Así puede acelerar de 0 a 100 km/h en 5,7 segundos, aunque normalmente lo hace en 6,6. Su velocidad punta es de 200 km/h y con su batería de 95 kWh homologa una autonomía de 466 kilómetros.

Audi e-tron Sportback

La pequeña es la ‘50’, que desarrolla 313 CV y 540 Nm de par y está alimentada por una batería de solo 71 kWh. Esta le permite tener un alcance de 347 kilómetros, acelera de 0 a 100 km/h en 6,8 segundos y alcanza los 190 km/h de punta.

De serie incorpora un cargador compatible con tomas de 230 voltios y trifásica de 400 V con hasta 11 kW de potencia. Pero lo más destacado es que es compatible con sistemas de carga rápida, de 120 kW para el Sportback 50 y de 150 kW para el Sportback 55, con los que es capaz de rellenar el 80% de la batería en menos de 30 minutos. El lanzamiento en Europa está previsto para primavera de 2020 y solo se ha anunciado el precio para Alemania, donde se comercializará en las dos variantes, con un precio de partida de 71.350 euros.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no