Pruebas

Cuatro utilitarios de gasolina: el Ibiza y el Polo se imponen por imagen y calidad

Cuatro modelos de última generación con motores de gasolina, cambios manuales y carrocerías de cinco puertas

utilitarios

De izquierda a derecha, Ford Fiesta, Volkswagen Polo, Seat Ibiza y Suzuki Swift.

Son los últimos utilitarios que han llegado al mercado. El más veterano de la prueba es el Seat Ibiza, que no ha cumplido el año; el Ford Fiesta salió después del verano, y los Volkswagen Polo y Suzuki Swift acaban de iniciar su vida comercial. Se impone el primero por apenas medio punto sobre su rival alemán, pero todos están separados por márgenes muy estrechos.

Los utilitarios han sido tradicionalmente los modelos más vendidos en España, alternándose con los familiares compactos. Pero su dominio, como el de sus hermanos mayores, está cada vez más amenazado por los SUV de su tamaño. A favor tienen precios y consumos más ajustados, y un comportamiento más ágil y eficaz en carretera. Pero a cambio de una imagen convencional con menos poder de seducción.

EN POCAS PALABRAS
El Seat Ibiza se alza con la victoria en esta prueba por diferencias de matiz con el Volkswagen Polo, porque en la práctica son un mismo coche con diferente traje. Los dos estrenan la nueva plataforma o base mecánica para utilitarios del grupo VW, que les aporta una mayor presencia y hace que parezcan mayores que sus rivales por fuera y por dentro. Y comparten casi todo, desde motores y cambios hasta suspensiones, aunque con sus retoques propios de reglajes. El Seat ofrece un aire más deportivo que se refleja en su conducción, y como cuestan casi igual e incluye un equipo de serie más completo, logra la ventaja mínima para ganar. Por lo demás, tiene tres versiones de gasolina de 75 a 115 CV (de 14.060 a 19.030 euros), tres TDi turbodiésel de 80 a 115 CV (de 16.530 a 19.840) y un TGi híbrido de gas natural (17.110).

El VW Polo es segundo y aporta una imagen elegante que le hace parecer un Golf en pequeño. Y añade un interior amplio y algo más elaborado que el Ibiza y una calidad de conjunto también sobresaliente en su tamaño, aunque con un equipo de serie inferior en las versiones comparadas. Y la gama es parecida a la del Seat: cuatro motores de gasolina de 65 a 115 CV (de 14.740 a 18.490), un GTi de 200 CV (26.330), dos TDi de 80 y 95 CV (19.320 y 19.730) y un TGi de 90 CV (19.670). .

El Ford Fiesta es tercero, pero a 1,5 puntos del VW, un resultado muy meritorio, porque conserva la base mecánica del anterior. Aporta una imagen estilizada y deportiva con personalidad propia y el precio más competitivo. Pero tiene un interior más justo, sobre todo en las plazas traseras, y viene menos equipado. Y se vende con cuatro motores de gasolina de 70 a 140 CV (15.045 a 19.145) y dos turbodiésel de 85 y 120 CV (18.545 a 19.795).

El Suzuki Swift es cuarto, aunque también pegado al Ford. Es el más pequeño por fuera y presenta una imagen más sencilla y cuadrada. Pero está bien aprovechado y ofrece más espacio que el Fiesta. Y sobre todo incluye el motor más potente (111 CV) y un pequeño módulo híbrido muy práctico que aumenta el brío al acelerar y ayuda a ofrecer los consumos más bajos en ciudad. Pero lo refleja en el precio, porque sale más caro, aunque viene mejor equipado. Se vende con dos motores de gasolina de 90 y 111 CV (desde 13.670 y 14.870) y es el único que incluye ya los descuentos en los precios.


ANÁLISIS COMPLETO

• CONDUCCIÓN

Todos tienen motores pequeños de 1.0 litros y tres cilindros, pero añaden un turbo para ofrecer unas prestaciones correctas y poder homologar consumos más ajustados. Sin embargo, en la práctica no son tan frugales, al menos cuando se circula a plena carga y en especial cuando hay que acelerar con decisión y estirar las marchas, por ejemplo en subidas y adelantamientos, carreteras de montaña, etcétera. ⇒ Más información

CONSUMOS Y EMISIONES

Consumos ajustados. El Ford y el Suzuki han gastado casi un litro menos en la prueba, pero mientras el Fiesta apenas llega a 6 en conducción suave y 7,5 estirando las marchas, el Swift consume medio litro más en iguales condiciones, pero gracias a su módulo híbrido baja a solo 6 en ciudad, frente a los 7 del Ford. En cambio, el Ibiza y el Seat gastan 7 litros conduciendo a ritmos tranquilos y en tráfico urbano, y superan los 8 cuando se apuran las marchas en carretera. Las emisiones de CO2 son bajas: 97 g/km en el Fiesta y el Swift, 103 en el Polo y 106 en el Ibiza.

VIDA A BORDO

Con cerca de cuatro metros de longitud –el Suzuki se queda en 3,84–, estos cuatro utilitarios ofrecen ya el espacio interior de muchos modelos compactos tipo VW Golf de hace 10 años. Pero el Polo y el Ibiza están un escalón por encima por su mayor anchura y espacio para las piernas en las plazas traseras. El Suzuki es el más corto, pero aprovecha muy bien el espacio y resulta correcto delante e incluso más amplio que el Fiesta detrás. ⇒ Más información

AL DETALLE

Seat Ibiza. Amplio, con los mejores huecos y un buen maletero.
VW Polo. Más refinado por dentro y desahogado detrás.
Ford Fiesta. Estilo joven y moderno con un interior más justo.
Suzuki Swift. Sencillo por dentro y muy eficiente en la ciudad. ⇒ Más información

IMAGEN Y DISEÑO

El Ibiza y el Polo apuestan por la presencia, con una carrocería más ancha y trazos más cuadrados y rotundos que transmiten solidez. Y mientras el Seat adopta un frontal de aire más deportivo, el Polo prima más la elegancia y se acerca al estilo del Golf para identificarse con su hermano mayor. El diseño del Fiesta, en cambio, apuesta a fondo por la deportividad y el dinamismo con un frontal en cuña de trazos suaves y afilados y una parrilla hexagonal inspirada en Aston Martin. El Suzuki es el más pequeño y tiene un diseño original, aunque más discreto, en el que destacan las medidas generosas de la parrilla frontal. ⇒ Más información

PRECIOS Y EQUIPAMIENTO

El Fiesta tiene el precio más asequible, 15.575 euros con descuentos incluidos, aunque sin la prima de financiación con la marca. Le siguen el Polo y el Ibiza, que cuestan casi igual, 16.425 y 16.440, pero el VW puede tener otros descuentos suplementarios que no son públicos y solo se aplican en el concesionario. Por último, el Suzuki refleja la sofisticación de su módulo híbrido y sube a 17.370 euros, casi 1.000 más. . ⇒ Más información

CONCLUSIÓN

Victoria del Ibiza por solo medio punto y en la práctica un empate técnico con el Polo, y diferencias también mínimas sobre los demás. Los dos disfrutan de una imagen con más presencia que les hace parecer más coche que sus rivales, son más amplios y tienen precios casi idénticos. Pero mientras el Seat ofrece un tacto algo más deportivo y un equipo de serie superior, el Volkswagen aporta un interior más elegante y cuidado. El Fiesta es tercero, muy cerca de los dos utilitarios de referencia. Ofrece una línea estilizada y deportiva, y el precio más asequible, pero es el menos amplio, sobre todo atrás, y viene peor equipado. El Swift incluye el equipamiento más completo y un módulo híbrido que le distingue y aporta prestaciones algo superiores y consumos urbanos imbatibles. Y le penaliza el precio, porque es el más caro.
Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no