Pruebas

Cuatro SUV innovadores, mestizos y sorprendentes: precios y equipamiento

BMW X4 xDrive 2.0d Aut., Mercedes GLC Coupé 250d 4M, Kia Niro 1.6 GDi HEV Drive, Toyota C-HR Hybrid Advance: dos todocaminos exclusivos con motores turbodiésel y otros dos modelos compactos más populares y económicos.

SUV

De izquierda a derecha, Toyota C-HR, Kia Niro, Mercedes GLC Coupé y BMW X4.

Son marcas y modelos muy diferentes y los precios también. El Kia se queda en 24.731 euros, y el Toyota, en 25.600, apenas 900 más (con descuentos incluidos). El BMW y el Mercedes reflejan su exclusividad y mientras el primero sube a 54.200, el GLC Coupé cuesta 58.820.

El equipo de serie no recoge esas diferencias y es superior en los dos pequeños, empezando por la mecánica híbrida, un plus importante. Así, todos vienen con climatizador (regulación trizona en el BMW y el Mercedes, y bizona en el Toyota), ordenador de viaje, programas de conducción, retrovisores eléctricos y equipo de música con mandos en el volante y conexiones USB y bluetooth.

Salvo el Kia, llevan botón de arranque y llantas de 18 pulgadas (de 16 en el Niro). A excepción del Mercedes, añaden también sensores traseros de aparcamiento, el BMW y el Toyota suman los delanteros, y todos menos el X4 incluyen cámara trasera para aparcar. Este último viene con pantalla táctil de 6,5 pulgadas, que es de 7 en el Niro y el GLC, y de 8 en el CH-R. Y el Mercedes y el Toyota incluyen CD.

El Mercedes y el BMW tienen faros led, levas del cambio en el volante y portón trasero eléctrico, y el primero añade también asientos delanteros con algunos reglajes eléctricos. Pero el Niro es el único que viene con navegador (TomTom) y rueda de repuesto de emergencia (kit reparapinchazos en los demás), y añade también la mejor garantía: siete años o 150.000 kilómetros, frente a tres años o 200.000 del X4, tres o 100.000 del C-HR y los dos años sin límite del GLC. Además, el Kia y el Toyota incluyen los retrovisores con plegado eléctrico, y el último, el acceso sin llave manos libres.

Los cuatro incluyen el equipo de seguridad habitual: seis airbags, ABS, ESP y sensor de presión de ruedas. Pero aunque el Kia y el Toyota son más económicos, vienen más completos. Así, todos menos el BMW suman un airbag más de rodilla y, salvo el C-HR, llevan aviso de fatiga. El X4 y el GLC Coupé añaden la llamada automática de emergencia en caso de accidente, y el último, también la frenada automática en ciudad (como el Toyota) y capó delantero activo antiatropellos. El Kia suma la alerta activa de cambio involuntario de carril, pero el más dotado es el japonés, que, aparte de esto último, añade lector de señales, gestión automática de luces de carretera y sistema de protección preaccidentes.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no