Pruebas

Skoda Enyaq, un SUV eléctrico popular con refinamiento ‘premium’

Comparte mecánica con los VW ID.4 y Audi Q4 e-tron, pero es más grande y destaca por su calidad de conjunto y precios ajustados: desde 29.900 euros.

Skoda Enyaq

El Skoda Enyaq mide 4,66 metros de longitud y es más grande que los ID.4 y Q4 e-tron.

El comienzo de la era eléctrica del automóvil ha supuesto una nueva partida de cartas entre todos fabricantes, rompiendo en varios casos la actual jerarquía establecida entre marcas populares y exclusivas. Skoda es uno de los ejemplos, y parece haber empezado el juego con una buena mano.

El nuevo Skoda Enyaq iV, su primer SUV a pilas, comparte base y mecánica con los VW ID.4 y Audi Q4 e-tron, y también sus potencias y autonomías. La firma checa ha sido tradicionalmente la más asequible del Grupo alemán, y lo mantiene en este nuevo modelo eléctrico. Pero es que también es más grande por fuera y amplio por dentro que sus parientes, y recoge además una calidad de conjunto muy lograda, con un interior, por ejemplo, más cuidado que el del VW.

El nuevo SUV eléctrico ya está a la venta en España a partir de 29.900 euros con batería de 58 kWh (400 kilómetros de autonomía oficial) y a partir de 35.900 euros con 77 KWh (hasta 520 kilómetros). Los precios incluyen descuentos, financiación con la marca y las ayudas del Plan Moves III.

Estos son los argumentos más destacados del nuevo Skoda Enyaq iV.

Imagen contundente

El Enyaq mide 4,66 metros de largo, ocho centímetros más que el ID.4, y presenta un diseño más convencional y menos vanguardista que su gemelo de VW. Pero su planta superior y sus formas más sólidas y abombadas crean una imagen muy consistente y transmiten robustez. Se aprecia bien en la contundencia del frontal, la cintura lateral alta, con mucha más chapa que cristal, y el trazo elevado de la zaga. A primera vista el conjunto puede parecer un poco pesado, pero la caída del techo en la zona posterior y el portón muy tumbado hacia delante compensan su figura.

Skoda Enyaq

Mucho espacio por dentro

Aunque el nuevo Skoda Enyaq comparte con el ID.4 la plataforma o chasis MEB del Grupo VW, diseñada desde el inicio para optimizar las ventajas de los modelos eléctricos, su mayor tamaño le hace parecer un coche mayor. Y le aporta también una gran amplitud interior, la seña de identidad de la marca. Así, transmite una gran sensación de desahogo, con mucha altura, anchura y espacio para las piernas en las plazas traseras. Y tiene un maletero enorme de 585 litros y muchos huecos para objetos bien repartidos.

Cinco ambientes a elegir

La presentación interior es uno de los puntos fuertes del Enyaq, que acerca su calidad a la de las marcas exclusivas. Destaca su puesta en escena, con detalles de serie como el cuadro de instrumentos Digital Cockpit, que permite configurarlo a la carta, una vistosa pantalla de 13 pulgadas y unos acabados cuidados y superiores a los del ID.4. Además, permite elegir entre cinco ambientes (Loft, Lounge, Ecosuite, Lodge y Suite), todos muy trabajados y personalizados en tejidos, costuras y materiales, casi siempre naturales y reciclados.

Conducción conseguida

El Enyaq ofrece una conducción de tacto muy suave y refinado, una mecánica silenciosa y una suspensión que absorbe muy bien, al menos en la versión 80 disponible en la presentación. Es un coche cómodo que, a pesar de su aspecto voluminoso, mueve bien el peso, acelera con nervio cuando se necesita y ofrece un comportamiento correcto y más ágil de lo que puede aparentar a primera vista.

Skoda Enyaq

Hasta 520 kilómetros de autonomía

En el aspecto mecánico, el Skoda Enyaq se vende con baterías de 58 y 77 kWh. La primera es la versión básica (60), va asociada a un motor de 180 CV y ofrece 400 kilómetros de autonomía oficial (desde 29.900 euros). La superior se vende en dos versiones (80 y 80X) de 204 y 265 CV, la primera con propulsión trasera y la otra con 4×4. Ofrecen 520 y 470 kilómetros de autonomía (desde 35.900 y 38.600 euros), pero la última no llegará hasta final de verano.

Todas ofrecen prestaciones correctas, sobre todo al acelerar (desde 6,9 a 8,7 segundos de 0 a 100 km/h). Y se ofrecen también con el paquete Sportline, más deportivo, por 39.900 y 42.600 euros, siempre con descuentos y plan Moves. La gama se completará a principios de 2022 con la versión deportiva RS, que tiene 306 CV y tracción 4×4.

Bien equipado

El SUV checo incluye un completo equipo de serie, con detalles sofisticados desde la versión básica 60. Aparte de la pantalla de 13 pulgadas y el cuadro Digital Cockpit, viene con navegador, climatizador bizona, acceso manos libres y los tres tipos de cables de carga. Y añade una gran dotación de seguridad, con nueve airbags, incluida la nueva bolsa central entre las dos plazas delanteras, y el sistema Car2X, que le comunica con otros coches para avisarse de cualquier incidencia en calles, cruces y carreteras, como un vehículo que se está saltando un semáforo o un vehículo averiado en medio de una curva.

Las versiones 80 y 80X del Skoda Enyaq, ya con la batería grande, añaden sensores de estacionamiento, cámara de visión trasera y otros detalles. Además, destaca la parrilla Crystal Face, una lámina tipo metacrilato muy lograda que cambia la expresión del frontal y le da una imagen más elegante y exclusiva (750 euros; requiere también el paquete Sportline).

Skoda Enyaq

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no