Tecnología

Coches con Rayos X y airbags gigantes: la tecnología que viene

La renovación tecnológica del automóvil es constante, pero la transformación se ha acelerado en los últimos años. Lo digital toma el mando.

coches del futuro

Coches conectados, autónomos y más seguros: el futuro del automóvil.

De la mecánica a la electrónica, y de lo analógico a lo digital. El automóvil está en pleno cambio, pero la transformación se acelerará a corto plazo. Los últimos avances técnicos muestran la hoja de ruta del automóvil en diversos terrenos: conectividad, confort para el usuario, seguridad, conducción automatizada…

Comunicación 5G para evitar accidentes

La innovación se desarrolla desde hace años, pero alcanzará su plenitud de funcionamiento con el despliegue de las redes 5G, que comenzará a final de año y culminará en 2020. Una de las ventajas es que permite la transmisión de gran cantidad de información en tiempo récord, superando de largo la capacidad del actual 4G. Y así, hará posible interconectar a casi todos los vehículos del tráfico (los más modernos, que dispongan de conectividad), e incluso a estos con las infraestructuras, como las cámaras y semáforos.

El avance ayudará a minimizar los accidentes, porque la señal de un cruce, por ejemplo, alertará a los coches que se acerquen si otro se lo ha saltado, de la misma forma que una moto o camión que patine por hielo en una carretera avisará a los que se dirijan a la zona del percance. Pero el 5G servirá también para localizar plazas libres en la calle, encontrar itinerarios libres… Un universo de posibilidades.

Las ruedas mágicas

Una rueda inteligente diseñada para los taxis-robot y demás vehículos autónomos del futuro, esos que recorrerán las ciudades transportando pasajeros hasta el destino elegido. La particularidad es que puede escanear el asfalto en tiempo real, a través de siete sensores (captan temperatura, rugosidad, agarre, etcétera), y adaptar la banda de rodadura en consecuencia para mejorar el confort de marcha y la seguridad, modificando su forma exterior y presión interior. Hankook, la compañía inventora, anuncia que este concepto podría convertirse en realidad hacia 2035.

Otras marcas como Goodyear trabajan en la misma línea: su prototipo Eagle 360 ensaya un nuevo material, conocido como piel biónica, que es capaz de cambiar de forma para adaptarse al estado del piso (seco, mojado…) e incluso de autorrepararse, cerrando los daños de la cubierta. Se espera para 2030. Y Michelin anuncia que su neumático sin aire, llamado Uptis, está mejorando sus prestaciones y podría aplicarse en turismos a partir de 2024.

Pantallas en lugar de retrovisores

El retrovisor se reemplaza por una cámara digital, y las imágenes que capta se proyectan en una pantalla interior. El avance es de Audi y se ha estrenado en el SUV eléctrico e-tron, aunque otras marcas como Lexus y Honda han anunciado ya su aplicación en próximos modelos. La cámara resulta más compacta que el espejo tradicional y mejora la aerodinámica, y aporta además un ángulo de captación superior que refuerza la visibilidad. BMW trabaja asimismo para implantar la solución en el retrovisor interior.

Airbags XXL para los coches autónomos

Los coches del futuro cercano incluirán piloto automático (primeros modelos a partir de 2021) y al activarlo, el volante y los pedales se retraerán para ampliar la habitabilidad y el confort a bordo. Y este espacio extra permitirá asimismo aumentar el volumen de los airbags para maximizar la protección. Esta es, al menos, la propuesta de Mercedes, que investiga también unos airbags interiores que evitarán que las cabezas de los ocupantes golpeen entre sí tras sufrir una colisión lateral.

Cámaras de Rayos X

La evolución de las cámaras digitales resulta cada día más llamativa. Land Rover, por ejemplo, utiliza estos ojos digitales para el uso 4×4 (en el nuevo Evoque): enfocan al suelo y permiten que el conductor vea a través del frontal del coche como si fuera transparente. Y así, podrá evitar piedras y otros obstáculos, y colocar las ruedas donde haya más tracción. Jaguar, por su parte, traslada la idea al retrovisor interior (Berlina XE), que es capaz de eliminar las cabezas de los ocupantes aplicando el mismo principio.

Arranque por huella digital

Primero fue la llave física; luego llegó el mando a distancia y, ahora, los sistemas de acceso manos libres. Pero el siguiente paso ya está listo y es el reconocimiento de la huella dactilar para abrir y arrancar el vehículo. Una tecnología que, según Hyundai, su promotora, resulta hasta cinco veces más segura, porque evita la clonación de las frecuencias que emiten los coches para comunicarse con los mandos. El principio es el mismo que se aplica actualmente en los móviles. Se estrenará a fin de año.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no