Tecnología

La alternativa sueca

La alternativa sueca

Valores añadidos. Si la seguridad ha sido siempre la seña de identidad de Volvo, la deportividad, tanto en la estética como en la conducción, va a completar a partir de ahora sus argumentos para rejuvenecer la marca y su clientela. Así lo confirma el nuevo S60, la berlina media sueca que compite con los Audi A4 y BMW Serie 3, entre otros. Saldrá a la venta en septiembre con precios desde 31.813 euros, pero más adelante habrá versiones más asequibles.

El nuevo S60 sustituye con cierto retraso al que salió en el año 2000 y es el último desarrollado bajo el mando de Ford, que acaba de vender Volvo a la firma china Geely. Ahora mide 4,62 metros de largo, cuatro centímetros más que antes, pero sobre todo adopta una línea más estilizada que recoge los detalles que definen la deportividad. Por delante tiene un frontal en cuña que integra la elegante parrilla de la marca, unos faros rasgados y las aletas bien marcadas. Pero destaca su línea de cupé, con el techo en arco, la zaga muy corta y sobre todo unas puertas traseras muy disimuladas que casi no se aprecian a primera vista. El resultado es un coche de silueta afilada y marcada personalidad que se distingue de sus rivales. Pero aparte de una imagen atractiva y moderna, aporta una aerodinámica impecable (CX: 0.28) que reduce el consumo.

El estilo deportivo se mantiene por dentro, con un diseño sugerente que combina con estilo unos plásticos sólidos de buena calidad y unos adornos cromados muy vistosos. Destacan en especial los amplios y envolventes butacones de las plazas delanteras. Tiene una banqueta trasera que aparte de sumar tres centímetros más de espacio para las piernas, mantiene las tres plazas, pero con las dos laterales más amplias y muy envolventes. El maletero es solo correcto (388 litros) y se ha aprovechado bien la zona del freno de mano para habilitar posavasos y huecos para objetos.

El S60 ofrece también una conducción mucho más ágil y deportiva que antes y se disfruta al volante: reúne estabilidad y seguridad en un equilibrio de suspensiones muy logrado. Además, destaca su calidad de rodadura, filtra bien todo y tiene un funcionamiento refinado y silencioso.

La gama tendrá de entrada cuatro motores, dos de ellos turbodiésel de cinco cilindros: el nuevo y sorprendente 2.0 de 163 CV o D3, que impacta por su suavidad y poderío (5.3 litros, 220 km/h y 31.813 euros) y el actual 2.4 o D5 de 205 CV (5,3 litros, 235 km/h y 35.994). En gasolina habrá un 2.0 turbo (203 CV, 235 km/h y 32.916) y un poderoso 3.0 turbo o T6 (304 CV, 250 km/h y 45.002). Todos llevan cambio manual o automático de seis marchas, salvo el T6, que sólo se vende con el automático y tracción 4×4, disponible también en el D5 (39.596). En noviembre saldrá un 2.0 turbo (T5) de 240 CV y a principios de 2011 dos 1.6 turbo de 150 CV (T3) y 180 CV (T4), y el nuevo 1.6 DRIVe turbodiésel de 115 CV y 115 g/km.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no