Alerta sobre la borrasca ‘Karlotta’: cómo conducir sin problemas a pesar del viento huracanado

El fuerte viento pone en dificultades a los conductores, así que conviene tomar una serie de precauciones para evitar sustos e, incluso, accidentes.

conducir con viento
A no ser que resulte imprescindible, es mejor no conducir cuando el viento sopla muy fuerte.

España se prepara para hacer frente a la undécima borrasca de gran impacto de la temporada, ‘Karlotta’. Llegará acompañada de necesarias lluvias y fuertes rachas viento: fenómenos que obligarán a los conductores a extremar las precauciones al volante siguiendo, eso sí, los consejos básicos para conducir en estas condiciones.

Este miércoles, Karlotta dejará las primeras lluvias, mientras que el viento del suroeste ganará fuerza. Un día después, el jueves, hará acto de presencia un temporal cargado de agua de manera, prácticamente, generalizadas, olas de siete metros y rachas de viento.

Centrando el foco en estas rachas de viento, hay que tener en cuenta que en algunos puntos podrán ser huracanadas, alcanzando los 100 y 130 km/h en el norte y noroeste. El viernes será cuando a intensidad se note en el centro y este de España, superando los 50 km/h.

El viento es uno de los principales riesgos para los conductores, ya que es una amenaza invisible y difícil de prever. Cuando la velocidad del viento alcanza estas cifras, conviene seguir algunos consejos fundamentales.

La Dirección General de Tráfico (DGT), como hace cuando llegan este tipo de episodios, aconseja especial atención a la hora de conducir: sobre todo en túneles, puentes y a la hora de adelantar. El siguiente vídeo lo explica al detalle:

Menos velocidad y marchas cortas

Una norma crucial para conducir con viento pasa por tener más precaución y moderar la velocidad. El coche tendrá un mejor agarre a la carretera y la reacción ante una ráfaga fuerte será mucho más sencilla. Asimismo, para conducir con viento es recomendable un régimen alto de revoluciones (yendo en marchas cortas), porque la capacidad para controlar el vehículo aumenta.

Firmeza y suavidad

Hay que agarrar el volante con fuerza para que los cambios repentinos en la velocidad o la dirección del viento no se traduzcan en bandazos. A la vez, se deben hacer movimientos lo más suaves posible, intentando corregir el empuje del viento con la dirección del volante. Todo ello es especialmente necesario en el caso de conducir una moto.

Circular por el centro del carril

Cuando haya que conducir con viento, es aconsejable colocarse con en el centro del carril y vigilar el empuje lateral del viento. Si el coche está en uno de los dos extremos, una ráfaga inesperada podría hacer que invada el contrario o acabar en la cuneta. Hay que poner especial cuidado en carreteras secundarias, que son más estrechas y ofrecen menos espacio para reaccionar.

Adelantar con viento: precauciones

Cuando se va a hacer un adelantamiento, el viento fuerte puede ponerlo difícil. Si pega de frente, frenará notablemente la velocidad del vehículo al salir de detrás de la protección del vehículo precedente. Se debe tener en cuenta esto para calcular el tiempo que se tardará en hacer la maniobra.

  • Si el viento es lateral (especialmente cuando se adelanta a camiones y autobuses), la cosa se complica aún más: doblemente para las motos.
  • Si viene por el costado derecho, el empuje desaparecerá al colocarse a la altura del vehículo adelantado. Como se estaba corrigiendo la dirección con el volante, en ese momento se corre el peligro de acercarse en exceso al otro coche, como si, de repente, fuera a ser absorbido. Una vez superado, el viento reaparece, con lo que el regreso al carril se dificulta.
  • En caso de que el viento venga de la izquierda, también puede empujar hacia el vehículo que se quiere superar.

Túneles y puentes

Cuando se entra en un túnel, el coche deja de estar sometido a la fuerza del viento y está mucho más protegido. Eso sí, el peligro reaparece cuando se sale… e, incluso, aumenta. En los puentes también hay que extremar la precaución porque las corrientes de aire suelen ser mucho más inesperadas, ya que son zonas mucho más expuestas.

Obstáculos inesperados

Las consecuencias de un temporal de viento son a veces desastrosas: árboles caídos, cubos de basura por las calles, bolsas volando, hojas y arena en la carretera… Elementos que pueden provocar un choque o que el coche pierda adherencia. Hay que estar alerta y, si es posible, evitar zonas con árboles.

Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, X o Instagram

Sobre la firma

Nicole Olguín

Periodista especializada en marketing digital. Comenzó su carrera en televisión en Chile y de allí dio el salto a la prensa. En Diario As, de Prisa Media, se especializó en SEO, con la creación de contenido estratégico y optimización web, para llegar a Prisa Motor.

Más Información

semaforo
Policía

Newsletter ElMotor

Recibe la newsletter de EL MOTOR con toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia.

Apúntate

Newsletter ElMotor

Recibe la newsletter de EL MOTOR con toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia.

Apúntate

Servicios ELMOTOR

Encuentra los mejores talleres, seguros, autoescuelas, neumáticos…

BUSCAR
Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no