Actualidad

Adiós a la etiqueta ECO: el sistema alternativo de los grupos ecologistas

Cinco organizaciones sugieren una clasificación basada en emisiones de CO2 que otorga el sello Cero solo a vehículos eléctricos o de hidrógeno.

Etiqueta ambiental DGT

Un coche con la etiqueta ECO en su parabrisas.

Debería desaparecer la etiqueta ECO y la Cero tendría que ser verde en lugar de azul. Son dos de las sugerencias de varios grupos ecologistas que defienden un nuevo etiquetado medioambiental para los vehículos. La Dirección General de Tráfico anunció una reforma de la clasificación para este año, pero el cambio todavía no ha llegado.

“Nuestra propuesta se centra principalmente en incluir [como criterio] las emisiones reales de CO2, reservar la etiqueta Cero a los vehículos sin emisiones y eliminar la confusa etiqueta ECO, que actualmente beneficia al gas y a los híbridos enchufables, sustituyéndola por una D coherente. Además, lo planteamos de modo que pueda adaptarse a la llegada de nuevas tecnologías y a la normativa Euro 7”, sostiene Carmen Duce, co-coordinadora de transporte de Ecologistas en Acción. 

Como rasgo fundamental, además, la propuesta de Ecodes, Fundación Renovables, T&E, Greenpeace y Ecologistas en Acción no pretende tener carácter retroactivo. “Nuestro sistema mantiene los criterios para los actuales vehículos C, B y sin etiqueta, que representan el 90% del parque. Está orientado a los nuevos, nadie tendría que cambiar de etiqueta”, asegura Adrián Fernández, coordinador de Movilidad de Greenpeace.

Las nuevas etiquetas medioambientales

Las organizaciones ecologistas urgen a la DGT a que retome la renovación de los distintivos. El plan original del organismo que dirige Pere Navarro era reformar el etiquetado antes de julio en colaboración con los actores principales del sector, como la patronal de fabricantes Anfac, pero la reforma está por el momento parada. Respecto a este movimiento de las organizaciones ecologistas, y a su sistema en particular, la respuesta de Tráfico es que no hay nada que decir.

Los grupos firmantes se decantan por un etiquetado con cinco categorías y sus distintivos correspondientes, y “que realmente exprese las emisiones reales de cada vehículo”, en palabras de la directora general de Fundación Renovables, Raquel Paule. Como vara de medir se proponen las emisiones de CO2 homologadas según el ciclo WLTP, usado de forma general en el sector. 

  • Etiqueta Cero. De color verde y destinada a eléctricos puros y vehículos de hidrógeno (sin emisiones).
  • Etiqueta D. De color morado y asignable a vehículos de combustión, incluidos híbridos enchufables, híbridos (también los de gas) y modelos de gasolina (Euro 5 o 6) y diésel (Euro 6d). Límite de CO2: 95 g/km.
  • Etiqueta C. De color azul claro, para modelos de gasolina (Euro 4) y diésel (Euro 6a, 6b y 6c). Límite de CO2: 137 g/km.
  • Etiqueta B. De color amarillo. Gasolina Euro 3 y diésel Euro 4/5.
  • Etiqueta A. De color blanco. Gasolina Euro 0/1/2 y diésel Euro 0/1/2/3.

Según este sistema, las asociaciones ecologistas establecen que los coches nuevos puedan ser Cero, D y C, y los ya etiquetados se mantendrían como están.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no