Actualidad

Marcelo conduciendo sin puntos y otros 13 futbolistas multados

Excesos de velocidad, tasas de alcoholemia elevadas y el uso del móvil al volante son las infracciones más comunes.

Futbolistas

El Ferrari 458 Italia de Arturo Vidal.

Marcelo Vieira, lateral izquierdo del Real Madrid, se sumó hace poco a una lista abundante y deshonrosa. La de los futbolistas detectados, multados y reprendidos por infringir el código de circulación. El jugador brasileño fue imputado el 24 de febrero por conducir con exceso de velocidad y con el carné sin puntos. Fue sorprendido el 19 de diciembre del año pasado por un radar de la autopista M-12 (Madrid) circulando a 134 kilómetros por hora y sin puntos en el carnet.

El jugador, imputado por la presunta comisión de un delito contra la seguridad vial, ya fue multado en 2013 con 6.000 euros, también por conducir con los puntos agotados. No es el único caso de futbolistas reincidentes al volante.

David Beckham

El exjugador inglés fue condenado en mayo de 2019 a seis meses de suspensión del carnet por utilizar el móvil al volante (en noviembre de 2018) y también a pagar una multa de 750 libras (870 euros al cambio) y las costas del juicio. Como en el caso de Marcelo, tampoco era la primera vez que infringía las normas. 

Karim Benzema

El delantero francés del Real Madrid llegó a Valdebebas en enero conduciendo con un dedo fracturado y la mano vendada, circunstancia prohibida por el artículo 18 del código de circulación, que obliga al conductor “a mantener su propia libertad de movimientos”. No fue multado porque ningún agente observó la situación. 

En 2015 sí hubo testigos. La Policía Local de Madrid interceptó al jugador después de realizar una maniobra prohibida, conduciendo además sin carnet. Ese mismo año fue descubierto cerca del aeropuerto sobrepasando el límite de velocidad y también sin permiso; antes, en 2013, fue condenado a una multa de ocho meses (150 euros diarios, 18.000 en total) y a la retirada del carnet por superar en más de 80 kilómetros por hora el límite establecido: circulaba a 216 km/h en la M-40 madrileña, limitada a 100.

Gerard Piqué

Gerard Piqué ha acudido de vez en cuando a los juzgados a causa de sus errores relacionados con el coche. El caso más sonado fue el de agosto de 2018, cuando la Guardia Urbana paró al central del Barcelona después de que hubiera cometido una infracción. Conducía con ímpetu pero sin puntos en el carnet, y la sentencia incluyó una multa de 48.000 euros por un delito contra la seguridad vial. Antes había sido sancionado por desobediencia a la autoridad y también muy criticado por viajar como copiloto llevando a su hijo en brazos.

Audi F.C. Barcelona

Gerard Piqué.

Arturo Vidal

El ahora compañero de Piqué cometió su mayor error al volante cuando era jugador de la Juventus de Turín. Concentrado con la selección de Chile en 2015, sufrió un accidente sin consecuencias graves con su Ferrari 458 Italia, destrozado en el acto, y le retiraron el carnet de conducir durante cuatro meses porque dio una tasa de alcoholemia de 1,31 gramos por litro de sangre. E l máximo en su país es de 0,80 (0,50 en España).

Wayne Rooney

El problema fue el alcohol, asumió también Wayne Rooney. En septiembre de 2017, el actual jugador del D.C. United, de la Major League estadounidense, reconoció una “imperdonable pérdida de jucio”. Por culpa de aquello todavía no puede conducir: fue condenado a 100 horas de trabajos sociales y perdió el carnet durante dos años. La multa impuesta por su equipo (entonces el Everton inglés) ascendió a 300.000 euros.

Andreas Pereira

El futbolista del Manchester United se excedió al volante en 2017, cuando era jugador del Valencia, y se excedió con peligro. Circulaba a 148 km/h cuando el límite era de 50 en una de las vías de acceso a la capital levantina. Pereira tuvo que pagar una multa de 3.600 euros y se quedó ocho meses sin carnet de conducir.

Hugo Lloris

El portero del Tottenham Hotspur y la selección francesa, Hugo Lloris, fue detenido en Londres en agosto del año pasado tras dar positivo en un control de alcoholemia. El guardameta duplicaba la tasa máxima legal (0,80 mg/l, frente a los 0,35 mg/l permitidos en Reino Unido) y, en consecuencia, el juez le retiró el permiso de conducir durante 20 meses y le impuso una multa de 50.000 libras (unos 56.200 euros).  

Iker Casillas

Una autoescuela de Plasencia (Cáceres) pidió a la DGT que sancionara a Iker Casillas después de que este fuera visto conduciendo con una mano escayolada. Los responsables de Tráfico respondieron que las imágenes no eran prueba suficiente como para actuar de oficio y multar al portero. Ocurrió en 2013.

Otros casos sonados

Los sucesos protagonizados por futbolistas son muchos, casi ninguno como el de Pedro Botelho. Cuando jugaba en el Rayo Vallecano (2011) se apuntó un hat-trick nefasto: impactó contra un coche de policía camuflado, había bebido y ni siquiera tenía carnet de conducir. También superaba con creces la tasa de alcohol el exmadridista Guti, que chocó contra un autobús en Turquía.

Y los excesos de velocidad no escasean: como infracciones representativas, las de Essien y Michael Ballack. El excentrocampista del Real Madrid iba a 150 km/h por la M-40 el mismo día en que Benzema fue cazado a 216 km/h, y un radar detectó a Ballack a 211 km/h en una autovía extremeña. También cometió una imprudencias Mohamed Salah (Liverpool), detectado usando el móvil al volante. 

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no