Actualidad

El mejor momento para comprar el nuevo Suzuki S-Cross

La marca actualiza su SUV compacto, con unidades disponibles y ventajas fiscales antes de primeros del año.

Suzuki S-Cross

El Suzuki S-Cross evoluciona claramente respecto a su predecesor. / Suzuki

Suzuki lanzó el S-Cross en 2013, lo actualizó en 2016 y ahora llega a una nueva generación para intentar continuar la racha de éxito que suponen 600.000 unidades vendidas en el mundo, más de la mitad de ellas en Europa. El SUV compacto (4,30 metros) estará disponible en los concesionarios de la marca a partir de mediados de diciembre con precios desde 23.545 euros (descontando 3.600 euros de campaña de lanzamiento y 1.400 euros por financiación).

Sera el momento ideal para los interesados en este todocamino que se ofrece con motorización única. En primer lugar, porque habrá unidades disponibles en los concesionarios (cuando se agoten la marca es incapaz de garantizar plazos de entrega a causa de la crisis de los semiconductores), a continuación el cuantioso descuento inicial y, por último pero no menos importante, por el cambio de la fiscalidad que afectará a las versiones superiores 4×4 a partir del 1 de enero de 2022.

Con la vuelta a efectos de tributación de las emisiones medidas en WLTP, las variantes de tracción delantera seguirán sin pagar impuesto de matriculación, pero las 4×4 cambian de tramo y subirán un 4,75% sobre el precio franco fábrica, que en la versión más cara suponen unos 1.300 euros de incremento.

Cambio integral

Aunque la plataforma del nuevo S-Cross sigue siendo la misma que la utilizada en la primera generación, el resto del coche es completamente diferente. La carrocería es ahora mucho más atractiva y actual, con un aspecto robusto e incluso imagen de SUV de segmento superior. La presencia notable de la parrilla, los pasos de ruedas ensanchados, la caída hacia la zaga o las ópticas traseras integradas en el portón y las aletas se encargan de ello.

El interior tampoco varía en cuanto a dimensiones, siendo correctas para un todocamino de su estilo, incluyendo los 430 litros de capacidad del maletero. Suzuki ofrece tres niveles de equipamiento y acabados denominados S1, S2 y S3, todos ellos con un estilo muy japonés: sin grandes alardes en cuanto a los materiales pero con unos acabados intachables que prometen mucho tiempo de uso sin deterioro.

La pantalla de infoentretenimiento mide siete pulgadas en los dos primeros niveles de acabados y llega a nueve pulgadas en el superior, que además incluye Apple CarPlay inalámbrico (Android Auto y Apple CarPlay por cable en la pantalla pequeña). Las tapicerías son de tejido textil o cuero, mientras que la banqueta trasera es reclinable y divisible en dos partes 60:40.

La seguridad del S-Cross se confía al paquete Suzuki Safety Support, que incluye diversos sistemas de asistencia al conductor y protección, que van desde la advertencia de colisión al control de velocidad adaptativo, pasando por el mantenimiento de carril, reconocimiento de señales de tráfico, detección de ángulo muerto de los retrovisores o alerta de tráfico posterior.

Una única motorización

El nuevo S-Cross estará disponible en una única motorización de gasolina, con apoyo de un sistema de hibridación ligera de 48 V. Se trata de un bloque de 1,4 litros, alimentado por turbo e inyección directa y que entrega una potencia de 129 CV.

Una mecánica ya utilizada en otros modelos de la marca y que, gracias a la asistencia del pequeño generador eléctrico que recibe energía de una batería autorrecargable, ofrece unos consumos bastante ajustados sobre todo en el entorno urbano, donde sus ventajas son más apreciables. De promedio, el S-Cross homologa un gasto de 5,3 l/100 kms. en ciclo WLTP, una buena cifra para un todocamino de su estilo (este dato se corresponde a las versiones de tracción delantera).

S-Cross
El Interior del nuevo Suzuki S-Cross.

La transmisión puede ser manual o automática (solo en la versión S3), en ambos casos de seis relaciones, mientras que quienes precisen de unas mejores capacidades fuera del asfalto o en firmes de baja adherencia podrán acceder a la versión de tracción total AllGrip4x4 desde el nivel S2.

Cuenta con cuatro modos seleccionables desde una consola entre los asientos delanteros (automático, deportivo, nieve y bloqueo), que modifican parámetros como la cantidad de par enviado a las ruedas traseras, la gestión del ESP o el tarado de la dirección.

La combinación de acabados, tipo de tracción y de cambio se traduce en siete posibilidades distintas, disponibles a su vez en ocho colores. Los precios venta al público se benefician desde su lanzamiento de 3.600 euros de promoción, a los que se puede añadir otra rebaja de 1.400 euros en caso de financiar la comprar con Suzuki. Todas las versiones disfrutan del etiquetado Eco de la DGT y la horquilla de precios (con todos los descuentos) va de 23.545 a 31.4000 euros.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no