Actualidad

La berlina de Peugeot con etiqueta Cero para la familia y los circuitos

El 508 Sport Engineered es el modelo superior de la marca y propone una potente mecánica híbrida enchufable y una conducción deportiva.

Peugeot 508 Sport Engineered

Peugeot 508 Sport Engineered rinde al máximo en carretera y circuito.

La electrificación más deportiva. Las primeras unidades del Peugeot 508 Sport Engineered llegarán en abril y se ofrece en dos formatos: berlina (62.200 euros) y familiar o SW (63.400 euros). Es la versión más deportiva del Peugeot 508 PHEV, y para conseguirlo recibe mejoras aerodinámicas en la carrocería, modificaciones en el chasis y su mecánica híbrida alcanza 360 CV.

Las dimensiones no cambian y la versión más radical del 508 mide 4,75 metros de largo, que aumentan a 4,79 metros en el caso del SW. Pero exteriormente sí se diferencia por una nueva calandra de aletas flexibles que, al aumentar la velocidad, se abren para dejar entrar mayor flujo de aire para el motor.

En el centro, el león de Peugeot está pintado en negro y, más abajo, en los extremos del parachoques, las tomas aerodinámicas de refrigeración para los frenos contrastan por su color verde criptonita, signo de identidad de esta versión.

En los laterales destacan unos aletines aerodinámicos, las llantas específicas de 20 pulgadas calzadas con neumáticos Michelin Pilot Sport y unos discos de freno más grandes (380 milímetros) con pinzas de cuatro pistones pintadas también en el color criptonita que identifican al Peugeot 508 Sport Engineering. Y la trasera también se diferencia por unos escapes deportivos distintos y por un difusor central acabado en color negro brillante.

En el interior, también tiene sello propio la instrumentación, la decoración de los guarnecidos y los asientos deportivos de cuero y Alcantara. Además, el modelo incluye todo el equipamiento posible de la gama 508 excepto el techo panorámico.

Eficacia dinámica y comodidad para viajar

Durante la primera toma de contacto en el Circuito del Jarama, el Peugeot 508 Sport Engineered destacó por su eficacia deportiva. La consistencia del chasis, la precisión del guiado y un equilibrado reparto de pesos entre ejes aportan un comportamiento neutro y que da confianza.

508 Peugeot Sport Engineered

El apoyo eléctrico con la tracción 4×4 evita reacciones indeseables del tren posterior y la suspensión es muy firme, pero también filtra muy bien las irregularidades de las carreteras convencionales. Esto hace que el Peugeot 508 Sport Engineered resulte un coche especialmente cómodo para viajar largas distancias, al tiempo que se disfruta de una conducción muy sensorial.

La mecánica también sorprende sobre la pista. La electrificación ofrece respuestas contundentes y el motor térmico, a pesar de su discreta cilindrada, brilla por su alegría al subir de vueltas y por una gran elasticidad. El cambio de marchas automático, de ocho relaciones y con levas en el volante, es rápido y preciso, permitiendo aprovechar los 360 CV disponibles cuando se selecciona el modo de conducción Sport.

Experiencia de competición

Para mejorar el comportamiento del modelo sobre el asfalto, el departamento Peugeot Sport Engineering –equivalente en la marca francesa a las divisiones M de BMW, RS de Audi o AMG de Mercedes– ha modificado algunos detalles técnicos. Los ingenieros, por ejemplo, han adaptado la suspensión variable a las nuevas exigencias, han rebajado el chasis (diez milímetros delante y uno detrás) y han ensanchado las vías (24 milímetros en el tren delantero y 12 en el trasero).

Asimismo, el Peugeot 508 Sport Engineered cuenta con dos barras antivuelco en la estructura y con una dirección recalibrada para ganar precisión en conducción deportiva. Y también se ha modificado el funcionamiento de los sistemas antipatinamiento (ASR y ASP) para hacerlos más permisivos y aprovechar al máximo la potencia disponible 

La versiones berlina y SW.

La mecánica del familiar deportivo francés es híbrida enchufable y combina un motor térmico 1.6 PureTech de 200 CV y otros dos eléctricos situados en los ejes delantero y trasero: en conjunto rinden 360 CV y ofrecen buenas prestaciones:  acelera de 0 a 100 km/h en 5,2 segundos y alcanza una la velocidad máxima (limitada electrónicamente) de 250 km/h.

En modo eléctrico, el Peugeot 508 Sport Engineered puede recorrer hasta 42 kilómetros (WLTP), por lo que recibe la etiqueta Cero de la DGT. El consumo oficial en los primeros 100 kilómetros es de 2,03 litros; en una prueba real por autovía y carreteras de montaña, casi todo el tiempo conduciendo de forma exigente, registró un gasto 7,7 litros a los 100 kilómetros.

Cinco modos de conducción

Mediante una tecla en la consola, el conductor puede seleccionar entre cinco el modo más adecuado para cada situación: Eléctrico cuando se circula por vías urbanas, Confort para los viajes, Híbrido para conseguir la máxima eficiencia, Sport cuando se requiera la potencia máxima y 4WD para avanzar con seguridad sobre superficies deslizantes como la nieve o la calzada mojada.

En cuanto a la batería (11,5 kWh), no resta espacio a la capacidad del maletero (487 litros en la berlina y 530 en el SW) y se puede recargar en siete horas en un enchufe doméstico, tiempo que baja a cuatro si se utiliza una toma reforzada (3,2 kW). Y Peugeot ofrece opcionalmente un cargador integrado que permite recuperar la carga de la pila en tan solo dos horas si se utiliza una estación del tipo Wallbox (7,4 kW).

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no