¿Qué significa PAS?: el aviso de la Policía Nacional a los conductores

Saber cómo actuar ante un accidente de tráfico, especialmente en los primeros minutos, puede ayudar a salvar vidas.

protocolo PAS
Un coche de la Policía Nacional en una imagen de archivo.

Aunque cualquiera confía en no tener que ponerlas en práctica jamás, está bien conocer las técnicas básicas para saber cómo actuar con rapidez y auxiliar a las víctimas de un accidente de tráfico.

Porque, en muchas ocasiones, un simple minuto puede resultar crucial, y solo sabiendo lo que hay que hacer se puede mantener la calma.

¿Qué es el protocolo PAS?

En sus siglas está la respuesta: proteger, avisar y socorrer. Así lo explica la Policía Nacional en sus redes sociales. ¿En qué consiste cada una?

Lo primero: proteger

Antes de cualquier cosa, lo primero y más importante es protegerse comenzando por uno mismo. Por eso, la DGT recomienda:

  1. Estacionar el vehículo en un lugar seguro, si fuese posible antes del accidente y fuera de la calzada donde no estorbe ni produzca nuevos accidentes de tráfico.
  2. Apagar el vehículo, echar el freno de mano y colocar las luces de emergencias.
  3. Antes de salir del vehículo colocarse el chaleco reflectante.
  4. Coger los triángulos de señalización (o balizas) y señalizar el accidente de tráfico; si la carretera es de doble sentido a 50 metros en ambos sentidos y si es de uno, como en las autovías, el primero a 50 metros y el otro, si fuese necesario, a 150 metros.
  5. Quitar las llaves de contacto del coche accidentado y poner el freno de mano, si las circunstancia lo hiciesen posible.
  6. Evitar posibles focos de ignición, por ejemplo que se fume cerca del lugar del accidente.
  7. No modificar el estado de los vehículos o de las víctimas, al menos que ello suponga un peligro para la circulación o para las propias víctimas.

Avisar: ¿qué decir?

Inmediatamente después, hay que dar la voz de alarma llamando a los servicios de emergencia para detallar el siniestro. Lo esencial es mencionar la localización del lugar del accidente (calle, número, punto kilométrico, etc.), si es una vía de doble sentido, o cualquier detalle que pueda facilitar la información.

También es clave señalar el número de heridos y toda la información (si están inconscientes, si sangran, entre otras condiciones) y las circunstancias especiales (personas atrapadas, peligro de caída del vehículo, transporte de mercancías peligrosas).

¿Qué hacer y qué no en un accidente?

Sobre socorrer, es el más arduo, complejo y el que presenta más aristas de los tres pasos del protocolo, además de revelarse como el más sensible. Es el momento de entrar en contacto directo con la víctima del accidente, reconocerla, acompañarla y tranquilizarla, tratando de ayudarle en la medida de las posibilidades.

La DGT recomienda “solo socorrer si tienes conocimientos básicos de primeros auxilios”. Además:

  1. En caso de ser un motorista el accidentado, no le quites el casco.
  2. No rescates a personas de vehículos inestables.
  3. Si alguna víctima lo precisa, realiza apertura de la vía aérea.
  4. Comprime las heridas sangrantes.
  5. No movilices a la víctima si no se tiene conocimiento, salvo situaciones de riesgo por incendio o explosión inminente.
  6. Afloja las prendas que aprieten a las víctimas.
  7. Protege a las víctimas del frio o del calor.
  8. No darle a las víctimas nada de beber ni comer.

¿Cómo reanimar?

Además, conviene tratar de reanimarlo dándole leves golpes en la cara o salpicándole agua, y comprobar la pérdida de sensibilidad de sus extremidades. Habrá aflojarles las prendas que le molesten y taparlos con una manta porque, aun con temperaturas altas, ante estas situaciones el cuerpo pierde su calor con rapidez. Y, sobre todo, jamás darles agua o medicinas ni intentar hacer cosas para las que no se esté preparado.

Aunque sí es necesario realizar una reanimación cardiopulmonar en el caso de que los signos vitales estén mermados. Esto se ejecuta ejerciendo presión con las dos manos en la parte central del pecho, virando unos centímetros hacia la izquierda, con una cadencia de cinco golpes y una espiración.

¿Y si hay hemorragias?

En caso de hemorragias, también es conveniente actuar y aplicar presión sobre la herida con algún tejido, preferiblemente una gasa estéril. También sirve atar un pañuelo para cortar la salida de sangre intentando que no vaya a más.

botiquin primeros auxilios
Botiquín de primeros auxilios.

En caso de fracturas, si no hay conocimiento es mejor no mover al accidentado y tranquilizarlo. Mientras, en el caso de enfrentarse a una quemadura, se debe limpiar la zona con agua fría y cubrirla con una gasa estéril.

Además, contar con un botiquín de primeros auxilios es más que recomendable. Elementos como tijeras, gasas, algodón, tiritas cicatrizantes para heridas no profundas y antisépticos serán suficientes para socorrer momentáneamente.

Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, X o Instagram

Sobre la firma

Nicole Olguín

Periodista especializada en marketing digital. Comenzó su carrera en televisión en Chile y de allí dio el salto a la prensa. En Diario As, de Prisa Media, se especializó en SEO, con la creación de contenido estratégico y optimización web, para llegar a Prisa Motor.

Más Información

problema coches SUV
inhibidor señal coche

Newsletter ElMotor

Recibe la newsletter de EL MOTOR con toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia.

Apúntate

Newsletter ElMotor

Recibe la newsletter de EL MOTOR con toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia.

Apúntate

Servicios ELMOTOR

Encuentra los mejores talleres, seguros, autoescuelas, neumáticos…

BUSCAR
Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no