Eléctricos

El dato sobre coches eléctricos en el que España supera a Francia

Cuatro de cada diez conductores está predispuesto a comprar un turismo a pilas, mientras que la mitad de los franceses cree "improbable" hacerlo.

coches eléctricos

Puntos de recarga públicos en la calle.

A las puertas de la Semana Europea de la Movilidad (del 16 al 22 de septiembre), los españoles aprueban en intención de compra: quieren coches eléctricos. La realidad del mercado todavía es otra, pero cuatro de cada diez conductores se muestran “dispuestos” a hacerse con un turismo a pilas que otros automovilistas europeos.

Los datos los aporta una encuesta de Appinio, plataforma de investigación de mercados que ofrece otro dato en contraposición: el 49% de los franceses asegura que es “improbable” que adquieran un modelo sin emisiones. 

El informe se basa en las respuestas de conductores españoles, alemanes, franceses y británicos, y todos ellos coinciden en las reticencias respecto a un segmento que no termina de asentarse. Las dudas principales respecto a los coches eléctricos son las habituales: la falta de puntos de recarga, esgrimida por el 45% de los consultados, y la autonomía de los modelos actuales, citada como primera duda por el 44%. Las tarifas elevadas aparecen como tercera razón más común para explicar la lenta expansión del segmento. En agosto, los vehículos eléctricos puros representaron un 2,6% de la cuota de mercado. 

Argumentos a favor

Las razones para la compra varían ligeramente en cada país. Por ejemplo, en Alemania y Francia uno de cada cinco propietarios menciona la sostenibilidad y las razones fiscales. En Inglaterra, como dato más llamativo, el 23% confesó que había adquirido un eléctrico por sumarse a la moda, mientras que en España pesa mucho más el cuidado del medio ambiente: la mitad de los encuestados decidió la compra por la limpieza de los motores eléctricos. 

Usuarios satisfechos

De modo general, la mayoría de los conductores de coches eléctricos se reafirma en su decisión de compra (el 77%), pero muchos dejan entrever algunas insatisfacciones particulares. En España, el 63% se lamenta de la incomodidad de la recarga, porcentaje que aumenta hasta el 70% en Francia. En Reino Unido, cuatro de cada diez argumentan que la reparación resulta complicada, y el 35% de los alemanes deja constancia de su descontento con el rendimiento y kilometraje. 

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no