Eléctricos

Por qué el Ford Mustang Mach-E es la pesadilla de Tesla

Con motores de hasta 487 CV y una autonomía máxima de 610 kilómetros, el SUV llegará a España en mayo con precios que arrancan en 48.500 euros.

Ford Mustang Mach E

Ford ha presentado su primer modelo 100% eléctrico con características muy ambiciosas. / Ford

El super-SUV eléctrico de Ford replica uno por uno los mejores argumentos de los modelos eléctricos de Elon Musk. Desde su potencia y prestaciones (487 CV y 3,7 segundos de 0 a 100 km/h) a los contenidos tecnológicos (pantalla tipo tableta de 15,5 pulgadas) y la autonomía (hasta 610 kilómetros). El Ford Mustang Mach-E también sobresale por el precio, porque sigue siendo caro, pero bastante menos que sus competidores equivalentes.

Las primeras unidades llegarán en mayo con precios desde 48.500 euros que se pueden quedar en 41.600 con el Plan Moves. Y además, añade también otros ingredientes que no puede ofrecer la marca californiana, como la calidad de ejecución y la terminación, así como el comportamiento y la experiencia de conducción.

Y como remate de la tarta, este modelo representa la reivindicación de un deportivo mítico en la historia del automóvil, el Ford Mustang, pero ahora en el siglo XXI y como icono de la electrificación.

El Mustang Mach-E es un eléctrico de referencia prácticamente en todo y puede cumplir ya como primer coche de la familia, al menos si se tiene dónde cargarlo. Estas son sus armas:

Dos baterías y hasta 610 kilómetros de autonomía

El Mach-E se ofrece con dos grandes baterías de 75,7 y 98,7 kWh, y la primera es ya casi como la mayor de los nuevos Volkswagen ID.3 e ID.4 (77 kWh). Se ofrecen en combinación con tres potentes motores eléctricos de 269, 294 y 351 CV. Y están disponibles con propulsión trasera o tracción 4×4. Y según la combinación elegida barnizan las prestaciones y la autonomía.

Así, la batería pequeña con tracción 4×2 acelera de 0 a 100 km/h en 5,6 segundos y ofrece 440 kilómetros de autonomía (desde 48.500 euros). Y con la propulsión 4×4 acelera en 5,6 segundos, pero baja a 400 kilómetros de rango (55.800 euros).

Pero con la batería grande de 98,7 kWh, 294 CV y tracción 4×2 (56.300 euros), el Mustang Mach-E acelera de 0 a 100 km/h en 6,2 segundos y llega a 610 kilómetros de autonomía, un récord en su tamaño y 105 kilómetros más que su rival de referencia: el Tesla Y, un SUV de 4,75 metros de largo con motor de 351 CV (desde 64.000 euros). Además, esta batería se ofrece en el Mustang con motor también de 351 CV, tracción 4×4 y 540 de rango, que acelera de 0 a 100 km/h en 5,1 segundos (64.900 euros).

Conducción y dinámica deportivas

La deportividad del Mustang Mach-E se refleja en la conducción, pero se elige a la carta. Así, tiene programas Eco (Whisper), Confort (Engage) y uno más deportivo (Unbridled), que acerca a la experiencia de conducción del Mustang Coupé para transformar el eléctrico en un SUV muy deportivo.

Pero son precisamente el tacto y las sensaciones que trasmite este coche dos de sus valores diferenciadores frente a los rivales de Tesla. Porque el Mustang tiene una dirección rápida y precisa, una suspensión enérgica que sujeta bien la carrocería para controlar las inercias y unas reacciones eficaces en curva que lo distinguen. Y transmite una sensación de aplomo, consistencia y refinamiento que todavía no han alcanzado los modelos de Elon Musk.

ADN de Mustang en el diseño

El Mustang Mach-E reinterpreta el ADN deportivo del Mustang Coupé en un SUV familiar con carrocería y suspensiones más altas y mecánica eléctrica. Y esa transferencia de imagen se aprecia en el diseño del frontal, con el morro en cuña, los nervios del capó y los faros rasgados. También en la vista lateral, con las aletas muy marcadas y las traseras con un hombro superior muy definido; muestra, en definitiva, una estilizada silueta cupé. Su carácter estético se remata en la zaga, con un pliegue debajo de la luneta y el diseño de los pilotos verticales en los lados. El resultado es un SUV de imagen muy deportiva y musculosa que transmite solidez y carácter.

Funcionalidad interior

El SUV americano mide 4,71 metros de largo, 10 centímetros más que el nuevo Kuga y aprovecha las ventajas de los coches eléctricos, que al llevar las baterías debajo del piso permiten pegar más las ruedas a las esquinas y liberar espacio interior. Así, ofrece unas plazas delanteras cómodas y desahogadas y puede alojar tres adultos atrás con suficiente altura y espacio para las piernas.

Pero el detalle más curioso del Mustang Mach-E es que integra dos maleteros, uno de 402 litros detrás y un cofre de 81 litros delante. Por lo demás, está bien equipado, con asientos regulables eléctricamente y tapicería de cuero de serie en toda la gama. Y aporta como valor diferenciador una calidad de acabados, materiales y ajustes que crean un ambiente elegante y cuidado. Esto se disfrutan también en la insonorización y la calidad de rodadura, así como en la sensación de solidez que transmite al interior.

Tableta multimedia de 15,5 pulgadas

El  Mustang Mache-E destaca por su completo equipo de serie e incluye notables detalles tecnológicos, como una espectacular pantalla central tipo tableta de 15,5 pulgadas, media pulgada más que las de Tesla. Agrupa en ella casi todos los accesorios, desde el navegador a la información de viaje, incluida la carga restante en la batería. Pero deja abajo todos los mandos de la climatización para facilitar el acceso y evitar distracciones al conductor.

Mustang Mach-E GT de 487 CV

La guinda del pastel del Mach-E es la versión GT, que se convertirá a final de año en la referencia en prestaciones. Estrenará una mecánica eléctrica de 487 CV y 860 Nm de par o fuerza de empuje que le permite acelerar de 0 a 100 km/h en 3,7 segundos y llegar a 200 km/h. Ofrece 500 kilómetros de autonomía e incluye la suspensión magnética inteligente Magneride, que optimiza su comportamiento dinámico.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no