Pruebas

Kia Ceed Tourer PHEV: familiar, enchufable y con un precio razonable

Carrocería ranchera, 50 kilómetros de autonomía eléctrica y consumos mínimos. Un cóctel que sirve como coche único y cuesta 26.950 euros

Kia Ceed Tourer PHEV

El Kia Ceed Tourer PHEV mide 4,6 metros de largo y tiene un maletero de 437 litros.

Una carrocería break con espacio para todo, y una mecánica híbrida enchufable que permite circular sin contaminar u obtener consumos mínimos en el uso diario. Es la propuesta del Kia Ceed Tourer PHEV, una de las pocas rancheras de tamaño medio y con esta tecnología que pueden encontrarse en el mercado.

Es un modelo muy funcional, que puede cumplir como coche único de la casa, tiene etiqueta Cero y se vende además a precios razonables: desde 26.950 euros, con todos los posibles descuentos ya aplicados, pero sin las ayudas del Plan Moves II, que podrían reducir la factura en otros 2.600 euros hasta los 24.350.

El sistema híbrido es el mismo que lleva el Kia XCeed PHEV, por ejemplo, y combina un motor de gasolina 1.6 GDi de 105 CV con otro eléctrico de 60,5 CV que suman una potencia combinada de 141 CV. El motor eléctrico se alimenta mediante una batería de 8,9 kWh que, entre otras cosas, permite circular hasta 50 kilómetros en modo eléctrico, sin emisiones. En modo híbrido con las pilas cargadas, el consumo oficial es de solo 1,3 litros (WLTP) en los primeros 100 kilómetros.

De lunes a viernes, sin gasolina

Tras el recorrido de prueba, de 110 kilómetros y combinando autopista, carreteras comarcales, pequeños puertos de montaña y ciudad, el consumo fue de 3,8 litros. Y durante el trayecto se aplicaron diferentes modos de conducción, porque la mitad se realizó cuidando la eficiencia, otro 40% con un uso normal y el 10% restante con un manejo más deportivo.

Como sucede en la mayoría de híbridos enchufables, si los recorridos diarios no superan la autonomía eléctrica y se recarga el coche cada noche en casa, el Ceed Tourer PHEV podría conservar su depósito de gasolina intacto durante toda la semana. Y si los trayectos superan el rango disponible, empezará a consumir, pero serán gastos bajos e inferiores a las de los mejores modelos térmicos, ya sean normales o híbridos. La batería se recarga en menos de cinco horas en un enchufe doméstico de 2,3 kW, y en menos de tres si la toma dispone de 3,3 kW de potencia.

En excursiones de fin de semana o viajes largos, en cambio, una vez que se agoten las baterías y se siga circulando, el consumo subirá bastante, hasta unos siete litros cada 100 kilómetros.

Tres modos y dos embragues

El conductor puede seleccionar tres programas diferentes: HEV o híbrido, EV o eléctrico y Sport o deportivo, que exprime los dos motores para ofrecer la máxima potencia. Y el conductor puede también actuar manualmente sobre el cambio de marchas automático, para mejorar el control del vehículo en zonas de curvas o realizar un adelantamiento, aunque el sistema no siempre acata las órdenes y en otras ocasiones tarda un tiempo en ejecutarlas. El cambio automático es de seis marchas y doble embrague, y marca diferencias con los habituales CVT que suelen llevar los híbridos (Toyota, Lexus, Honda…), perdiendo un poco de suavidad de funcionamiento en ciudad pero ganando eficacia en carretera y autopista.

Comparando la versión híbrida enchufable del Ceed Tourer con una versión térmica de potencia similar, la conducción no varía demasiado. Pesa casi 300 kilos más que su homólogo de gasolina aunque, siempre que el motor eléctrico ayude, consigue unas prestaciones cercanas (10,8 segundos en el 0 a 100/km/h por 9,4 de la versión tradicional). En trazados de montaña el Ceed Tourer PHEV resulta menos dinámico, pero en carretera abierta y sobre todo en ciudad no se notan apenas diferencias de comportamiento.

Cuando la batería se agota, eso sí, la aportación del motor eléctrico decae y el coche pierde algo de brío, y como tampoco va sobrado de potencia, el rendimiento global merma sensiblemente. Tiene prestaciones correctas para cualquier uso y escenario de circulación, pero tampoco le sobran caballos y al gastar la pila o viajar con el coche cargado hay que anticipar las maniobras de adelantamiento en carretera o acelerar un poco más antes de afrontar una subida larga en la autopista.

Maletero más pequeño

El Ceed Tourer PHEV mide 4,6 metros de largo e incluye cinco plazas, como los demás Ceed Tourer. Pero, al igual que sucede en la mayoría de híbridos enchufables, el maletero merma por la integración de las baterías y es otro de los puntos mejorables del nuevo modelo, junto con unas prestaciones solo correctas. La zona de carga baja de 625 litros a 437, aunque mantiene una capacidad de cierta amplitud y compatible con el uso familiar.

Los tres niveles de acabado del Ceed Tourer PHEV son propios de esta versión: eDrive, eTech y eMotion (26.950, 27.656 y 29.506 euros, respectivamente, con descuentos pero sin Moves II). Y desde el primero incluye numerosos sistemas de seguridad y ayudas a la conducción (mantenimiento de carril, detección de fatiga, advertencia de colisión frontal, luces led automáticas, sensores de aparcamiento y control de crucero). También destaca su dotación en cuanto a conectividad, con una pantalla de 10,25 pulgadas y divisible en tres secciones para replicar otras tantas aplicaciones, bluetooth para conectar dos dispositivos y el sistema multimedia UVO de Kia, que permite algunas funciones avanzadas como programar con antelación rutas en el navegador.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no