El ignorado peligro ambiental de los coches eléctricos

La próxima norma Euro7 acabará con los coches de combustión, pero pondrá el foco en otro tipo de contaminantes también nocivos para la salud.

Los discos de frenos emiten partículas contaminantes perjudiciales para la salud.

En 2025 entrará en vigor la nueva norma Euro 7, una reglamentación medioambiental mucho más estricta que la anterior Euro 6 y que condenará a los motores de combustión. Los límites de emisiones derivados del uso de combustibles fósiles serán reducidos a la mitad y el ciclo de homologación (WLTP) se hará más rígido, y medirá también otro tipo de substancias contaminantes como por ejemplo el amoniaco (NH3).

Además, como nueva exigencia, los vehículos deberán mantener en el tiempo (15 años o 240.000 kilómetros) los niveles establecidos por la nueva ley.  

Estos obstáculos legales serán insalvables para los automóviles tradicionales, que ya tienen fecha de caducidad en 2035, cuando entrará en vigor la prohibición de vender modelos nuevos de combustión. Una situación que abocará en la completa electrificación del transporte y la generalización obligatoria de las mecánicas sin emisiones para todos los coches de nuevo desarrollo. 

Sin embargo, la transición energética no acabará del todo con los problemas de contaminación generados por la circulación. De hecho, otras emisiones nocivas que también afectan a los coches eléctricos van a ser tomadas en cuenta por las autoridades.

Los elementos mecánicos de fricción, como por ejemplo los frenos o los neumáticos, liberan una importante cantidad de partículas que se expanden por la atmósfera y, al igual que las producidas por la combustión, pueden ser perjudiciales para la salud. 

El metro y el tren también contaminan

Aunque todavía no se conocen los detalles de cómo abordará la futura norma Euro 7 este problema, la industria y los fabricantes ya preparan una respuesta tecnológica. Sobre todo, el sector de proveedores, que ya trabaja en desarrollos avanzados para neutralizar este tipo de contaminación hasta ahora ignorada. Y el problema tiene más alcance, porque además de los coches y autobuses, también afecta a otro tipo de transporte habitual como el metro o el tren. 

Es el caso de la compañía francesa Tallano, que ha desarrollado un sistema bautizado como Tamic (acróstico de turbina de aspiración de micropartículas), que consiste en una aspiradora integrada en una pinza de freno especial y que recupera las hasta el 98% del polvo generado por la fricción. Lo almacena en un depósito que se vacía cada 30.000 kilómetros para su posterior tratamiento. 

Por su parte, el fabricante de componentes alemán Bosch ha presentado otra solución, el iDisc, que consiste en unos frenos de disco convencionales, pero recubiertos de carburo de tungsteno. Están especialmente desarrollados para los coches eléctricos y generan tan solo el 10% de contaminación por partículas en relación a un sistema convencional, reduciendo un 90% este tipo de contaminante en este tipo de vehículos. 

La mayoría de la población vive en áreas contaminadas

La compañía Mann+Hummel, también alemana y especialista en filtros de todo tipo, ya desarrolló en 2017 una propuesta eficaz y sencilla para paliar el problema medioambiental derivado de los frenos. Para ello patentó una carcasa, adaptable a cualquier pinza de freno, que contiene un filtro de acero inoxidable para recuperar las partículas liberadas por la acción de las pastillas en su rozamiento con el disco. Según el fabricante, el dispositivo, adaptable a cualquier tipo de vehículo, puede reducir hasta un 40% el polvo de frenado y su coste es inferior a 100 euros por rueda. 

Este problema va a convertirse en el nuevo foco de las medidas anticontaminantes en el mundo, ya que el 92% de los seres humanos viven en zonas donde la contaminación atmosférica rebasa los niveles permitidos por la OMS. Y el 90% del polvo generado por los coches al frenar contiene partículas ultrafinas que suponen un riesgo para la salud.

Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, Twitter o Instagram

Sobre la firma

Juan Luis Soto

Cuatro décadas informando sobre el mundo del motor y probando coches de todas las categorías. Después de trabajar en diversos medios especializados (Velocidad, Auto1, Solo Auto, Motor 16, Car and Driver, EcoMotor...), ahora en Prisa Media para seguir cubriendo la actualidad en plena revolución tecnológica del automóvil.

Más Información

coche diesel
Freno de estacionamiento

Newsletter ElMotor

Recibe la newsletter de EL MOTOR con toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia.

Apúntate

Servicios ELMOTOR

Encuentra los mejores talleres, seguros, autoescuelas, neumáticos…

BUSCAR
Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no